miércoles, 25 de diciembre de 2013

La vacunación y el arte


Retablo de la iglesia de San Nicolás de Bari (Burgos)
siglo XV
autores: Simón y Francisco de Colonia

 ooooooooooo000.0.000ooooooooooo

Capilla de Ronchamp
siglo XX
autor: Le Corbusier

Entre las dos obras  -el retablo de San Nicolás de Bari en Burgos y la capilla de Ronchamp en Francia- median cinco siglos, entre ellas también media, el descubrimiento de la vacuna contra la viruela, median muchas campañas de vacunación de la población y el gran desarrollo de la higiene pública.

Los retablos del gótico tardío español parecen infectados de viruela, sus superficies grabadas, parecen la piel llena de pústulas que presentaban los enfermos de aquella maligna enfermedad. Al principio la iglesia se opuso a la vacuna contra la viruela pero hoy, gracias a la vacunación masiva, esta terrible enfermedad ha conseguido erradicarse. 

Los programas de higiene y desinfección son indispensables para que las sociedades prosperen y lo son también para el arte, donde debemos hacer limpieza constantemente, evitar ataques perniciosos, evitar influencias bacterianas e ideológicas malignas.

Las vacunas, la profilaxis y la instrucción pública son los mejores remedios contra los ataques indeseables. Aún queda, sin embargo, mucho que limpiar y mucho que vacunar.

5 comentarios:

  1. Mucho, y a veces, aunque vacunados, corremos el peligro de contagiarnos sin saber bien porqué...
    salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miquel, el arte ha expresado el nivel de infección que afectaba a la sociedad.

      Eliminar
  2. Aquellos retablos del gótico tardío, casi renacentista, tienen ínfulas de barroco, ya ves. También en Vic hay algo análogo a los de Burgos, creo. Lo que me resulta siempre más curioso es que tanta acumulación parece estar destinada a deslumbrar en una primera mirada, luego ya no hay quien entre en la interpretación y por supuesto admiración de cada detalle, aunque probablemente pretendieran hacer catequesis con ellos. Huele a poder imperial. ¿Una muestra más de la viruela del poder y de la riqueza?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Fackel, los retablos del gótico tardío y barrocos después se extendieron por toda la geografía, había una verdadera obsesión, parecía una plaga, en Vic, en efecto hay uno cuyo autor es Pere Oller que creo que data de mediados del s. XV, todo esto deslumbra. Hay en El Miracle en El Solsonés (Lleida), otro retablo que creo que se construyó para luchar contra las epidemias, curioso, la iglesia se fiaba más de las cruces y retablos que de las vacunas. Me ha gustado la metáfora de la viruela del poder.
      Salud

      Eliminar
  3. Los seguidores de la diosa TECHNÉ sois un peligro real para la conservación de los patrimonios cultural y natural. Sólo FORMA y TÉCNICA (a la que llamáis eufemísticamente FUNCIÓN), según vuestra religión, han de reinar sobre los míseros humanos.El contenido (la EMOCIÓN) es cosa femenina y femenizante, decís. No sois capaces de entender el MIEDO que produce el darse cuenta del inexorable final que nos espera a todos y que nos acecha a cada instante. Esa VIRUELA ornamental es precisamente la mejor manera de conjurarlo, de hacerle frente e, incluso, de vencerle.

    ResponderEliminar