domingo, 27 de febrero de 2011

DEPRECIACIÓN


Tenía algunos sistemas que estaban deteriorados. El desgaste había dejado sus huellas.

Muchos elementos habían perdido eficacia y parecía que su vida útil se acortaba.

Había caído en una casi total obsolescencia, pues en comparación con otros, ya no daba el rendimiento esperado, y cuando esto ocurre, el abandono es inminente.

Además un percance estropeó, no hace mucho tiempo, más de un elemento básico.

Había sido bello, útil y robusto, pero ahora el tiempo había provocado desgaste, deterioro y obsolescencia.

Iba a costar reparar todo aquello.

¿Estado de ruina? Para declarar el estado de ruina se requiere valentía.

Sin embargo, había que tomar una decisión: abandono, restauración integral o dejar que cayera de puro viejo.

Después de mirarle a los ojos pensé ¡Pobre cuerpo enamorado!

viernes, 25 de febrero de 2011

Antes de que yo naciera

Unos años antes de que yo naciera había en Europa cosas como estas:
La nariz (1947) Alberto Giacometti



Voluntad de poder (1946) Jean Dubuffet



Y se decían cosas como estas:
Henri Michaux



Alberto Giacometti

Han pasado los años y parece que todo sigue igual.

jueves, 24 de febrero de 2011

La puerta del Infierno


Unas palabras apócrifas de la Puerta Máxima al Can Cerbero

Per me si va ne la città dolente
per me si va ne l’etterno dolore
per me si va tra la perduta gente

Tú, Can Cerbero, condenado a moverte a cuatro patas, pasas sin agacharte por debajo del dintel. La escasez de mi altura, sólo seis palmos, obliga a agacharse a todos demás, los infelices que han atravesado el Río del Muertos. El grosor del batiente y del marco hace temblar a todos los que aquí llegan y cuando Caronte aparece con la barcaza cargada y con el picaporte llama con violencia, me abro de par en par. La gran masa de bronce viejo de mis dos batientes hace chirriar las siete bisagras oxidadas. Habrá, compañero Can Cerbero, que vaciar el buche de las lechuzas para sacar el aceite que llevan dentro y engrasar los herrajes.

Siempre el monótono movimiento de abrir y cerrar, y así eternamente. El marco de hierro y las jambas negras de basalto bien cortado tienen que soportar los empujes cada vez que se cierra el Averno.

Nunca nadie de los que aquí han entrado a podido salir. Tu siempre aquí, Can Cerbero, centinela eterno, compañero, pero, nunca amigo, pues la amistad no existe por estos pagos.

Sitúate aquí, a este lado del Averno, ahora haz la centinela feroz, con rabia. Impide que nadie de los de dentro se acerque, pues ha de venir Caronte una vez más, a descargar la gabarra.

Es oscuro el limbo, desde aquí hasta el Río de los Muertos sólo existen los rayos de la luz del fuego eterno. La luz que atraviesa por mis grietas e ilumina ténuemente la llegada del barquero. Con esta iluminación tan mortecina le basta al barquero para clasificar aquellos a quienes el tiempo ha cortado las amarras y ahora se adentrarán a las llamas y al dolor.

Mirad la inscripción, infaustos, aciagos e infelices.

Lasciate ogne speranza voi ch'intrate

Abandonad toda esperanza, porque nada es lo que parece, ni siquiera este Infierno temido que queda detrás de mí. Detrás de la Puerta Máxima.

Abandonad el terrenal baile de máscaras, abandonad, también, toda certeza vosotros que observásteis con sigilo sacramental la realidad y no quisisteis invertir ningún esfuerzo.

Y tú vigila, Can Cerbero, deja que Caronte haga su trabajo de clasificador eterno, que ponga cada infortunado en su sitio.

Caronte, maldito barquero, ve poniendo todo en cada casilla. Cada pecador en el saco que le corresponda y que el esfuerzo te joda.

Avaros y usureros o sea tacaños.
Tragaperras y disipadores o sea embaucadores.
Ladrones y tramposos o sea saqueadores.
Lujuriosos y sodomitas o sea lascivos.
Rufianes y alcahuetes o sea rufianes.
Glotones y tragaldabas o sea triperos.
Pródigos y derrochadores o sea malgastadores.
Iracundos y displicentes o sea felones.
Aduladores y cortesanos o sea lameculos.
Hipócritas y malos consejeros o sea obrepticios.
Falsarios y adivinos o sea embarulladores.
Herejes e impíos o sea heresiarcas.
Simoníacos y cismáticos o sea hereticales.
Dictadores y tiranos o sea déspotas.
Homicidas y suicidas o sea matadores.
Corruptos y sobornadores o sea untadores.
Deshonestos e inmorales o sea inicuos.
Contaminadores y adulteradores o sea infectadores.
Embaucadores y estafadores o sea araneros.
Gandules y vagos o sea haraganes.
Racistas y xenófobos o sea patrioteros.
Belicosos y peleones o sea pendencieros.
Maltratadores y violentos o sea represores.
Egoístas y mezquinos o sea ruinines.
Pederastas y pedófilos o sea bujarrones.
Esotéricos y embaucadores o sea falaces.
Mentirosos y insidiosos o sea arteros.

¿Has terminado? Maldito seas.

miércoles, 23 de febrero de 2011

siglos oscuros

Los siglos oscuros pesan como una losa,
comenzaron cuando los relojes
se ponían a cero y el tiempo pasado se borraba.

Fueron derribadas las termas
y con los sillares de Augusto construyeron chozas,
levantadas con sigilo en el bosque escondido,
lejos de las ciudades desiertas.

El caballo de Atila sólo pisó la hierba,
otros aplastaron el ágora callada.
Los pergaminos fueron rasgados
y jamás el faro de Alejandría volvió a iluminar.
Todo se sometió a un solo Dios
que había pactado con un solo pueblo.

El olvido cayó sobre Knossos y Sunion.

El deseo se trasladó del conocimiento al instinto,
el amor subió de la memoria al cielo,
lejos del corazón de los hombres,
y la imaginación se convirtió en locura,
mientras las bóvedas, cada vez más pesadas,
se apoyaban en muros más y más gruesos
y del interior oscuro, las voces del miedo
anunciaban que al principio fue el Verbo
y entre el Pantocrátor y los retablos nadie recordaba
que al principio fue Cronos: el tiempo.

Los delfines, el Príncipe de los Lirios
y las diosas de abundantes ubres
fueron sustituidos por códices
y martirologios de tintas sangrientas.

Sederunt Principes entre el barro y el púlpito.

Con las monodias se mezclaban
los retortijones del hambre.

Ningún canto hasta
la llegada de Beatrice a sus nueve años.

Permanecen hoy, aún admiradas, las piedras románicas.


original en catalán


Pesen com una llosa els segles foscos
que van començar quan els rellotges
es posaven a zero i el temps passat s’esborrava.

Foren enderrocades les termes
i dels carreus d’August se’n van fer bordes,
construïdes amb sigil al bosc amagat,
lluny de les ciutats desertes.

El cavall d’Atila només va trepitjar l’herba,
altres aixafaren l’àgora callada.
Els pergamins foren esquinçats
i mai més va tornar a lluir el far d’Alexandria.
Tot es va sotmetre a un sol Déu
que havia pactat amb un sol poble.

L’oblit va caure damunt Knossos i Sunion.

El desig es traslladà del coneixement al instint,
l’amor va pujar de la memòria al cel,
lluny del cor dels homes
i la imaginació es convertí en follia,
mentre les voltes, cada anyada més pesades,
es recolzaven en murs més i més gruixuts
i de l’interior fosc, les veus de la por
anunciaven que al principi fou el Verb
i entre Pantocràtors i retaules ningú recordava
que al principi fou Cronos: el temps.

Els dofins, el Príncep dels Lliris

i les deesses d’abundoses mamelles
foren substituïts per còdexs

i martirologis de tintes sagnants.

Sederunt Principes entre el fang i el púlpit.

Amb les monodies es barrejaven
els retortillons de la fam.

Cap cant fins
l’arribada de Beatrice als seus nou anys.

Cap sonet fins
que l’amor va baixar del cel a la memòria.


Romanen avui, encara admirades, les pedres romàniques.

martes, 22 de febrero de 2011

Calçotada

Ha empezado la temporada de los calçots, estas cebolletas tiernas, dulces, jugosas, suaves, deliciosas que se hacen a la brasa, se mojan en una salsa hecha a base de ajos, almendras y avellanas tostadas, tomate asado, aceite, vinagre y ñora y el calçot con su pringue se traga sin vergüenza enfilando el manjar como si se tratara de la espada que se traga el faquir.

Cada año se celebran campeonatos de comedores de calçots y el campeón suele comerse unos 350 calçots cuando la dosis normal para un comensal sensato suele ser de 12 a 15 calçots.

La temporada pasada el campeón de los comedores de calçots se comió 3,2 kilogramos en 45 minutos, unas trescientas y pico cebolletas.

Este joven campeón, recio y vigoroso, después de la comilona declaró que superado el primer cuarto de hora de engullimiento de la cebolleta, tuvo que hacer un esfuerzo que transcendía lo físico y afirmó que para poder continuar

debes hacer un ejercicio mental fuerte.

domingo, 20 de febrero de 2011

SIMÓNIDES DE CEOS

ODA I

De cuatro cosas

Es excelente cosa
tener salud robusta y deliciosa;
y tener lo segundo
buen natural, es lo mejor del mundo;
ser rico lo tercero
sin conseguir con fraudes el dinero;
lo cuarto, sin testigos
pasar la pubertad con los amigos.


ODA II

De la muerte

Las fuerzas humanales
son débiles y flacas.
Vano y ligero el pensamiento suyo,
y en una corta vida
el hombre sufre males sin medida.

A todos igualmente
la misma muerte alcanza;
nadie rehúye su furor sañudo,
y el malo, como el bueno,
es fuerza que desciendan a su seno.

La era de la ostentación

La era de la ostentación ha pasado con más pena que gloria. Ahora que hemos entrado de lleno en la crisis sistémica (hasta ahora era sólo una pre-crisis) vemos como se ha acabado la fiesta del consumo.

Los comercios abarrotados y con escaparates rutilantes, que disponían toda su maquinaria publicitaria para recaudar las pagas extraordinarias de la ciudadanía, deberán ir cerrando, pues no habrá dinero para dispendios innecesarios ni para satisfacer aquella ostentación de vanidades que iluminábamos con las bombillas del despilfarro.

El periodo de ostentación y de malversación que hemos dejado atrás es una historia inmediata que habla de guerras y de grandes dictaduras. Se puede asegurar que nunca el hombre había vivido con tanta comodidad y bienestar, pero nunca las guerras habían provocado tantas muertes. El siglo XX con dos guerras que han devastado Europa. El nacimiento de regímenes totalitarios que han hecho de la incivilidad la razón de su existencia. El Holocausto, el Gulag, el millón de muertos en la guerra civil española y tanta y tanta barbarie han hecho que un autor nombrara el siglo XX como el Siglo de la Megamuerte, y después de eso ninguna luz nueva parece despuntar en el horizonte.
Las organizaciones de ayuda, de beneficencia o de solidaridad, que tantos corazones confortan, se fundamentan en el dolor y su razón de existir es el dolor. Y no quiero hablar del desastre ecológico o de las fechorías que ha de soportar la naturaleza.

No parece que el progreso se asiente en la razón, más bien parece que todo se afianza en la razón del dinero y de las plusvalías inmediatas.

No creo que al final tengamos que ir recogiendo mendrugos de pan por las calles, pero sí que parece que unas nieblas oscuras nos esperan. También esplendor del Imperio Romano siguió la larga oscuridad de la Edad Media.

sábado, 19 de febrero de 2011

PEDRES DURES

Imatge: Francesc Cornadó. Llibreta Negra.

Lapislàtzuli. Safir. Turmalina. Topazi. Ametista, Maragda. Certes calcedònies, esteatites o fluorites. Diamant.

Pedres dures, però a poc a poc, amb el temps, també esdevindran sauló.

viernes, 18 de febrero de 2011

Mediciones


Debemos completar el derribo
para dejar los cimientos al descubierto,
también éstos deberán ser arrancados
para poder medir sin estorbos,
sobre el terreno el odio, la vanidad y el amor,
también la belleza y los sueños de los sabios.

Hay, sin embargo, un problema técnico,
los sistemas de medida disponibles
no permiten medir nada
que no tenga peso o extensión,
tampoco el gozo de la aurora
ni el rojo encendido de los rubíes.

jueves, 17 de febrero de 2011

Una cuestión de superación

La superación del padre es la madurez. El complejo de Edipo constituye uno de sus motores.

Luego, más adelante, ya maduros, relativizamos y nos damos cuenta que la superación es bien poca cosa, tan poca cosa como el progreso de la civilización.

No puedo dejar de citar a Horacio (Odas 3,6,46)

Aetas parentum, peior avis, tulit nos nequiores, mox daturos progeniem vitiosiorem.

La edad de los padres, peor que la de los abuelos, nos engendró a nosotros, aún más malvados y destinados a tener una descendencia más degenerada.

miércoles, 16 de febrero de 2011

tercer soneto del geómetra

3.

Repugnaba ensuciar tapizados,
todo era pulcro en los palacios de Venecia,
era necesario un método limpio que no pringara.
Mejor el veneno que el cuchillo o la espada.

No hice planos ni afilé cuchillos
para odios y venganzas, bastaba
con los frascos de pócimas y sucos
bien combinados. Nada de geometrías.

Y dejé el compás durante años
y el cartabón sobre la mesa vieja
pero la guerra se extendía hacia Oriente.

Veneno o puñal, las mismas auroras,
y jóvenes fuertes como encinas que caían
lejos de palacio, lejos de los tapizados.


original en catalán

3.

No convenia embrutar entapissats
tot era pulcre als palaus de Venècia,
calia un mètode net que no enllardissés.
Millor el verí que el coltell o l’espasa.

No vaig fer plànols ni esmolar ganivets
per a venjances i odis, prou n’hi havia
amb els flascons d’apòtzemes i sucs
ben combinats. Res de geometries.

I vaig deixar el compàs uns quants anys
i el cartabó damunt la taula vella
però la guerra cap Orient s’estenia.

Verí o punyal, les mateixes aurores,
i joves forts com alzines que cauen
lluny de palau, lluny dels entapissats.

martes, 15 de febrero de 2011

Malévich

Entre la primera imagen, Suprematismo 58, y esta segunda que sigue
media la amargura.







Las palabras de Malévich quedan en nada después de la represión política.

La vanguardia, el avance formal y la carga revolucionaria del Suprematismo de Malévich quedan anulados por el realismo soviético que Stalin impuso con mano de hierro.

Aquel Suprematismo de Malévich que reducía los elementos pictóricos a la mínima expresión (el cuadrado, el círculo, el plano puro y la cruz) y que suponía según expresión del propio Malévich un sistema completo de construcción del mundo, queda reducido a un esquematismo realista que es pura expresión de la represión política. En esto radica su valor. Es un valor de comunicación, de puro dato. No es un valor formal.

En efecto, fue una represión política en toda regla. En 1930 Malévich es detenido e interrogado y algunos amigos queman algunos de sus manuscritos.

Su obra, definitivamente abandona el empuje progresista del Suprematismo y se aposenta con dolor en la figuración.Justificar a ambos lados

UN POETA ESQUECE OS DÍAS DE CHUVIA

Imagen. Francesc Cornadó. Llibreta negra

Alvaro Cunqueiro

...O que dunha nuben se lembre, ese morrendo está.
Todo pende pra que o mundo morra en que un
poeta esqueza os días
en que chovía no mundo.

.........

...Quien se acuerda de una nube es que muriendo está .
Para que el mundo muera todo depende de que un
poeta olvide los días
cuando llovía en el mundo.

Johann Wolfgang Goethe



ANANKÊ, Nötigung

Da ist's denn wieder, wie die Sterne wollten:
Bedingung und Gesetz; und aller Wille
Ist nur ein Wollen, weil wir eben sollten,
Und vor dem Willen schweigt die Willkür stille;
Das Liebste wird vom Herzen weggescholten,
Dem harten Muß bequemt sich Will und Grille.
So sind wir scheinfrei denn nach manchen Jahren
Nur enger dran, als wir am Anfang waren.

ANANKE, Fatalidad

Y vuelve de los astros el deseo:
condición y ley. Toda voluntad
es tan sólo querer porque debemos,
por eso calla la arbitrariedad.
Del alma se expulsa lo más amado,
al duro deber se adapta el capricho.
Somos pseudolibres al cabo de años,
pero más reducidos que al principio.

lunes, 14 de febrero de 2011

La poesía como proemio

fotos: Jaume Maymó

La poesía nace de la observación, se alimenta de la luz y colores del paisaje, del dolor y el amor de los hombres y de la intangibilidad del sueño.
Es como una hoja que tras recibir la savia fresca de la tierra se seca y cae y forma un sustrato que nutre el arte.
Es anterior al arte. La música, la pintura, la arquitectura son tributarias de las hojas secas.

Si de la metáfora hacemos reflexión -como más de un filósofo romántico ha hecho y también más de un pensador neoclásico- podemos concluir que el arte nace en la podredumbre, de algo corrompido, dado que las hojas secas sólo sirven de abono cuando se pudren.

Sustrato podrido de hojas secas o verdes arboledas iniciales, la poesía configura jardines de flores olorosas, cuyo aroma nos resulta desconocido. A veces se trata de emanaciones secretas o de efluvios inéditos. Estas sensaciones volátiles se instalan en la pituitaria como un hospedaje cómodo de quien no conocemos su fisonomía.

Pasa el tiempo, y más allá de estas percepciones fugaces, cuando parece que su impresión ha quedado almacenada, para siempre, en un estante olvidado del recuerdo, divisamos, de repente, realidades que tienen un aroma que, a la primera impresión con su olor inicial nos parece nuevo, pero que, ahora, de repente, ya no nos resulta desconocido y, entonces, la cara extraña de la realidad nos reporta a un rostro conocido que sonríe sin aspavientos entre las flores de los jardines de la memoria. La poesía es el poso previo de un recuerdo, es la cantera del déjà vu.

Tras la confusión al pie de la torre de Babel tuvimos que encontrar el nombre de las cosas e hicimos de cada palabra un hallazgo artístico, es decir, tuvimos que dar nombre a las sombras prístinas y la claridad. Para ello sólo había que dejar que la morfología de las rocas, el vuelo de los pájaros y el rumor de los meandros se ciernen sobre el egoísmo y decididamente la naturaleza imitara el arte nuevo de la palabra.

Así, la poesía, como arte de la palabra, tuvo que comprometerse, ya desde el principio, a devolver el anagógico sentido de la naturaleza y hacer evidente el vínculo entre la belleza de la palabra y la belleza de lo que expresa
o hacer evidente la tensión entre la palabra preciso y el dolor de lo que expresa.

Además de este sentido inicial de la poesía, hay que considerar objetivamente, tal como manifestaba el poeta de Sinera, que la poesía debe salvar las palabras y devolver el nombre de cada cosa.

domingo, 13 de febrero de 2011

Tres hijos muertos o casi. Ejemplos de amor filial.

Guzmán el Bueno. Ejemplo de fidelidad al rey


Alonso Pérez de Guzmán - Guzmán el Bueno - hijo bastardo de Don Pedro Núñez de Guzmán, nacido en León el día de San Ildefonso de 1256 defendió por mandato del rey Sancho IV la plaza de Tarifa, plaza amenazada por el tío del monarca, el infante don Juan al que ayudaban meriníes y nazaritas.
Después de días de asedio, el ejército sitiador al mando del infante Don Juan amenazó a Guzmán el Bueno con matar a su hijo Pedro Alonso que tenía entonces 18 años, pues lo tenían en su poder.
Lo maniataron, se lo presentaron a Guzmán y amenazaron con degollarlo ante su presencia si no les era entregada la plaza de Tarifa. La negativa de Guzmán el Bueno fue clara, dijo que la villa no se la rendiría a nadie. Y en cuanto a la muerte de su hijo, ofreció su propio cuchillo para que lo mataran, añadiendo que además de darles el cuchillo les daría otros cinco hijos si los tuviese pero jamás entregaría la plaza de Tarifa, que su señor el rey le confió.
Naturalmente el hijo de Guzmán el Bueno fue degollado y su cabeza fue catapultada al interior de la muralla de Tarifa.

Con esta muestra de amor hacia su hijo y por esta acción de fidelidad al Rey, Alonso Pérez de Guzmán ganó tal reputación que pasó a la historia con el nombre de Guzmán el Bueno.

Abraham. Ejemplo de amor a Dios


El patriarca judío, el primero de los patriarcas común de las tres religiones monoteístas, es un personaje significado por ser el que pactaba con Dios, y conocido por el relato del sacrificio de su hijo Isaac a Dios (Génesis 22:1-19).
Según las Escrituras Isaac era un muchacho cuando Dios pidió a Abraham que lo sacrificara. Abraham anduvo durante tres días hasta llegar al sitio señalado por Dios, el túmulo donde debía asesinar a su primogénito. Isaac cargaba con la leña para la hoguera del holocausto mientras preguntaba a su padre donde estaba el animal que debían sacrificar, Abraham respondía que Dios proveería, Dios siempre provee. Bien sabía el patriarca que no habría cordero ni otro animal para el sacrificio. Llegados al túmulo Abraham levantó el cuchillo para sacrificar a su hijo primogénito y en aquel momento un ángel de Dios detuvo la mano del patriarca impidiendo el golpe fatal.

Con esta muestra de amor hacia su hijo y por esta acción de fidelidad, Dios compensó a Abraham con una descendencia sinnúmero.


Felipe II. Ejemplo de fidelidad a la Iglesia Católica


Este rey absolutista español (1556-1598). Hijo del emperador Carlos I y de Isabel de Portugal, llegó a ser el monarca más poderoso de su tiempo en su reino jamás se ponía el sol.

Fue un hombre de profunda religiosidad, no tuvo otra preocupación en su vida y su gobierno que la preocupación por la defensa de la fe católica, principio al que dio proyección universalista dada la extensión y el carácter imperial del legado recibido.

Se propuso contener, disponiendo todos los medios y recursos, el avance del protestantismo, y cualquier otra herejía. Esta fue, sin duda, la mayor preocupación del monarca español. En este sentido, instó la reanudación del concilio de Trento, que confirió un carácter combativo a la Contrarreforma, y revitalizó la Inquisición para actuar contra la herejía. Esta actitud desencadenó a partir de 1568 la sublevación de los moriscos de las Alpujarras y de los Países Bajos, reprimidas por don Juan de Austria y el duque de Alba, respectivamente. Tales revueltas coincidieron con una fuerte ofensiva otomana en el Mediterráneo, que detuvo en 1571, cuando la flota de la Liga Santa logró la concluyente victoria de Lepanto.

Tal fue su fanatismo religioso que ante el avance de las doctrinas reformistas llegó a afirmar:
Y aun si mi hijo fuera hereje, yo mismo traería la leña para quemarle.

Con esta muestra de amor hacia su hijo y por su acción integrista contra los herejes, Felipe II pasó a la historia como uno de los más grandes reyes de España.

sábado, 12 de febrero de 2011

El libro del bufón







Das Narrenbuch
El libro del bufón

HUMANO DEMASIADO HUMANO
Friedrich Nietzsche







¡Nada de disculpas! ¡Nada de perdón!
¡Prestad, vosotros, alegres, libres de corazón,
a este libro irrazonable
oído, corazón y cobijo!
¡Creedme, amigos, no como maldición
fue mi sinrazón!

Lo que yo encuentro, lo que yo busco,
¿estuvo jamás en libro alguno?
¡Honrad en mi a la estirpe de los bufones!
¡Aprended de este libro del bufón
cómo la razón entra "en razón"!

Por tanto, amigos, ¿que así sea?
¡Amén! ¡Y hasta más ver!

Erik Satie

Haría falta que la orquesta no gesticule cuando un personaje entra en escena ¿Acaso gesticulan los árboles del decorado?
Debemos tener una música propia, sin choucroute, si es posible.

Debussy, empuja a Erik Satie a liberarse de la aventura wagneriana.

¿Fue Erik Satie un humorista farsante o un músico innovador?

A Satie lo encontramos no vestido, sino disfrazado de bohemio de la época. Trabaja como sablista a sueldo componiendo preciosas piezas populares y valses para ser cantados, piezas semiserias, semigraciosas, con títulos asombrosos: Trois danses de travers (Tres danzas al revés), Trois airs à fuir (Tres melodías para huir), Pièces froids (Piezas frías).

Y da a los interpretes indicaciones de como deben ejecutar la partitura: “repelente y huraño”, “hipócritamente”, “modestamente”, “moderado muy aburrido”, “eche usted a correr”.

Parece que se esté mofando de todo cuando ante sus Gymnopédies o sus Gnossiennes dice:
Ruego que aquellos que no comprendan nada observen el más respetuoso silencio y adopten una actitud total de sumisión, de total interioridad.

viernes, 11 de febrero de 2011

Sonetos del geómetra

para Elena Clásica

soneto número 2.


Hay que hacer muchos planos, muchas horas de cálculo
y dibujar claras geometrías,
para hacer el artefacto eficaz para la guerra
y emplear el ingenio al servicio de la muerte.

Lo pedían los Sforzza, los Medici
y hoy, a los sabios, aun se lo piden:
"debe brotar sangre en las fuentes de la ciudad,
hay esparcir las plagas por la tierra "

Poco a poco se afina el salvajismo,
edificamos castillos de baratijas y neón
y a base de odios conseguimos más pan.

Los trazados son los de siempre: líneas, puntos,
algún segmento impreciso que no se corta
y la tangente tocando un círculo oscuro.

original en catalán

sonet número 2.

Cal fer molts plànols, moltes hores de càlcul
i dibuixar clares geometries,
fer l’artefacte eficaç per la guerra
i emprar l’enginy al servei de la mort.

Ho demanaven els Sforzza, els Medici
i avui, als savis, encara els ho demanen:
“cal tornar en sang les fonts de la ciutat,
cal escampar les plagues per la terra”

A poc a poc s’afina el salvatgisme,
bastim castells de quincalla i neó
i a força d’odis aconseguim més pa.

Els traçats són els de sempre: línies, punts,
algun segment imprecís que no es talla
i la tangent tocant un cercle fosc.

Murs amb escletxes

Las palomas aman la buena arquitectura,
las antiguas paredes de piedra,
los fríos muros con grietas
que contienen papelitos escritos
con lamentaciones encendidas.

Las palomas más viejas entienden el lenguaje
de los monumentos del pasado
que hunden sus raíces
en los fundamentos de la historia,
y en vuelo concéntrico sobre los cimborrios
preservan la unión de los sillares con la tierra.

Vuelan sobre las plazas donde el paso urgente
ha sustituido la reunión: ágora olvidada.

Las palomas conocen muy bien capiteles y arcadas,
saben de qué porches tienen que huir
para volar lejos, muy lejos, fuera de la villa
para ir en busca de la rama de olivo
por los campos y bajo una nube de gavilanes.


original en catalán


Els coloms estimen la bona arquitectura,
les antigues parets de pedra,
els freds murs amb escletxes
que contenen paperets escrits
amb lamentacions enceses.

Els coloms més vells entenen el llenguatge
dels monuments del passat
que enfonsen les arrels
als fonaments de la història,
i en vol concèntric damunt els cimboris
preserven la unió dels carreus amb la terra.

Volen per les places on el pas urgent
ha substituït la reunió: àgora oblidada.

Els coloms coneixen molt bé capitells i arcades,
saben de quins porxos han de fugir
per volar lluny, ben lluny, fora la vila
per cercar la branca d’olivera
entre els camps i sota un núvol d’esparvers.

jueves, 10 de febrero de 2011

Grietas


Llegué a pensar que Voltaire hablaba de arquitectura cuando decía:

Estad seguro, más bien, cuando veis una antigua fiesta, un templo antiguo, de que son obra del error: este error se acredita al cabo de dos o tres siglos; al fin se vuelve sagrado, y se construyen templos a unas quimeras.

Sí, yo creí que hablaba del envejecimiento de las construcciones, que al cabo de los siglos aparecían grietas en las estructuras más sólidas. Pero no, parece ser que entre las piedras surgen patologías más malignas que las propias de la construcción.

Los tres monos místicos















La Verdad

El concepto de verdad o, por lo menos, el de la posesión de la verdad, se encuentra en el fondo de todo dogmatismo, la Verdad con mayúscula es la raíz de los fanatismos.


Para la provisión del pan y para la perpetuación de la especie, no hace falta recurrir a la verdad.

La Verdad es casi siempre una mentira que nos creemos porqué lo necesitamos. La verdad, pues, no se encuentra, no sale de la nada, no forma parte del estado natural; la verdad la crea el hombre y quizás esta creación la realiza por su limitación de aprehender la complejidad de su existencia.

En el camino hacia la supervivencia cada uno elabora su sistema de verdades o su propia verdad en singular, pero al final resulta que todo ello es un cúmulo de errores irrefutables.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Vuelvo a Pau Casals


Vuelvo a Pau Casals y ahora sospecho. No se trata de ningún recelo referente al gran violonchelista sino respecto a las suites para violonchelo solo de J.B. Bach.

Ya hace tiempo que sospecho que las seis suites no fueron escritas originariamente para violonchelo y que fue Pau Casals quien las transpuso o adaptó para su instrumento.

Sabemos que muchas de las obras de Johann Sebastian Bach carecían de indicación respecto a la instrumentación, que muchas veces se limitaba a indicar un conjunto instrumental sin especificar el número de instrumentos y que en muchas ocasiones sus obras son experimentos para ser interpretados con una formación musical u otra, según la disponibilidad del momento.

He pensado que las suites para violonchelo fueron escritas también como un experimento sobre un timbre de cuerdas graves, o algo afinado a quintas que podía parecerse a un violonchelo. En estas suites nos encontramos con afinaciones diferentes a la natural del violonchelo que es: do, la, re, sol.

No pienso en la viola da gamba, aunque Bach fuera un notable violagambista, pues la resonancia y brillo de las suites no concuerda con la sutil morbidez de la viola da gamba.

En la suite número 5 (BWV.1011) en do menor nos encontramos que el instrumento debe afinarse a sol, re, sol, do, lográndose de esta manera unas resonancias que un violonchelo, en su afinación natural, no consigue. Se trata de una suite para ser tocada con un violonchelo “scordato”, esto es una forma diferente de la habitual, afinando la primera cuerda (la) un tono por debajo de lo normal (sol).
Total un experimento, nada raro, pero experimento al fin y al cabo.

Por otra parte, la suite número 6 (BWV.1012) está escrita para un instrumento de cinco cuerdas que durante mucho tiempo fue descrito como si fuera la "viola pomposa", y cuya invención se atribuía sin razón a Bach. Más aguda que las otras cinco suites, sin duda ésta fue pensada para un violonchelo piccolo de cinco cuerdas (de aguda a grave: Mi, La, Re, Sol, Do). Esta suite es la más difícil de tocar en un violonchelo normal. Otro experimento.

No existe manuscrito autógrafo de estas suites, sino varias copias debidas a Anna Magdalena, segunda esposa de Johann Sebastian, a Westphall y a Johann Peter Kellner, organista y amigo de Bach.

Y aunque es habitual creer que Bach compusiera estas obras para dos violonchelistas de la orquesta de la corte de Cöthen: Bernard Linigke y Karl Ferdinand Abel, Nos cuesta creer que las suites fueran composiciones originarias destinadas a violonchelo.

Pues bien, sean experimentos o invenciones para cuerdas graves, el caso es que Pau Casals las ordenó y nos mostró con absoluta maestría este monumento sonoro.

Bendita adaptación la de estas suites que tanto admiro y que me han proporcionado momentos de verdadero goce estético.

Pau Casals

No voy a hablar de la inigualable interpretación que Pau Casals hace de las seis piezas de concierto (suite) para violonchelo y clave de Couperain.

De todos es conocida esta interpretación que roza las más altas cotas de la sensibilidad humana, sobre todo las piezas 3 y 4 donde el maestro da a cada compás el tono perfecto, expresado con vibraciones contenidas y de longitud precisa. El uso de las cuerdas de tripa añade un color aterciopelado, suave y de acentos cercanos, tanto, que rozan nuestra piel como caricias delicadas. Ahí podemos intuir como debe ser el ideal de belleza. El vigor que percibimos en la pieza número 6 nos enseña también otro ideal: el de la fuerza del alma humana.

Pero, como he comentado, no quiero hablar de esta suite de Couperain. No, ni siquiera voy ha ser yo quien hable de Pau Casals, solo quiero dejar escrito algo que se ha dicho de este artista que transcendió los límites de la interpretación musical y luchó a favor de la paz, la libertad y los derechos de las minorías.

Voces nada menos que de Albert Einstein y de Thomas Mann:

Pau Casals ha sabido comprender con mucha clarividencia que el mundo corre más peligro por parte de los que toleran el mal o lo alientan que por parte de los que lo cometen.
Albert Einstein

La frágil humanidad siempre ha necesitado hombres que salvaran su honor. Este hombre [Casals] es uno de ellos, de los que salvan el honor del género humano.
Thomas Mann

martes, 8 de febrero de 2011

Ahora que las nubes velan la luz del sol


Ahora, que las nubes velan la luz del sol
ya no habrá que esperar que llegue la tarde.
No me deslumbran los rayos de sudor encendido
y la oscuridad de la noche no ha esparcido,
aún, bandadas de mosquitos hambrientos.

La claridad plácida peina las ventanas.
El tiempo es lento en la estancia de arriba
y las cortinas han perdido su color.
La luz se detiene en la distancia corta
y al fondo, tiembla la valla del jardín.

Los enfoscados de los muros se estropean.
El tiempo hace estragos y extiende su desazón fría
que te protege del miedo y del espanto.
Juntos construimos la cordura que trae malas noticias
y dibuja mapas de improbables países,

que reconocemos desde siempre.
Son aldeas perdidas y sospechosas.
Desvío la mirada y contemplo: el océano de Florencia,
el prohibido túmulo de Polinices,
o el peligroso mar de Escila y Caribdis.

No he tenido que esperar al décimo tercer mes
bajo la sombra del baobab, sólo me falta la luz
amortiguada, que, maligna, aclara
el ojo cegado, y que despierta insomnios
para ver más claro bajo las farolas de luna.

No hay espejismos, ni aquí ni en el horizonte,
sólo la bestia que sube del abismo.
Es la misma de siempre, la desgarbada,
la que tiene los ojos ensangrentados y los pies de azufre,
la que pide venganza en nombre de dios.

Ya lo ves, detrás de los cristales y cortinajes,
al octavo día de la semana, con sol
de plata escabrosa, no aparece nada nuevo,
nada que no fuera el enemigo conocido
que te conoce los pasos por los caminos de la mar.

Clivells




--- A Deomises ----

T’has hagut d’empassar un mot,
com t’obliguen a fer-ho sovint,
és un oli amarg o un codony verd de mal pair
que deixa senyals evidents a la llengua.

No has pogut cridar ni escopir la fel
i t’has mossegat el llavi, gesticulant.
Les dents són interjeccions que marquen els llavis
que es ressenten del mossec i arriben a clivellar-se.

Amb la llengua senyalada i amb el llavi tallat
se t’altera el lliure flux de les paraules
i t’has d’empassar més mots, fins a callar.

Vindrà el dia que per exclamar-te aixecaràs oceans de silenci
i per evitar els clivells sagnants a les aixelles
caldrà que els aixequis amb un ganivet a la mà.

lunes, 7 de febrero de 2011

La Carta de Egina


DECLARACIÓN ETERNA DEL PASO EL TIEMPO

La Carta de Egina

Llegadas de los confines de la mar y reunidas en la isla de Egina, las diosas del tiempo, como conocedoras del eterno giro de la rueda de los días, después de reflexionar sobre los vínculos del hombre con la historia, de su determinismo temporal y de la brevedad de su existencia,

proclamamos:

Primero.- El tiempo pasa inexorable sin que ningún mortal pueda detener o desviar el curso de los días.

Segundo.- La fertilidad de la tierra da los frutos según el ciclo de las estaciones y las cosechas siguen la rueda del tiempo.

Tercero.- La continuidad de los solsticios no puede ser alterada pues de ello depende la provisión de los alimentos.

Cuarto.- Los hombres viven ligados al presente y no pueden modificar el pasado.

Quinto.- A ningún mortal le es permitido conocer la luz del futuro.

Sexto.- El último paso de los hombres, la muerte, es un paso sin retorno.

Séptimo.- La libertad es un bien supremo que no puede ser determinado por el paso del tiempo.

Octavo.- La razón permite que el hombre sea libre relativizando, así, la acción del tiempo.

Noveno.- Más allá de la isla de la razón sólo hay un mar de tiempo tenebroso.

Décimo.- La pesada carga de los deseos no deja que el hombre vuele más allá del tiempo y la razón.


Este decálogo lo proclamamos en Egina, en tiempo omnipresente, las diosas del tiempo:

Las Horas
La Balanguera
Las Parcas

DESVENTURA


Cuando me sobreviene algún mal enseguida reflexiono y me pregunto:

¿Por qué he deseado aquello que no debía?
¿Donde está mi error, qué he hecho mal?
¡Ay, pobre de mí!

Entonces viene Horacio y me dice:

Aún te espera otra desventura: la vejez balbuceando te sorprenderá enseñando el alfabeto a los niños de tu barrio.

Y tal es la desventura, que aquellos días que fueron los mejores, fueron también los que más veloces pasaron.

domingo, 6 de febrero de 2011

Sueño del mar

Zarpamos con vela extendida. El viento hincha las velas aún limpias. En el puerto, de Dice buscaremos la Justicia; de Eunomía y de Eirene la Disciplina y la Paz.

El viaje nos llevará por la alta cresta de espuma blanca de nuestra juventud. Primavera que pasa. Aquí y más lejos, los hermanos, en lento caminar, te mostrarán los secretos antiguos. Y tú, navegando ocioso, más de una vez deberás cerrar los oídos con cera blanda. El canto de las sirenas, cautivador, embestirá tu cordura. No pierdas ni el arte ni la razón, no te dejes seducir por sus palabras vacías. Dale a la vela toda su medida y que el viento te aleje a nuevos puertos.

Ennegrezcan las velas, pasarán las risas, y las flores de la juventud, marchitas, darán los frutos de otoño.

Deja siempre la carga estibada en los tinglados del puerto. No cargues las bodegas. Nada vale. El peso sólo puede desestabilizar la nave. Nada vale tanto como el equilibrio. Y tú, líbrate del peso de las pasiones.

La barca es frágil y, el mar bravo puede desestabilizar las cuadernas. Refuerza tu conocimiento y sabiduría y no creas que la rueda del tiempo se detiene. Y no creas que la vela es fuerte. Y no creas que la sonrisa es tan amplia. Y no te creas, tampoco, que son verdad todas las palabras de los hermanos, ni siquiera las tuyas. Soberbia vana, baratijas de charlatán.

En cualquier puerto el tiempo puede cortar las amarras de la nave y todo, en un instante, se puede hundir en el profundo mar de las tinieblas.

sábado, 5 de febrero de 2011

Venganza

Las formas de venganza han cambiado con el tiempo. Mutan, modifican las formas de aplicación y su aspecto estético.

Donde veíamos un puñal en tiempo de Cicerón o un escalpelo con Séneca, vemos ahora ingeniería financiera.

Estos materiales, puñales, dagas o cimitarras, gas mostaza o manipulación de precios son manejados y administrados por los que mandan.

Repartieron tortas, trazaron las líneas aciagas de las fronteras y ahora las multinacionales pactan el valor de las materias primas y la energía. Las formas cambian y cambian también los modales, pero, como dice la poeta polaca, el gesto de los brazos protegiéndose la cabeza, este, permanece.

En la Historia de las Malas Ideas, Eduardo Gil Bera escribe:

La sociedad se basa en la venganza. Dondequiera y siempre, naciones, pueblos, tribus, imperios, religiones, culturas o clases se definen por el establecimiento de un espacio-tiempo donde aquella, la innombrable, se regula y garantiza. Cada ámbito comunitario facilita e impone a sus socios los plazos, tasaciones y eufemismos para la venganza. De este modo nacen, pululan y caducan las voces más famosas: justicia, derecho, castigo, paraíso, dios, trascendencia, revolución, fe, amor, arte, inmortalidad... Y todas significan lo mismo.

jueves, 3 de febrero de 2011

LEONARDO

Tu sii solo, e tu sarai tutto tuo.
En esta soledad hallarás tu plenitud.


En este pensamiento expresado por Leonardo da Vinci podemos ver una autenticidad y una fuerza que demuestran que no se trata de una expresión de prudencia o sabiduría fáciles y pasajeras, sino que se trata de la auténtica piedra angular del universo artístico de este humanista.

Leonardo da Vinci es un fruto sazonado del Renacimiento. Hay en él un ansia de saber que desborda por todas partes y una euforia de descubrimiento que unifica su arte. La inteligencia del artista es rica en humores vitales y sujeta a la realidad, pero lo cierto es que de ella surge ese estilo internacional del siglo XV que conduce a la resolución dialéctica de lo real, tal como se viene anunciado en el siglo de las luces y como influirá la cultura contemporánea.

EL ARQUITRABE DÓRICO


El arquitrabe dórico es un elemento de equilibrio. No se trata de un equilibrio en sentido absoluto, pues sufre tensiones de flexión y transmite las cargas sobre la columnata. Formalmente no es un elemento de reposo, por su molduración expresa un movimiento de abajo a arriba y sin embargo las fuerzas que transmite van lógicamente hacia abajo, ahí hay pues, un efecto de contradicción formal.

El arquitrabe es un elemento de tránsito y debe su existencia, y se encuentra ahí donde está, en virtud de su función de transmisión y reparto de fuerzas.

La consideración del arquitrabe dórico como punto de equilibrio solamente la podremos entender si nos remitimos a su función y a su situación en la estructura. Lo que se construye sobre el arquitrabe (paños de cubierta, frontones, acróteras...) gravitan sobre él y se vuelven contra él en virtud de su peso y también en virtud de esta carga, el arquitrabe se equilibra.

Concluimos, pues, que se trata de un elemento de equilibrio y tensión al mismo tiempo y que en ningún modo puede expresar una idea de reposo.

Nota:
Con esta reflexión quiero aclarar las ideas a los apologistas de Gaudí.

miércoles, 2 de febrero de 2011

El cuervo de hierro


El cuervo que se ha posado en mi jardín es de hierro. Se nota.

No hay que temer a los cuervos de hierro, estos no levantan el vuelo.

Otros córvidos de pico robusto se desplazan en grupo, conocen el territorio, no pierden el tiempo en los jardines privados, van directamente a los ojos, son omnívoros y oportunistas. El cuervo común es muy inteligente, sabe lo que busca.

La mirada cosmética

El rimel de la amante corrige la mirada,
el fariseo cosmético esconde la malicia
de gata maula que se revuelca entre sábanas sucias.

Un mismo hecho puede ocurrir y puede no ocurrir, eso es precisamente lo que pasa.

Mantiene en la tela bordada un perfume de mentiras,
de errores y subterfugios bajo un hermoso claro de luna
que se justifican solas en la blancura del placer.

Luces y sombras entre el dolor y el placer, eso es precisamente lo que pasa.


----- original en catalán -----


El rimel de l’amant corregeix la mirada,
el fariseu cosmètic amaga la malícia
de gata maula que es rebolca als llençols bruts.

Un mateix fet pot ocórrer i pot no ocórrer, això és precisament el que passa.

Manté el cotó brodat el perfum de mentides,
d’errors i subterfugis sota un bell clar de lluna
que es justifiquen soles en la blancor del pler.

Llums i ombres entre el dolor i el plaer, això és precisament el que passa.

martes, 1 de febrero de 2011

Una presentación postista

imagen: BENEYTO -creador postista-

Poema de Antonio Baneyto leído por su autor para la presentación del libro ELS QUATRE MIRALLS QUADRÀTICS D'EN QUADRENY


PRESENTACIÓN EN ARTS SANTA MÒNICA


Manchas de aceite (bálsamo de María)
por pentagramas,
manchas de aceite (bálsamo de María)
por palabras.
Sin hostia (pan ázimo)
sin boca abierta,
sino atornillada.
Y la música
comulgando con la poesía.
Francesc Cornadó
y Josep Maria Mestres Quadreny
¿comulgando?
Mientras esta acción se realiza,
Ester Xargay y Carles Hac Mor
reflexionan,
reflexionan sobre el libro
Els Quatre Miralls Quadràtics d’en Quadreny
El copón de las hostias
(pan ázimo)
quedó olvidado en un rincón
de la sala .
Y el público abandonó
el lugar, silenciosamente.


Antonio BENEYTO

Thyrsis

Antoni Tàpies – Cames 1999

Thyrsis

Hic focus et taedae pingues, hic plurimus ignis
semper, et adsidua postes fuligine nigri.
hic tantum Boreae curamus frigora quantum
aut numerum lupus aut torrentia flumina ripas.


Tirsis

Brasas aquí, leña aquí resinosa y un fuego abundante
siempre y las vigas muy negra de tanto hollín cotidianio;
esos los fríos del cierzo aquí los miramos lo mismo
que la crecida a la orilla o el lobo de ovejas el cuánto.

Virgilio - Bucólicas

La nuit d'été


Joan Miró

Exigieron la definición del cielo