lunes, 11 de febrero de 2013

Mis profesores


Ya sea por los homenajes que han recibido últimamente o premios a toda una carrera profesional, ya sea por el reconocimiento reciente de sus obras o tristemente por alguna nota necrológica, mis antiguos y sabios profesores de la Escuela de Arquitectura han aparecido en los medios de comunicación.

Esto suscitado mi recuerdo y gran mi admiración a estos sabios y grandes profesionales a cuyas clases asistí y cuyas lecciones dejaron en mí una huella indeleble y no quiero dejar pasar la oportunidad de mencionar algunos de ellos. Ahí va la lista algo resumida:

Arnau Puig, profesor de Historia del Arte.
Teórico de la vanguardia y de la modernidad, destacado miembro de Dau al Set.

Eugenio Trías, profesor de Estética y Composición.
Filósofo. Desarrolló la teoría del pensamiento sobre los límites del arte.

Xavier Rubert de Ventós, profesor de Estética y Composición.
Filósofo, Desarrolló la teoría de la sensibilidad.

Rafael Moneo, profesor de Proyectos Arquitectónicos.
Arquitecto, autor de obras como el Museo de Mérida. Premio Príncipe de Asturias.

Oriol Bohigas, profesor de Proyectos Arquitectónicos.
Arquitecto, autor del proyecto de la Vila Olímpica de Barcelona. Autor de una magnífica reseña sobre la arquitectura modernista.

Ignasi de Solà-Morales, profesor de Elementos de Composición.
Arquitecto, autor de la reconstrucción del Liceu de Barcelona.

Manuel de Solà-Morales, profesor de Urbanística.
Arquitecto, autor del Moll de la Fusta (puerto de Barcelona)

Tomás Llorens, profesor de Historia del Arte.
Filósofo. Director del Museo Reina Sofía.

Joan Margarit, profesor de Estructuras.
Arquitecto y poeta.

Joan Bassegoda, profesor de Historia del Arte.
Arquitecto e historiador. Director de la Cátedra Gaudí.

Federico Correa, profesor de Proyectos.
Arquitecto, autor del proyecto de l'Anella Olímpica, extraordinario dibujante.

Francesc Mitjans, profesor de Proyectos.
Arquitecto, autor del estadio del F.C. Barcelona.

Estos profesores son herederos de la impronta arquitectónica del racionalismo del GATPAC y del Grup R.

Con su actividad docente y con su ejercicio profesional, estos hombres sabios dejaron su huella en la Barcelona moderna y su concepto de construcción de la ciudad se ha expandido por toda la cultura arquitectónica internacional.

Josep M. Sostres, Federico Correa y Oriol Bohigas son quienes mejor representaron la evolución de la arquitectura que había quedado truncada con la maldita Guerra Civil.

Arnau Puig dio el sentido teórico de la modernidad a partir de las últimas vanguardias libres de Cataluña.

Eugenio Trías y  Xavier Rubert de Ventós componen el cuerpo estético de todo este panorama arquitectónico, junto a ellos cabe considerar al heterodoxo Quetglas y al controvertido Luis Racionero que nos explicaba estética taoísta,

Rafael Moneo con Carles Martí, Helio Piñón y Albert Viaplana, formulaban un nuevo  racionalismo a partir de la evolución del Movimiento Moderno y de la escuela neo-racionalista italiana de Aldo Rossi, Carlo Aymonino y Ludovico Quaroni.

Serra Florensa con la exposición que hacía de los medios naturales de control ambiental y Fernando Ramos con su sistematización de los detalles arquitectónicos explicaban el sentido que tiene la construcción como definidora del espacio arquitectónico.

Francesc Mitjans, el gran arquitecto, nos enseñó cómo se debe afrontar un proyecto y el valor que tiene la relación forma- función.

Joan Margarit, ¡qué puedo decir de este gran poeta! que con Buxadé -magnífico y entusiasta- nos explicaba Cálculo de Estructuras, ni más ni menos que "estructuras" explicadas por un poeta. Ellos fueron los primeros que plantearon el cálculo con elementos finitos.

Manuel de Solà-Morales y Lluís Cantallops junto con Sagarra y Busquets, desde el recién creado LAB (Laboratori d'urbanisme de  Barcelona), definieron nuevos parámetros para la intervención urbanística.

En fin, todo aquello fue un entusiasmo que, por lo que he ido viendo, no se ha repetido. Ahora la docencia de la arquitectura atiende a los mercados más que a la cultura y al arte arquitectónico.

18 comentarios:

  1. La palabra" entusiasmo" ojalá hoy en día fuera el lema de cualquier profesión...Qué legado tan hermoso: haber tenido una cantera de docentes de esta bella profesión; como es la Arquitectura en todas sus dimensiones.

    Vivir para y por el Arte de cualquier forma es peliagudo.hoy en día.

    Un abrazo.feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bertha, había entusiasmo y esta lista de profesores es una auténtica nómina de grandes arquitectos y hombres sabios.
      Salud

      Eliminar
  2. Una lista inmejorable,,,, y eso es tener mucha suerte....

    Por lo demás, el gesto te honra.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Kuto, he querido dejar mi pequeño homenaje a tan grandes profesores. Tuve mucha suerte.
      Salud

      Eliminar
  3. Nada hay más bonito y satisfactorio para un docente que este género de detalles. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Salomé, para estos profesores sólo tengo palabras de agradecimiento. ¿Qué menos que hacer esta mención?
      Salud

      Eliminar
  4. Joder....todos suenan... y a arte. Del GATEPAC hay tanto que hablar ¡¡¡ y yo no se ni puñetera idea, me gustaría hacer una entrada de categoría, con el Instituto Antituberculoso (Plaza Castilla) como adalid....No tengo la información válida como la tuya, pero tengo una perdona que se me ayudará, que eres tu. Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miquel, amigo mío, en esta lista hay grandes hombres, auténticos maestros. Hay arquitectos abnegados y entusiastas, hay poetas, hay técnicos que hay creído en la sinceridad de la tecnología y en el bien que puede producir, hay intelectuales como la copa de un pino, hay sabios sensibles que se emocionan con el arte, una auténtica maravilla.
      En cuanto al GATPAC (en Catalunya) o el GATEPAC (en España) te diré que cuando quieras podemos echarle una ojeadita, el Hospital Antituberculoso es un obra emblemática de Sert, Subirana y Torres Clavé, una de las mejores apuestas por la modernidad. Me parece, no estoy seguro, de que hoy este hospital está abandonado, ¿estoy en lo cierto?
      Salud

      Eliminar
  5. Hermoso homenaje Francesc ,y una grandísima suerte haber podido compartir momentos , sabiduría y grandeza entre esa gran cantera de ilustres.La vida esta llena de momentos,y estos se convierten en inolvidables cuando quedan registrados en el tiempo y el espacio.Cada vez que las facultades humanas alcanzan su plenitud, necesariamente se expresan mediante el arte.
    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raelynn, fueron grandes maestros, mi admiración y agradecimiento. Tuve la suerte de escuchar las lecciones de unos auténticos sabios, que gracias a la confluencia de los cursos que me tocó vivir me encontré en sus aulas, afortunado de mí.
      Salud

      Eliminar
  6. Francesc, l'urbanista es diu Lluís Cantallops.
    Vaig patir les correccions de Bohigas(no li agradava gens que els projectes els fes a llapis), només apareixia 3 cops en tot el curs, ni feia classe ni res, devia estar molt ocupat al seu despatx . Desgraciadament Moneo havia ja marxat. Les millors classes magistrals: Quetglas, Viaplana, Ignasi SM, Trias, Azara i professors convidats de fora.
    Crec que ara, la cosa a l'ETSAB no té tanta categoria..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kalamar, sí Lluís Cantallops, ara rectifico, d'ell recordo les llistes interminables de bibliografia i les classes d'història de l'urbanisme. De Bohigas en recordo les seves explicacions sobre tipologies de forats arquitectònics, certament poques classes però molt profitoses, va corregir el meu PFC i en vaig sortir satisfet, en Moneo m'agradava però em costava seguir-lo llavors, moltes opinions d'ell eren sorprenents, podia arribar a qüestionar una barra diagonal de la tanca d'un jardí. En Quetglas el vaig tenir a Estètica només un trimestre. Ignasi de Solà-Morales em va agradar molt, tot i que llavors vaig arribar a creure que aquest arquitecte no tenia cap interès de fer projectes i obres reals. De convidats vam tenir: Stirling, Aldo Rossi, Aymonino, Peña Ganchegui.
      Et puc dir que ara se salva el Departament de Construcció (Ramos, César Díaz, etc.) pero el panorama en general és molt més fluix.
      Salut

      Eliminar
  7. Traté a algunos de ellos, en especial a Eugenio Trías, compañero de clase en San Ignacio ¡Qué raro resulta leer un capítulo de agradecimientos sinceros! Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Ferrer, no puedo más que agradecer sus lecciones.
      Salud

      Eliminar
  8. Francesc, yo estudié algunos años después pero también he tenido a Piñón, F. Ramos, Quetglas, incluso Bassegoda...
    Qué lujo haber sido alumno de los Sostres, Mitjans, Bohigas, Moneo, Correa, y los filósofos Trias y de Ventós, los poetas Margarit y Buxadé.
    Tienes razón, ahora es otra cosa.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier, coincidieron, entonces, unos cuantos profesores excelentes. A veces las circunstancias y los tiempos parecen confabularse para ofrecer estas circunstancias tan propicias. Estoy muy agradecido a aquellos profesores. Ahora no es lo mismo, el caracter general de la vida universitaria parece adaptarse a los mercados y a un utilitarismo burdo que pasa como una apisonadora por encima de cualquier concepción cultural de la arquitectura y del conocimiento en general. Conozco bastante bien lo que se está haciendo actualmente en la ESTAB y ahora mismo, podríamos salvar muy poquitas cosas.
      Salud

      Eliminar
  9. Admirado quedo y me siento un gnomo. Realmente lo tuyo fue aprovechar los talentos, en lugar de enterrarlos o despilfarrarlos como han hecho otros. Enhorabuena por tu esfuerzo y por la suerte en tener ese plantel de profes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Fackel, fueron unos hombres que contagiaban entusiasmo, sólo con poner las antenas y un mínimo interés ya podías disfrutar de su sabiduría.
      Salud
      Francesc Cornadó

      Eliminar