sábado, 31 de octubre de 2020

Rebajar hasta lo cotidiano

Algunas veces disfrutamos de la suave caricia de la brisa junto al mar, tenemos la oportunidad de degustar unas anchoas o escuchamos con deleite una sonata de Scarlatti y así, pasar el rato más o menos acompañados de una felicidad momentánea.

Pero, después de la fugacidad de la brisa, de la anchoa o de la sonata, tenemos la sensación de que la vida es algo sórdido, pues sabemos del mal negocio de la historia y que la humanidad se mueve por la oscuridad cavernosa. Nuestro quehacer cotidiano consiste en ir trampeando la realidad cruda e ir adaptándonos a los ambientes más o menos hostiles.

Así las cosas, todavía hay quien se obstina en conceder una categoría artística a lo doméstico, y se empeñan en rebajar la obra de arte al nivel de lo mezquino implicándola en la vida cotidiana sin preguntarse sobre la posibilidad de elevar lo cotidiano a la altura del Partenon.

martes, 27 de octubre de 2020

Libertad, Igualdad, Fraternidad


 

Pequeñas dosis de un veneno pueden provocar una gran mortandad, a veces causas muy pequeñas pueden producir efectos muy grandes. Un virus propagado rápida y extensamente puede acabar con un sistema sanitario, económico o social y arrastrar con ello una cultura y una forma de vivir y de entender el mundo.

 

Así lo estamos sufriendo. Asistimos al cambio de modelos y no quedará otro remedio que adaptarnos a unas nuevas maneras de relacionarnos.

 

Hay para largo. Cuando haya desaparecido el maldito virus todo habrá cambiado. Puede ser, también, que venga otro más pequeño y más mortífero.

 

Sin modificar el lema ilustrado de Liberté, égalité, fraternité, auguro con un pesimismo no exento de sarcasmo y humor algunos de estos cambios:

 

Liberté

·        Los responsables políticos desobedecerán las leyes y dirán a los “mandaos” que las desobedezcan también.

·        Todos tendremos derecho a desobedecer, a cortar vías de tren y carreteras, a insultar y a difamar y nada de esto será castigado.

·        Los jueces serán desacreditados y obligados a aplaudir a los que se suben encima de los vehículos.

 

Con estas irresponsabilidades a la orden del día, se alcanzarán altas cotas de LIBERTAD.

 

Égalité

·        Los ricos y poderosos no pagarán impuestos porque no querrán.

·        La clase media habrá desaparecido

·        Los pobres no pagarán impuestos porque no tendrán nada para pagarlos

 

Esta forma de no contribuir nos igualará. Habremos llegado a la IGUALDAD

 

Fraternité

·        Las asociaciones de amigos, estas que tanto han crecido en número de miembros, fraternalmente saldrán a la calle con banderas y símbolos pidiendo arcadias felices y diciendo que ellos son más que los demás.

·        Proliferarán sectas donde un grupo de amigos practicarán ritos esotéricos y desarrollarán programas de pseudociencia.

·        Amigos enajenados se reunirán en grandes estadios a proferir gritos o bailarán al son de ritmos adocenados y alienantes.

·        Hermandades de hombres embobados y mujeres quejicas desfilarán en perfecto orden haciendo gala de su victimismo.

 

Con estas formas de asociación habremos alcanzado la FRATERNIDAD

 

Curiosa foto: fraternidad vigilada.

domingo, 25 de octubre de 2020

Diálogo "on line"

 


El próximo lunes 26 de octubre, Francisco Ferrer Lerín y yo mantendremos un diálogo "on line" sobre nuestros últimos trabajos. 

De Ferrer Lerín, sus libros "Cuaderno de Campo" y "Grafo pez"; y en mi caso "Del Modern al Postmodern".

Hablaremos de los trabajos que tenemos en curso, de poesía y probablemente acabaremos hablando de arte como siempre solemos.

El diálogo será transmitido por el canal de ACEC de Youtube a las siete de la tarde.

sábado, 24 de octubre de 2020

Antonio Beneyto

 

Tantos años de amistad con Antonio.


Antonio Beneyto el poeta, el artista, el amigo de ideas libres que inventaba sin limitaciones.

 

Ahora que descanse en paz en su mundo "postista" de poesía azul y jácaras para después de los triempos.




Con él entrabas en el mundo surreal de Rull, el espacio postista, donde todo era posible. 

Conversaciones. 

Allí todo fluía en un océano de complicidades.



Habíamos escrito textos al alimón, traducciones, habíamos reído... Muchos proyectos juntos y trabajos en colaboración.

"Sa ximbomba", "El Modulor postista", "Beneyto desdoblándose", "Abecedario" 

Libros - Dibujos y pinturas - Cine - Traducciones - Artículos - 



 Presentaciones, charlas, discusiones. Amigos comunes y amistad, mucha amistad.


De izquierda a derecha: Francisco Ferrer Lerín, Francesc Cornadó, Antonio Beneyto, María Luisa Samaranch.

 







 

 

miércoles, 21 de octubre de 2020

Adaptación

 

Estudio (1914). Rafael Barradas

 

La pandemia del COVID 19 es un catalizador que ha acelerado la debacle que se venía cociendo desde 2001.

 

El cruel atentado contra de las Torres Gemelas de Nueva York con la caída de los dos rascacielos parecía anunciar el derrumbe del modelo de vida occidental. Cuando los escombros aún humeaban, una exaltación patriótica recorrió las ciudades de los Estados Unidos. Aparecían por todas partes banderas con las barras y las estrellas y las proclamas exaltadas de algunos políticos pidiendo la suspensión de libertades formales eran un insulto a la razón.

 

Siguieron el auge de los populismos, la creación de Estado Islámico, las fake news, la posverdad, la teatralización de la política, la pérdida de calidad de la democracia, el espectáculo mediático de la incultura y el enaltecimiento de la sensiblería y la ñoñez.

 

Todas estas cuestiones han ido modificando nuestra forma de entender el mundo.

 

Asistimos al espectáculo mientras vamos modificando nuestra manera de hacer. La adaptación a los nuevos modos supone un esfuerzo y a veces padecimiento psicológico o incluso dolor físico. Pero estas son las condiciones si queremos continuar en pie.

 

Hoy, un maldito virus ha dado un empujón tremendo a la marcha de la historia. Los avances que habíamos dado hacia adelante en modernidad o en bienestar colectivo eran pasitos de paloma que ahora se convierten en un retroceso a paso de caballo desbocado. El mundo líquido se está transformando en un espacio gaseoso.

 

Por lo menos en occidente, observamos cómo cambian las relaciones sociales, las formas de consumo y de trabajo y a estas formas nos tenemos que adaptar. Este cambio o derrumbe cuestionará muchos paradigmas. Algunos serán de orden práctico y doméstico y otros serán existenciales o filosóficos.

 

Nos platearemos si son válidas o no las actuales relaciones entre causa y efecto, o si es legítima la ley de la oferta y la demanda. Nos preguntaremos si todavía sirve aquello de que a mayor formación mayores oportunidades, nos cuestionaremos el valor del conocimiento y de la fuerza física y no podremos saber si el fin justifica los medios o es el revés, etc. Con todo esto podemos prever un mundo en el que la razón no formará parte de las relaciones entre los individuos que vivirán en este mundo.

 

¿Puede ser posible una sociedad sin razón? Yo creo que sí, pues la supervivencia de la especie supera los límites de la razón. Con un esfuerzo de adaptación podremos vivir en un mundo irracional. 

 

Mal o bien, con más o menos esperanza de vida, o con peores comodidades y comida más mala, yo creo que la vida, aunque sea una piltrafa, no peligra. 

 

Lo sabemos. Ciertamente existe vida sin racionalidad y lo demuestran los seres irracionales, lo demuestran los asnos y las garrapatas.

 

P.D. En secreto espero y deseo que alguna mente lúcida encienda un faro de creatividad en medio de tanta oscuridad.