lunes, 22 de abril de 2024

Los plátanos de Barcelona


Algunas veces, la indignación hace que me aparte de mi habitual discurso irónico y bienhumorado. A veces, mi irritación hace que abandone el tono complaciente y arremeta contra todo lo que se menea y, en este caso, muy especialmente, contra la porquería de los plátanos de Barcelona -platanus x hispanica. Platanaceas-

Me irritan los plátanos de Barcelona, y lo digo con toda mi indignación.

Estos árboles son una desgracia vegetal.

Aunque digan que son un símbolo de esta ciudad prodigiosa, opino que son una calamidad leñosa, que perjudica a los ciudadanos honrados y a los que no lo son. Son árboles que agraden a los que votan y a los que no lo hacen, a los que cumplen con sus obligaciones tributarias y a los que estafan. Agreden a los que aspiran a un mundo mejor y se ven obligados a aspirar el polen de estos malditos “arboluchos”.

La mayoría de los plátanos de Barcelona son viejos, están enfermos, mal podados, estropeados, rotos y con agujeros. Sus ramas caen cuando sopla el más leve vientecillo y caen sobre el peatón y sobre los vehículos. Caen las ramas sobre los niños ilusionados y sobre los paseantes que sacan a sus perros a defecar por las calles. Estos árboles son un peligro para todos.

Sus copas, que van de los seis a los doce metros de diámetro, conforman una especie de bóveda siniestra de polen y de hojas vulgares que se extiende por las calles de Barcelona.

Estos malditos plátanos tienen unos frutos globosos de 3 centímetros de diámetro, compuestos de semillas envueltas en asquerosos pelos  de largo pedúnculo, son bolitas de color marrón sucio verdoso. Su floración es insignificante y sin ningún interés, vamos, una pura desgracia.

Muchas veces, los responsables de la cosa pública han dicho que sustituirían esta maldad arbórea por otros árboles de sombra más amable. Pero esta gente de la cosa municipal no han hecho nada, como es habitual en ellos, que prometen y prometen y después del voto emitido, nada de lo prometido.

El Servicio Municipal de Parques y Jardines dispone de unos medios técnicos como nunca había tenido y no hacen nada, porque nada les dicen, no hay decisión ni asunción de ninguna responsabilidad.

Mientras tanto, estas platanáceas perniciosas van produciendo, sobre todo en primavera, unas nubes de polen que afectan a todo quisqui. 

El polen afecta a los alérgicos y a los que no lo son, afecta a los gordos y a los flacos y a las personas de todo género y sensibilidad sexual… 

Después de la floración, en pleno verano, caen las hojas secas, una hojarasca que inunda las calles y que atasca los imbornales, entonces los servicios municipales han de recoger las hojas lo que supone un dispendio tremendo. No sé si su madera podrá servir para fabricar ataúdes o mondadientes pero el caso es que urge la tala de estos malditos especímenes arbóreos de mala condición.

sábado, 20 de abril de 2024

Los barrocos

 

Catedral de San Pablo (Londres). Sir Christopher Wren 


Casi siempre, cuando generalizamos, nos equivocamos y juzgamos indebidamente.


Los atenienses generalizaban cuando decían que las mujeres espartanas olían mal. Metían a todas las espartanas en el mismo saco y probablemente habría más de una que olía de maravilla.


Así ocurre con los estilos artísticos. Es muy frecuente que una mayoría diga que el Barroco es el estilo artístico de la Contrarreforma y por esta razón ideológica dicen: "no me gusta", otros aseguran que se trata de un arte recargado y pesado. Tal es así, que juzgan todas las obras de arte barrocas como si fueran un cúmulo de ornamentación frívola. Con este proceder, se cae en el prejuicio y se difunde el tópico.


No voy a decir que sienta una pasión loca por el Barroco, tampoco voy a decir que el Barroco me gusta con frenesí, solamente voy a destacar algunos artistas barrocos que me gustan mucho y que probablemente gustan también a muchos de los que suelen decir que no les gusta el Barroco.


Ahí van:


Los pintores.- Velázquez, Caravaggio, José de Ribera, Pietro da Cortona, Francisco de Ribalta, Alonso Cano, Zurbarán, Murillo, Vermeer, Claudio Coello, Jan de Bray, Luca Giordano, Nicolaes Maes, Gerard ter Borch, Frans Hals, Valdés Leal, Ignacio de Iriarte, Rembrandt, etc.


Los arquitectos.- Bernini, Lemercier, Louis Le Vau, Borromini, François Mansart y Jules Hardouin-Mansart, Claude Perrault, Vanbrugh, Holl, Wren, Hawksmoor, Alonso Cano, Longhena, Pedro de Ribera, Vittone, Guarini, Filippo Juvarra, Maderno, Longhi, Fontana, Cosimo Fanzago, Sanfelice, Vanvitelli, etc.


Los músicos.- Monteverdi, Kapsberger, Gregorio Allegri, Turini, Frescobaldi, Falconieri, Heinrich Schütz, Gutiérrez de Padilla, Merula, Rossi, Mielczewski, Isabel Sofía de Mecklemburgo, Chiara Margarita Cozzolani, Carissimi, Cerrerols, Matthew Locke, Barbara Strozzi, los Couperin, Monsieur de Saint-Colombe, Lully, Gaspar Sanz, Buxtehude, Charpentier, Stradella, Juan Cabanilles, Juan de Araujo, Nicola Matteis, Robert de Visée, Johann Pachelbel, Lotti, Corelli, Marin Marais, Albinoni, Caldara, Purcell, Domenico y Alessandro Scarlatti, Lully, Benedeto Marcello, Vivaldi, Zelenka, Telemann, Rameau, Bach, Händel, Weis, Porpora, Geminiani, Locatelli, Sammartini, Pergolesi, etc.


Disculpad la extensión de las listas. Son muy largas y se podrían añadir más nombres cuya obra agradaría a muchos de los que se muestran contrarios al arte barroco y dirían: 

"ah sí, estos artistas me gustan, pero no me gusta el barroco"  


Los etc. son muy largos, son nóminas muy largas de artistas sobresalientes, grandes faros del arte universal, que suelen gustar a la mayoría de personas sensibles y aun así, juntos, podemos ir difundiendo el tópico de que el Barroco es un arte recargado y frívolo.


Muchas veces con la simple confección de unas listas se desmontan muchos prejuicios.

jueves, 18 de abril de 2024

Herramientas virtuales

 

 

Antropólogos y arqueólogos de prestigio han afirmado que la civilización humana comienza cuando un homínido se vale de algún objeto y lo utiliza como herramienta. 

El martillo, el buril, el cuchillo… con estas herramientas, el hombre añade eficacia a sus manos y consigue transformar el medio. Consigue poner el medio a su servicio.

Las herramientas se han ido perfeccionando, se han convertido en una extensión de los miembros del ser humano y, poco a poco, él, a su vez, se ha ido adaptado a las herramientas.

Hasta el siglo XX las herramientas han sido utensilios físicos para intervenir en el medio físico. Con el avance tecnológico de la electrónica y la informática, han aparecido unas nuevas herramientas que ya no son físicas, pero nos sirven aún para intervenir en el medio físico, estoy pensando en los programas de diseño asistido o en los misiles dirigidos informáticamente.  

En el presente, con la aparición de la inteligencia artificial, hemos dado un paso más. Ahora, se trata de un artilugio virtual –no físico- que teóricamente ha de servir para intervenir en la inteligencia humana, que también es algo “no físico”. Virtualidad artificial sobre virtualidad humana.

Refik Anadol


Sin embargo, la inteligencia artificial no deja de ser una herramienta, como lo es el puñal. Es una herramienta potente eso sí, que utiliza los datos y las informaciones que pululan por el espacio virtual y las compila y con ello arrastra todos los errores que se encuentran esparcidos por ahí. Con el cúmulo de datos y errores nos ofrece unos resultados que de momento no son de fiar y que pueden producir unos monstruos.

Probablemente, la inteligencia artificial nos podrá servir de una manera más eficaz, pero de momento, cautela y, sobre todo, inteligencia natural para discernir entre el error y la chapuza, diferenciar el espectáculo inútil de la utilidad. Y mucha inteligencia natural para irnos adaptando al cambio de los tiempos y de las inteligencias invasivas.

Creo que en en esto de la inteligencia artificial, se está montando una operación de márquetin exagerada, que además se acompaña de una cierta manipulación ideológica.  

lunes, 15 de abril de 2024

Certeses

 
Barbara Gonzaga (detalle). Andrea Mantegna (1431-1506)

 

 Certeses


Tan cert és el muscle de Buonarroti

com l’incansable pas de la primavera,

que han deixat mosses al mirall de la Venus.

 

Tan cert és el moviment de les mans

com el batec d’una llum fugissera

que commou l’ombra errant de la memòria

 i s'emmagatzema als frescos de Mantegna.

 

Tot plegat, petges d’una bellesa íntima

que m’acompanyen pels viaranys foscants

de solitud, de roses temperades

i dels dies que passen.

                                               F.C.

 

 

Traducción al español

 

Certidumbres

 

Es tan cierto el músculo de Buonarroti

como el incansable paso de la primavera,

que han dejado mellas en el espejo de Venus.

 

Tan cierto es el movimiento de las manos

como el latido de una luz esquiva

que conmueve la sombra errante de la memoria

y se almacena en los frescos de Mantegna.

 

En conjunto, huellas de una belleza íntima

que me acompañan por los senderos oscuros

de la soledad, de rosas moderadas

y de los días que pasan.

                                                         F.C.

 

domingo, 14 de abril de 2024

La muchacha del tocado azul

 


Después de la muchacha del tocado azul, con Bilitis, ya se perdió casi todo.

Es una pena.

Pierre Louÿs jamás entendió el equilibrio de la compostura y la discreción, sus canciones y sus versos no penetraron en el misterio de los mármoles.


viernes, 12 de abril de 2024

Misantropía radical

 

Nocturnal Landscape (1938). Paul Nash


Mi colega malagueño nunca ha ejercido su profesión de arquitecto, se ha dedicado a otros quehaceres productivos y también sumamente creativos. Él es un misántropo y ejerce de ello.

Hablábamos, hace algunos meses, sobre la educación que reciben los jóvenes y la situación social y política de este país y de otras partes del mundo en las que también cuecen habas.

Los pueblos tienen el gobierno que se merecen –decía yo, citando los clásicos.

No, no seas tan radical –contestaba mi amigo- sería más exacto decir que los pueblos tienen el gobierno asqueroso que la mayoría se merece.

Mientras conversábamos, sonaba un disco con música de Luis del Milán.

Nos encontramos que muchos responsables políticos hablan y mienten sobre cualquier cosa, enmarañan tanto como les conviene. Sólo piensan en sus privilegios.

Engañan y hacen falsas promesas apoyándose en un discurso que carece de elementos formales que configuren una estética cierta y sin la correspondiente ética que lo sustente.

Para mí –decía mi amigo misántropo- todo esto es un fuego de estopa.

Continuaba la música de Luis del Milán.

Si se sustrae la forma y si la estética desaparece, la realidad queda reducida a un puro dato y, sabido es que los datos son de fácil manipulación, de manera que el veintecentismo, el veintiúncismo, o todo el discurso político y todo lo que se quiera, no es nada si no se fundamentan sobre la estética y la ética del arte y la razón.


Luis del Milán es un músico extraordinario -dije- Sí, pero no sé quién se lo merece -contestó mi amigo arquitecto y misántropo. 

miércoles, 10 de abril de 2024

Mensajes alados

 

Van por la calle mirando el móvil y enviándose mensajes de amor que suben desde sus manos al satélite de comunicaciones y vuelven a bajar hasta llegar a la pantalla de la persona amada.

Los enamorados ya no esperan la llegada del cartero. Sus suspiros ya no están en las cartas, los suspiros vuelan por la estratosfera.

Cuando las palabras vuelan y vuelan, puede pasar que los cuerpos de los que andan por la calle con el telefonillo en la mano, choquen y choquen y entonces se producen daños físicos.

Cuando los suspiros llegan a la nube se pueden condensar y provocar chaparrones y tormentas catastróficas. Son borrascas o ciclogénesis explosivas de sentimientos

Los suspiros alados se convierten frecuentemente en bolas azucaradas que dañan el comportamiento de los hombres y mujeres que andan por las calles con el móvil en la mano.

lunes, 8 de abril de 2024

Plein air

 

La merienda, Marie Bracquemond, 1880


Después de unos días de oscuridad, cuánto me apetece volver al "plein air".


El aire tiene una densidad ligera, en cierta manera perezosa. La luz se arrebuja formando una neblina ingrávida que se adelgaza y cubre las formas hasta convertirlas en algo candoroso, calmo, distraído y sutil. 


Sucumbo y me acerco con paso lento al deseo del impresionista que no expresa lo que ve, sino la impresión que le produce el ensueño (la rêverie), la muchacha del pelo de oro, los reflejos en el agua, la pereza ancestral de la siesta del fauno, el desayuno sobre la hierba, el reflejo del sol naciente, los nenúfares, el efecto de la lluvia, la Rue Saint-Honoré por la tarde o la joven que merienda.


Son músicas e imágenes que se me antojan el presagio de unas horas empapadas de arte y luz que recorren los momentos desde la mañana hasta el ocaso, entonces la noche me acompañará con su oscuridad de terciopelo negro.


lunes, 25 de marzo de 2024

Elias Holl

 
Elias Holl (1573-1646)



Elias Holl (1573-1646) fue un arquitecto alemán al que desposeyeron de su título por razones religiosas. Lo habían declarado arquitecto de la ciudad de Augsburgo en 1601 y años más tarde, en 1619, la intolerancia religiosa determinó que Holl ya no era arquitecto sino geómetra. 


Algunos consideran que Elias Holl fue el arquitecto alemán más importante de finales del siglo XVI y principios del XVII. Unos años convulsos de transición política y arquitectónica.


Viajó a Venecia y a Vicenza donde conoció la arquitectura de Palladio cuya influencia fue notable en toda su obra.


De vuelta a Augsburgo proyectó y construyó el edificio del Arsenal en 1602-1607 de estilo claramente barroco con ventanas y frontones rotos y con un grupo escultórico realizado por Hans Reichle sobre la puerta de entrada.


Su obra maestra es el edificio del ayuntamiento de Augsburgo.

Ayuntamiento de Augsburgo

Es un edificio muy sencillo, que a pesar de su estilo barroco, destaca por su sobriedad y por su simetría rígida, con ventanas que dan la impresión de tener una mayor altura. La composición de la fachada carece de recargamientos que desvirtúen o desequilibren. El cuerpo central se corona con un frontón y unas volutas laterales que nos podrían recordar la arquitectura de Leon Battista Alberti. 

A ambos lados del cuerpo central se levantan unas torres prismáticas cubiertas con cúpulas bávaras.


Ayuntamiento de Augsburgo. Fachada posterior



He visto el edificio una sola vez, fue un diciembre que hacía un frío tremendo, con nieve y con peligro de resbalar en aquella plaza preciosa, que en aquel momento estaba completamente vacía.


Además de las obras de Augsburgo, Elias Holl construyó la Willibalsburg en Eichstätt.


Por ser protestante, tras la ocupación de la ciudad por los imperiales, Elias Holl murió en la pobreza y el abandono.


domingo, 24 de marzo de 2024

Complacientes

 
Schwarze frau am fenster 

Marg Moll 81884-1979)


Aunque el informe Pisa indique que nuestros jóvenes son cada vez más zoquetes,

aunque las empresas tengan que marcharse debido a la burocracia y a la inseguridad propia de una república bananera,

aunque el sistema sanitario padezca una enfermedad crónica de servicios y financiación.


Todo esto es igual porque cada vez somos más

progresistas,

feministas

y de izquierdas.


viernes, 22 de marzo de 2024

Complicidad del tiempo

Davide (c.1670). Francesco Torriani



Cuando el tiempo tiene su justa medida,

cuando las horas son mis cómplices

y los momentos son inalterables

ya no necesito “estar al día”.


Cuando la fuerza persuasiva de los minutos

me estremece con su rigor continuo,

encuentro la poesía en el tiempo

y en la memoria, ora insidiosa

ora serena y muda.


No hay gritos ni filigranas

que se reflejen en los espejos.


No hay convulsión ni trasiego.


F.C.

martes, 19 de marzo de 2024

Recuerdo veneciano


 Pa d'or al sottoportego


Había llegado de Venecia donde dibujé algunas fachadas en un cuadernillo y al llegar a casa pensé en los soportales de aquella ciudad que tanto admiro. 

domingo, 17 de marzo de 2024

Mentiras en el cine

 
El alquimista (1790). Rembrandt



Peter Shaffer y Miloš Forman han repartido mentira y maldad por el mundo.

¿Por qué nos representan a Mozart como un tontín juguetón?

No, no y no, Mozart no era como nos lo muestran estos Shffer y Forman, fue un compositor cultísimo, de una creatividad casi ilimitada. En sus partituras no encontramos ninguna señal de frivolidad y, en cambio, esta pareja de mentirosos -Shaffer y Forman- se han reído del compositor y de la cultura y se han reído de todos nosotros. Luego va la inculta academia de Hollywood y concede a la película Amadeus, 8 estatuillas que son como 8 idioteces de estulticia condensada.

Los citados mentirosos son capaces de tergiversar la historia con el fin de que no estropee su espectáculo de mentira y maldad insolente. Convierten a Wolfgang Amadeus Mozart en un payasete y a Antonio Salieri en un envidioso y truculento malhechor capaz de envenenar a cualquiera. Ni lo uno ni lo otro. Ambos compositores se respetaban y ambos compusieron una obra que ni Shaffer ni Forman conseguirán nunca entender, pues su opacidad moral les faculta para convertir la belleza en un juego criminal de mentiras.

Casi nunca voy al cine, pero cuando vi la película Amadeus, ya se me quitaron las pocas ganas que tenía de ver tanta idiotez proyectada en una pantalla.


sábado, 16 de marzo de 2024

Béla Bartók. Soledad y paisaje

 

Béla Bartók (1881-1945) escuchaba los ritmos obstinados de la canción popular, las canciones de las niñeras, las nanas de las madres jóvenes y el chirriar de las ruedas de los carros tirados por mulas.

 

El paisaje de los campos magiares, planos y húmedos, se mezclaban en su mente con la música zíngara. En su cabeza, las danzas populares se confundían con los acordes de Zoltán Kodály, Richard Strauss, Claude Debussy y Johannes Brahms.

 

Componía siguiendo las proporciones áureas que, en mi opinión, le sirvieron para expresar su soledad. Él decía: la soledad espiritual será mi destino.

 

A juzgar por su ritmo ostinatto, diría que se trata de una soledad carente de serenidad. Sus ritmos son muy incisivos, a veces aturdidores y punzantes. Quizá en las melodías podamos apreciar el campo plano y el cielo magiar, pero en el ritmo no veo el paisaje húmedo de los campos húngaros. 

paisaje húngaro

jueves, 14 de marzo de 2024

Stultifera navis

La nave de los locos (1503-1504). El Bosco.



La Stultifera navis, navegaba con rumbo a Narragonia, la tierra de la tolerancia y la libertad, la tierra de los locos, de los hombres y mujeres que viven al revés.


Viajaban en la Stultifera navis un buen número de orates: unos locos de atar, otros medio locos y otros tantos locos perdidos.


Un poeta-loco -quizá fuera uno de los poetas que Platón echaba de la ciudad- manejaba el timón y no cesaba de parlotear. Cansados los locos de tanto sermón acabaron echando al timonel por la borda. Tomaron el timón y entre todos condujeron la nave y llegaron a la fatídica isla.


Cambian las formas de urbanidad, pero no de la inquina; ahora quizá no echarían por la borda al poeta-loco, tolerarían sermones y extravagancias y al final llegarían a un lugar que nadie sabría si aquel sitio era la tierra de la libertad o era el puerto del naufragio.