sábado, 3 de abril de 2021

Parada

 

 Aprovecho estos días de primavera para hacer una parada técnica de este blog.

 

Estaré desconectado una temporadita.

 

Hasta pronto.

martes, 30 de marzo de 2021

El silencio de Euterpe ya está en las librerías

 

Mi último libro

El silencio de Euterpe.

Breviario de silencios en la música de la modernidad

 

Editado por SD·Edicions en su colección Les Plaquettes

 

Ya dije en este blog que informaría de cuándo se podría disponer del libro, pues bien, ya podéis encontrarlo en las librerías.

 

Todavía no sabemos cuándo ni cómo se hará la presentación del libro. Ahora en tiempo de pandemia hay que andar con mucho cuidado.

 

domingo, 28 de marzo de 2021

Helmut Lachenmann

 

La música de Helmut Lachenmann está determinada por la fragmentación y la disolución. Este compositor alemán opina que la buena música antigua está agotada.

Músico de carácter vitalista, Lachenmann, se rebela contra lo moribundo y pugna por mantener vivo el arte musical. Recupera armonías y tonalidades atávicas y las diluye en el pentagrama creando un ambiente sonoro inusual.

 https://www.youtube.com/watch?v=GWEuqv-9z3w

  Mouvement (-von der Erstarrung) (1984) 


En Mouvement (-von der Erstarrung) de 1984 -Movimiento antes de la parálisis-, Lachenmann expresa la agonía de un cuerpo moribundo, los últimos estertores de la música. Son espasmos arrítmicos de una vida que se va.

El compositor utiliza la imagen del escarabajo patas arriba que intenta ponerse de pie y no puede y que, sacudida tras sacudida, irremisiblemente muere.

Escuchamos sonidos susurrados presentados por los instrumentos de viento, alarmas, percusiones, incluso nos parece recordar alguna melodía de Schönberg. Al final el estertor se desvanece en un ruido final.

jueves, 25 de marzo de 2021

Las comarcas

Ángeles Santos (Portbou, 1911 – Madrid, 2013)


 En Cataluña hay muchas comarcas. Las cuatro provincias catalanas, a la hora de parir comarcas, parecen conejas.

 

El provincianismo se queda corto, aquí todo es comarcal. Los habitantes de cada comarca consideran que sus guisos son mejores que los de sus vecinos, que su aire es más limpio y que sus niños son mejores los de todos los demás. Se creen superiores y desprecian todo lo que queda fuera de los límites comarcales. Son límites físicos y limitaciones mentales.

 

¡Hay tanta comarca y tanto desprecio! 

 

Se desprecia al prójimo, al vecino, al forastero y más de uno grita tourist go home.  La repulsa del otro se fundamenta en el prejuicio y trae como consecuencia la pérdida de respeto y el consiguiente incremento del odio.

 

El carácter provinciano o “comarcalista” se caracteriza por lo rudimentario. Suele ser áspero, de mirada gorda y elude la riqueza de matices.


Oportunistas y mesiánicos se afanan en juntar odios de una y otra comarca y crear con ellos una fuerza irracional que hace la vida imposible a propios y a ajenos.


¡Hay tanta comarca y tanto odio sin causa!

martes, 23 de marzo de 2021

El canto de la Parca

Alfred Kubin, The Fate of Mankind III (1902) Alfred Kubin

 

El último año de la vida de Juan Sebastian Bach fue un tormento. Una ceguera progresiva amargaba el ánimo del músico.  En 1750 fue operado de cataratas por el médico inglés John Taylor, algo que, en su época, resultaba tremendamente peligroso. Una complicación derivada de la intervención acabó con la vida del Cantor de Santo Tomás que falleció el 28 de julio de aquel mismo año.


Aquel martes, recobró repentinamente la vista. Y Bach, algo transpuesto, pidió a su esposa:


-Haced un poco de música.


Ana Magdalena cantó para él un fragmento de la coral BWV 106:


Es ist der alte Bund:
Mensch, du mußt sterben!

Es la antigua ley:

¡Hombre, debes morir!

 

Su esposa parecía entonar el canto de la Parca.


Pocas horas después, el genio de la música barroca, entró en la paz definitiva.