martes, 16 de octubre de 2018

Deshilachado


imagen quadern 4 - 2016. Francesc Cornadó

Todo aquí está deshilachado. Este “aquí” es la ciudad, el país y el universo entero, donde la coherencia es un concepto elegante para ir pasando el rato.

La unidad, el orden y la armonía que han sido considerados como las piedras angulares del edificio de la sabiduría, no son más que entelequias estéticas para intentar ordenar el caos.

Los barrocos exaltados nos hablaron de la armonía de las esferas y aquello sólo fue un pasatiempo que no sobrevivió al colapso de la caída de l’ancien régime. Un engaño que sucumbió porque no era nada. Y la nave continuó, haciendo de la historia un mal negocio. No hay en este negocio más objetivo que el que persiguen los que mandan, y no existe ni un orden ni una voluntad colectiva. Como tampoco existe ni orden ni voluntad en la naturaleza. No hay orden ni concierto.

La naturaleza no tiene, en sí misma, ninguna finalidad. No es sabia, ni tiene moral, ni es una madre, ni es una diosa. Es un conjunto de pedruscos y de seres vivos dispuestos aquí y allá, sin orden ni concierto o, como diría Bertrand Russell, “un enjambre de puntos y saltos sin coherencia”

En este enjambre cada avispa busca su celdilla, cada individuo arrima el ascua a su sardina, y sin mirar la inmensidad de la Vía Láctea se deleita con la estupidez infinita.

El orden y la coherencia no habitan en la natura. En el mejor de los casos los encontraremos donde no haya erosión, esto es: en el pensamiento abstracto. Hallamos orden, unidad, armonía y coherencia en la música, en las matemáticas y en alguna otra cosa de esas que la tramuntana no puede arrasar.

domingo, 14 de octubre de 2018

Unos días desconectado


 
Después de unos días de desconexión, me encuentro que resistir no es vencer, resistir es erosionarse.

¡Maldita sea!

domingo, 30 de septiembre de 2018

Entrevista



A raíz de la publicación de mi libro JARDÍ ARDENT, David Castillo me  ha hecho una entrevista que se publica hoy el periódico "El Punt Avui"

entrevista en el periódico EL PUNT-AVUI



http://francesccornado.blogspot.com/2018/03/jardi-ardent.html 

domingo, 23 de septiembre de 2018

Mundo fugaz


Aldikatu IV. 1973. Eduardo Chillida

Desconozco al autor de esta estrofa al “itálico modo” y me permito traducirla.

Considera questo mondo fugace così:

Come le stelle che si dissovono
Come le bolle in un ruscello
e la rugiada che evapora
e come un sogno
e una candela che varilla
e come un sogno.
  

Considera este mundo fugaz así:

Como las estrellas que se desvanecen
Como las burbujas en un arroyo
o el rocío que se evapora
y como un sueño
como una vela que titila
y como un sueño.