jueves, 31 de marzo de 2011

Campos de terrera

Imagen: Francesc Cornadó. Llibreta Negra

Campos de terrera, de
El Caminante y la urraca


- No paras con tu matraqueo. Ya sé que piensas que ninguna patria merece tanta lucha.

- Chac, chac, chac, chac, chac.

- Sí, puedo adivinar tus cábalas. Eres un pájaro sagaz. No te fías de las apariencias.

Aquel que arenga dice que el campo de batalla está en la tierra del otro y de allí ha de llevarse los frutos y honores.

- Chac, chac, chac, chac, chac.

-Todos hemos tenido nuestra Troya. Nuestros hijos más valientes, fuertes como encinas, han caído. Para secarnos las lágrimas hemos tejido banderas de colores enardecidos y hemos compuesto himnos para ensordecer el clamor de derrota o para exaltar la victoria, aunque los poetas escribieran versos de indignación y llanto.

Fueran epinicios o cantos de lamentos. Los himnos los hemos escrito en tonos mayores, algunos, pocos, los compusimos en tono menor, quizás porque éramos conscientes de algún remordimiento.

Después de los gritos entusiastas, hemos talado los pinos y robles que se encontraban al otro lado de la frontera y hemos quemado la leña con el fuego inclemente y ha quedado, en medio de cenizas y dolor, un campo de terrera.

Sin esperar a que la hoguera se apagara, hemos reconstruido las murallas. Las hemos levantado más gruesas que antes y con más venganza en sus cimientos.

De los árboles caídos nos queda la memoria, no así sus frutos. Y de las batallas ganadas o perdidas -que más da- no nos queda ningún orgullo, sólo el amargo recuerdo de las encinas.

- Chac, chac, chac, chac, chac.

- ¿Qué pueblo puede sentirse orgulloso, teniendo, como todos, su propia Troya? ¿Cuál es el orgullo que puede cobijarse después de una victoria perdida sobre un campo de terrera?

- Chac, chac, chac, chac, chac.

-Solo los lobos que destripan los cuerpos y aúllan bajo la luna con el hocico ensangrentado y con el vientre dilatado, tendrán un buen recuerdo.

martes, 29 de marzo de 2011

Los bancos

Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron.

Thomas Jefferson, 1802

lunes, 28 de marzo de 2011

Fra Angelico

La crítica de arte romántica esforzada en encontrar razones transcendentes en la obra de los artistas, sean estos racionales, exaltados, violentos o herméticos, dioniosíacos o apolíneos, ha querido hallar éxtasis donde había reflexión callada y donde había mesura quería ver unción.

Los críticos de arte románticos intentaron interpretar misteriosos arcanos en los lenguajes más prudentes del arte. Vieron las obras del Quattrocento plagadas de enajenación mística, de exaltación y arrebato.

Il Beato Angelico no se libró de la interpretación romántica. La obra de Fra Angelico, fue calificada de mística por los críticos románticos. Se dijo que sus tablas y frescos eran visiones celestiales, puro éxtasis conventual. No, nada más lejos del arrebatamiento.

La obra de Giovanni da Fiesole conocido como Il Beato Angelico es didáctica, no es mística. Fra Angelico era de la Orden de los Predicadores y como predicador se dedicó a difundir el Dogma con su pintura.

Si bien es verdad que la totalidad de la obra de Fra Angelico es de carácter religioso, su arte utiliza, sin embargo, el lenguaje de la razón. Cierto que su programa artístico estuvo inspirado por los elevados principios doctrinales y estuvo dirigido a la predicación, pero Fra Angelico trabajó con el empirismo y el rigor de la perspectiva. Advirtió del peligro de la secularización del arte pero no se enfrentó a las corrientes culturales que la propiciaban.

La obra de Fra Angélico no tiene ningún dramatismo, es mesurada. Tiene el precepto, la cordura y gravedad rigurosa del Renacimiento, diría incluso que llega a advertirse un cierto indicio de paganismo, véase sino el Descendimiento de la cruz para Santa Trinitá (1440) o del fresco de San Silvestre recibe los bienes de la Iglesia (1447)

viernes, 25 de marzo de 2011

La fuente de los putti malignos


La fuente de los putti malignos


La fuente del jardín escondido
está bajo las acacias,
hay rumor de aguas turbias
donde se refleja la luna
y el sol no calienta nunca.

Angelitos de manos carnosas
se ríen del manantial.
Son siete serafines malignos
que con cólera antigua escupen
veneno de contagio dulce.

No caminante, no te acerques
a la fuente del jardín cerrado,
sus aguas dulces
no saciarán tu sed
y te confundirán los sentidos.

El veneno disuelto en el agua
te reventará el cerebro,
te hará creer que eres Dios,
inclemente como todos los dioses
y dispuesto a matar.

---- original en catalán ----

La font dels putti malignes


La font del jardí amagat
està sota les acàcies,
fa remor d’aigües tèrboles
on s’hi emmiralla la lluna
i el sol no l’escalfa mai.

Angelets de mans molsudes
se’n riuen del brollador.
Són set serafíns malignes
que amb còlera antiga escupen
verí de contagi dolç.

No caminant, no t’acostis
a la font del jardí clos,
les seves aigües dolces
no et sadollaran la set
i et confondran els sentits.

El verí dissolt a l’aigua
et rebentarà el cervell,
et farà creure que ets Déu,
inclement com tots el déus
i disposat a matar.

El arte del futuro

Imagen: Francesc Cornadó. Llibreta Negra

El arte se ocupa únicamente de lo acabado; el estado también, pero con la pretensión de recogerlo y erigirlo en norma de cara al futuro, un futuro que no le pertenece a él, sino a la vida, al acontecer.

El arte es pues, verdadero y sincero, estado se enreda en mentiras y contradicciones.

Wagner. El arte del futuro.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Intermezzo

Después de casi un año de vida que tiene este blog, creo que este soneto viene a cuento.

Intermezzo

Ahora, en medio del libro propongo un entreacto,
una pausa que me permita aclarar
que la bondad es un artificio
y que nada espero, ni rosas ni rositas.

Ya te has dado cuenta, perspicaz lector,
que aquí no hay un verso indulgente ni amable,
que la amargura está presente en las páginas
igual que en las calles y en cada tarde,

que el hombre pega siempre a diestro y siniestro
y a veces se consuela con perder un ojo,
con tal que el otro pierda los dos de golpe.

Hecha la aclaración puedo continuar
con este opúsculo que deja manchadas
sus páginas blancas con un amarillo de hiel.

- --- - original en catalán - --- -

Entrevall

Ara al mig del llibre faig un entrevall,
una pausa que em permet aclarir
que la bonhomia és un artifici
i que res espero; ni flors ni violes.

Ja t’has adonat, perspicaç lector,
que aquí no hi ha un vers indulgent ni amable,
que l’amargura és present a les pàgines
igual que als carrers i a cada vesprada,

que l’home esbatussa sempre a tentipotenti
i a vegades es conhorta a perdre l’ull,
per tal que l’altre en perdi dos de cop.

Fet l’aclariment puc continuar
amb aquest opuscle que deixa tacades
llurs pàgines blanques amb un groc de fel.

martes, 22 de marzo de 2011

Sísifo

Sísifo - Tiziano

El trabajo de Sísifo es un castigo. Va empujando la roca hasta la cumbre y luego aquella vuelve a rodar ladera abajo. Y otra vez volver a empezar. El esfuerzo de Sísifo no sirve para nada.

En aras al progreso algo así también va sucediendo.
La especie humana, como tal, no ha progresado a través de la historia. La creencia de que el Progreso ha de llevarnos a un mundo superior es un residuo de la creencia monoteísta.

lunes, 21 de marzo de 2011

Íbico. Dos poemas


Íbico
s. VI aC -uno de los nueve poetas líricos de Alejandría-
----------------------------------------------------------------
El amor me quema


En la primavera, los membrilleros
regados por las corrientes
de los ríos -donde está el jardín intacto
de las Vírgenes- y las vides
creciendo a la sombra de los pámpanos
florecen; pero el amor no duerme
para mí en ninguna estación,
sino que, igual que el tracio Bóreas por el rayo encendido,
lanzándose, enviado por Cipris,
en medio de una furia que lo agosta todo,
oscuro e intrépido, poderosamente desde el fondo
agita mis sentidos.


L’amor em crema

A la primavera, els codonyers
regats pels corrents
dels rius -on hi ha un jardí de les Verges
no trepitjat- i els raïms
creixent sota dels pàmpols ombrívols
floreixen; mes per a mi, l’amor
bo té cap temps de descans,
sinó que, com el traci Bòreas encès pel llamp,
precipitant-se de casa de Cipris
amb abrusadores follies, obscur, intrèpid,
poderosament, des dels fons (agita)
els meus sentits.

-------------------------------------------------------------------

Demasiado viejo para amar

Otra vez Eros, mirándome lánguidamente
con sus ojos bajo párpados azulados,
con mil seducciones me empuja
dentro de la red inextricable de Cipris.

Le temo cuando lo veo acercarse
como un caballo sufridor del yugo, vencedor en los Juegos,
en su vejez, caminando de mal grado, con veloz carro entrando en carrera.


Massa vell per estimar

Eros, de bell nou, mirant-me sota les seves blavoses
parpelles amb ulls lànguids,
amb seduccions de tota casta em llença
a les incertes xarxes de Cipris.

En veritat tremolo de veure’l apropar-se,
com un cavall portador del jou, guanyador de premis,
quan és vell camina de mal grat, amb el veloç carro, a la competició.

domingo, 20 de marzo de 2011

Les torres de Kessel

Imatge: Francesc Cornadó. Llibreta Negra.

Les torres de Kessel

Les torres destruïdes de Kessel han estat reemplaçades per unes altres de fractura moderna.

Els tèrmits rosegaran els cabirons de fusta
i les parets mestres s’aprimaran,
i les voltes de canó no es podran recolzar
en la substància ferma del passat
i quan les pedres restaurades
s’esmicolin, encara recollirem
els carreus de la llàstima
per endreçar-los segons un ordre
espectacular i foll.

--- --- traducción --- ---

Las torres de Kessel

Las torres destruidas de Kessel han sido reemplazadas por otras de fractura moderna.

Las termitas roerán las jácenas de madera
y las paredes maestras se adelgazarán,
y las bóvedas de cañón no se podrán apoyar
en la sustancia firme del pasado
y cuando las piedras restauradas
queden desmenuzadas, aun recogeremos
los sillares de la lástima
para ordenarlos según un orden
espectacular y loco.

Pinie und Blitz

Imatge: Francesc Cornadó. Llibreta Negra
Text: Friedrich Nietzsche. Pinie und Blitz.

Como si fuera una liturgia, vamos a justificar "todo esto" como un fenómeno estético.

sábado, 19 de marzo de 2011

Conde de Lautreamont


Conde de Lautreamont
Cantos de Maldoror (fragmento)

(...)
Hay horas en la vida en que el hombre de melena piojosa lanza, con los ojos fijos, miradas salvajes a las membranas verdes del espacio, pues le parece oír delante de sí, el irónico huchear de un fantasma. El menea la cabeza y la baja; ha oído la voz de la conciencia. Entonces sale precipitadamente de la casa con la velocidad de un loco, toma la primera dirección que se ofrece a su estupor, y devora las planicies rugosas de la campiña. Pero el fantasma amarillo no lo pierde de vista y lo persigue con similar rapidez. A veces, en noches de tormenta, cuando legiones de pulpos alados, que de lejos parecen cuervos, se ciernen por encima de las nubes, dirigiéndose con firmes bogadas hacia las ciudades de los humanos, con la misión de prevenirles que deben cambiar de conducta, el guijarro de ojo sombrío ve pasar, uno tras otro, dos seres a la claridad de un relámpago, y, enjugando una furtiva lágrima de compasión que se desliza desde su párpado helado, exclama: Por cierto que lo merece; no es más que un acto de justicia.

Después de haber dicho esto, recobra su actitud huraña, y sigue observando, con un temblor nervioso, la caza de un hombre, y los grandes labios de la vagina de sombra, de donde se desprenden incesantemente, como un río, inmensos espermatozoides tenebrosos que toman impulso en el éter lúgubre, escondiendo en el vasto despliegue de sus alas de murciélago, la naturaleza entera, y las legiones de pulpos que se han vuelto taciturnos ante el aspecto de esas fulguraciones sordas e inexpresables. "

viernes, 18 de marzo de 2011

Octavo soneto del geómetra


8.

Los aullidos de lobo hacen más oscura la noche
y los alaridos de lechuzas y búhos
son la canción conocida del miedo,
la que escuchamos detrás de la ventana.

Será necesario que el ciervo proteja a sus cachorros
y el ratón se esconda en la madriguera profunda,
pues los cánidos tienen los ojos encendidos
y lo ven todo entre gusanos y matorrales.

Si tienes la sangre ardiente podrás huir
de la acometida sanguinaria de la bestia
de colmillos blancos que se esconde en la arboleda.

Pero si el lobo se va, sospecha de las flechas,
pues si te abaten llegará después el chacal
que lamerá tu último suspiro.


- - - --- original en catalán --- - - -
8.

Udols de llop fan més fosca la nit
i els esgarips d’òlibes i mussols
són la cançó de la por coneguda,
la que escoltem darrera la finestra.

Caldrà que el cérvol protegeixi els cadells
i el ratolí s’amagui al cau profund,
els carnissers tenen els ulls encesos
i ho veuen tot entre verns i garrigues.

Si tens la sang ardent podràs fugir
de l’escomesa sanguinària del llop
dels ullals blancs que s’amaga a l’arbreda.

Si el llop se’n va, sospita de les fletxes,
car si t’abaten farà cap el xacal
que lleparà el teu darrer sospir.

jueves, 17 de marzo de 2011

El pi de Formentor

Joan Miró. El pi de Formentor. Grabado Aguatinta 1976

El pi de Formentor

Miquel Costa i Llobera


Mon cor estima un arbre! Més vell que l'olivera
més poderós que el roure, més verd que el taronger,
conserva de ses fulles l'eterna primavera
i lluita amb les ventades que atupen la ribera,
que cruixen lo terrer.

No guaita per ses fulles la flor enamorada;
no va la fontanella ses ombres a besar;
mes Déu ungí d'aroma sa testa consagrada
i li donà per terra l'esquerpa serralada,
per font la immensa mar.

Quan lluny, damunt les ones, reneix la llum divina,
no canta per ses branques l'aucell que encaptivam;
el crit sublim escolta de l'àguila marina
o del voltor qui puja sent l'ala gegantina
remoure son fullam.

Del llim d'aquesta terra sa vida no sustenta;
revincla per les roques sa poderosa rel;
té pluges i rosades i vents i llum ardenta,
i, com un vell profeta, rep vida i s'alimenta
de les amors del cel.

Arbre sublim! del geni n'és ell la viva imatge;
domina les muntanyes i aguaita l'infinit;
per ell la terra és dura, mes besa son ramatge
el cel que l'enamora, i té el llamp i l'oratge
per glòria i per delit.

Oh sí: que quan a lloure bramulen les ventades
i sembla entre l'escuma que tombi el seu penyal,
llavors ell riu i canta més fort que les onades
i, vencedor, espolsa damunt les nuvolades
sa caballera real.

Arbre mon cor t'enveja. Sobre la terra impura,
com a penyora santa duré jo el teu record.
Lluitar constant i vèncer, regnar sobre l'altura
i alimentar-se i viure de cel i de llum pura...
Oh vida! oh noble sort!

Amunt ànima forta! Traspassa la boirada
i arrela dins l'altura com l'arbre dels penyals.
Veuràs caure a tes plantes la mar del món irada,
i tes cançons tranquil•les aniran per la ventada
com l'au dels temporals.

ODA XXX - HORACIO

Imagen: Francesc Cornadó. Llibreta Negra
ODA XXX
Horacio

Exegi monumentum aere perennius
regalique situ pyramidum altius,
quod non imber edax, non Aquilo impotens
possit diruere aut innumerabilis
annorum series et fuga temporum.
Non omnis moriar multaque pars mei
vitabit Libitinam; usque ego posterea
crescam laude recens, dum Capitolium
scandet cum tacita virgine pontifex.
Dicar, qua violens obstrepit Aufidus
et qua pauper aquae Daunus agrestium
regnavit populorum ex humili potens,
princeps AEolium carmen ad Italos
deduxisse modos. Sume superbiam
quaesitam meritis et mihi Delphica
lauro cinge volens, Melpomene, comam.


traducció de Narcís Comadira

Hi escric en català l’oda 30 del Llibre III d’Horaci

He alçat un monument més durador que el bronze.
més alt en majestat que les piràmides,
que ni l’hivern voraç ni la tramuntanada
no podran ensorrar, ni la cadena
del anys innombrables ni el pas del temps que fuig.
No moriré del tot, una bona part meva
burlarà Libitina: les lloances
em faran créixer, mentre al Capitoli
pugi el pontífex amb la verge callada.
I allà on ressona el riu Ofant, salvatge,
allà on la terra pobra d’aigües, Daunus
regnà sobre els pastors, diran que jo,
nat d’una soca humil, vaig ser el primer
a mostrar el cant eoli. Tu, Melpomene, acull
un orgull merescut i, bondadosa,
cenyeix-me el cap amb el llorer de Delfos.

--- --- al castellano --- ---

He construido una obra más perenne que el bronce,
más alta que el túmulo real de las pirámides;
no podrán destruirla ni la voraz tormenta
ni el fuerte Aquilón, ni la innumerable serie
de los años con que se escapa el tiempo.
No moriré del todo, gran parte de mí
rehuirá a Libitina: creceré sin cesar,
mientras el Pontífice suba al Capitolio
con la virgen callada, y en tiempos futuros
renaceré en alabanzas.
Y allí donde resuena el río Áufido, el salvaje,
allí donde la tierra pobre en agua reinó Dauno
sobre los pastores, dirán que yo,
habiendo ascendido desde lo más humilde,
fui el primero en unir el canto eolio a los ritmos ítalos.
Acepta, oh Melpómene, esta justa soberbia
y bondadosa cíñeme con el laurel de Delfos.

ODA XXX
Horacio

miércoles, 16 de marzo de 2011

EUPALINOS O EL ARQUITECTO

Imagen: Francesc Cornadó. Llibreta Negra

Inspirado en el diálogo socrático Fedro o de la belleza, Paul Valéry escribió Eupalinos o el arquitecto. Un texto donde Sócrates y Fedro dialogan sobre el aspecto abstracto de las formas arquitectónicas y sobre el parentesco entre música y arquitectura.

Experimentamos la arquitectura con nuestros sentidos, la contemplamos y nos movemos dentro de ella. El trabajo del arquitecto adquiere una transcendencia que va más allá de muros y cimientos y a propósito del trabajo de creación del arquitecto, Paul Valéry dice:

¡Estamos, nos movemos, vivimos... en la obra del hombre (el arquitecto)! De alguna manera respiramos ahí la voluntad y las preferencias de alguien. Estamos posesionados y dominados por las proporciones escogidas por él. No podemos escapar de él.

Bien, pues, esto induce a la vanidad. El joven estudiante de arquitectura corre el peligro de endiosarse, de creer que dominará la respiración y los movimientos de aquellos que habitarán los edificios que habrá proyectado. Corre el peligro de ensoberbecerse, corre el peligro de creer que su único interlocutor es Sócrates y acaba planeando a un palmo de altura por encima de los demás mortales.

EL GOCE POR NEGACIÓN

Imagen: Francesc Cornadó. Llibreta negra

A menudo solemos gozar de lo que hemos perdido. Es el sentimiento de placer que puede haber en la melancolía. Cuando ya no poseemos el bien perdido, gozamos de forma más intensa de él que cuando lo teníamos a nuestro alcance. Esto es, sin duda, una perversión más del romanticismo. Es el aumento del placer por negación.

Este efecto de tensión melancólica trastoca los valores positivos, de manera que cuando en una obra artística se destacan defectos o negaciones, la capacidad de impresión del elemento positivo se enaltece, los valores perdidos se hacen más penetrantes y el deterioro del objeto valioso se convierte en un valor positivo.

Aunque tenga su eficacia desde del punto de vista moral, el goce estético por negación es algo ignominioso, no conforme con la razón.

Cuando una obra de arte pone énfasis en la tensión y acentúa lo anormal, lo perfectible, lo trágico o lo demoníaco incita a la reacción y fomenta nuestra reconciliación o benevolencia, es decir, revuelve sentimientos morales condescendientes con el criminal, no sin antes de que haya cumplido su condena y expiado el delito. -Vamos, todo un programa romántico.

De mortius nil nisi bene
De los muertos no se suele decir, sino los bueno.

En efecto, esto es así porque coincide con nuestros sentimientos naturales. Al muerto le ha sucedido lo peor que creemos que pueda sucederle, el no existir. ¿Es esto lo que nos hace ser benévolos con él?

El goce por negación, he ahí una perversión romántica.

martes, 15 de marzo de 2011

Quinto soneto del geómetra

5.

Se levantan tres cilindros a lo lejos,
más allá de la valla espinosa,
tres chimeneas que echan humo de muerte,
oscuras y afóticas humean exterminio.

Todo huele a eficaz crematorio
de siglo veinte, de progreso invertido,
de refinada civilización,
de no retorno y de control de razas.

No hay que hacer muchas líneas para contar
todos los que mueren, sólo un cuaderno
con una lista sin nombres, sólo cifras.

Ahora construiremos museos de la memoria,
de flores marchitas, de chimeneas negras,
de setos altos y de odio secular.

original en catalán
5.

Hi ha tres cilindres que s’aixequen
més enllà de la cledissa espinosa,
tres xemeneies que treuen fum de mort,
fosques i afòtiques fumegen extermini.

Tot fa pudor d’eficaç crematori
de segle vint, de progrés invertit,
de refinada civilització,
de no retorn i de control de races.

No cal fer gaires línies per comptar
tots els que moren, només una llibreta
amb una llista sense noms, només xifres.

Ara farem museus de la memòria,
de flors marcides, de xemeneies negres,
de cledes altes i d’odi secular.

lunes, 14 de marzo de 2011

La muerte en Beverly Hills

La muerte en Beverly Hills
Pere Gimferrer
V
En las cabinas telefónicas
hay misteriosas inscripciones dibujadas con lápiz de labios.
Son las últimas palabras de las dulces muchachas rubias
que con el escote ensangrentado se refugian allí para morir.
Última noche bajo el pálido neón, último día bajo el sol alucinante,
calles recién regadas con magnolias, faros amarillentos de
los coches patrulla en el amanecer.
Te esperaré a la una y media, cuando salgas del cine -y a
esta hora está muerta en el Depósito aquélla cuyo
cuerpo era un ramo de orquídeas.
Herida en los tiroteos nocturnos, acorralada en las esquinas
por los reflectores, abofeteada en los night-clubs,
mi verdadero y dulce amor llora en mis brazos.
Una última claridad, la más delgada y nítida,
parece deslizarse de los locales cerrados:
esta luz que detiene a los transeúntes
y les habla suavemente de su infancia.
Músicas de otro tiempo, canción al compás de cuyas viejas
notas conocimos una noche a Ava Gardner,
muchacha envuelta en un impermeable claro que besamos
una vez en el ascensor, a oscuras entre dos pisos, y
tenía los ojos muy azules, y hablaba siempre en voz
muy baja- se llamaba Nelly.
Cierra los ojos y escucha el canto de las sirenas en la noche
plateada de anuncios luminosos.
La noche tiene cálidas avenidas azules.
Sombras abrazan sombras en piscinas y bares.
En el oscuro cielo combatían los astros
cuando murió de amor,
y era como si oliera muy despacio un perfume.

De "La muerte en Beverly Hills"
Pere Gimferrer

El cofrecillo


La frontera la levantó el más fuerte de todos y se otorgó, acabada la obra, el derecho de franquearla. En un cofrecillo de marfil guardó el horror y las llaves de las puertas de la muralla.

domingo, 13 de marzo de 2011

El cráter de Pandora


Del cráter de Pandora
han salido gavilanes
que de noche han esparcido
cuchillos afilados
por los confines del mundo.

No es incierto el hambre
ni ciertos son los vínculos
del progreso, ni lo son los trenes
que cargan promesas,
espejitos y baratijas.

Ninguna espina del rosal
de neón es benéfica
y una serpiente reta al siglo
y dibuja en la arena
el grito de la abundancia.

Al amanecer todo resplandece como la hoja del sable curvado.
Al amanecer, sin excusa, tendremos que doblar el espinazo.

Del cráter de Pandora
han salido aves negras.

Pandora, la persuasiva

La mujer bella, grácil y persuasiva no pudo reprimir su curiosidad. Destapó el ánfora y los males se esparcieron por el mundo. Eran aves de mal agüero que volaron y proyectaron sus sombras siniestras sobre toda la tierra.

Solo quedó la esperanza en el fondo del ánfora.

La esperanza es el pobre consuelo que los mortales necesitamos para andar por estos caminos y así, a pesar de algún achaque, podemos acompañar a las estaciones, ahora un paso, ahora otro pasito y de esta manera vamos engañando al cuerpo hasta creer que todo el camino es nuestro y creer que podemos provocar la revolución: otra forma de consuelo capaz de sorprender a Pandora y a los dioses que le proporcionaron el recipiente que contenía todos los males.

El ánfora de Pandora estaba ennegrecida.

Las Piérides


No sé si hablo con una urraca vulgar o con Cécride o Pipo o Colímbade. No sé si tu plumaje es el de una de las Piérides o eres la simple picaza que raspa los huesos de la vaca cadáver.

¿Serás una de las nueve doncellas de Trácia, hija de Píreo de Pela y de Evipe, que se atrevieron a rivalizar con las Musas?

Vuestro orgullo os traicionó. Erais hábiles en el canto, pero no lo suficiente como para competir con las Musas. Por vuestra osadía recibisteis el castigo divino.

En fin urraca, casi prefiero que seas el vulgar pajarraco de las trochas que una orgullosa Piéride.

En el Hilicón se queden las Musas y los dioses en el Olimpo que nosotros por aquí abajo nos las apañamos sin dar cuentas a nadie.


Salvador Espriu

imatge: Joan Miró. Personnage-etoile

Cementiri de Sinera



XXV

A la vora del mar. Tenia
una casa, el meu somni,
a la vora del mar.
Alta proa. Per lliures
camins d’aigua, l’esvelta
barca que jo manava.
Els ulls sabien
tot el repòs i l’ordre
d’una petita pàtria.
Com necessito
contar-te la basarda
que fa la pluja als vidres!
Avui cau nit de fosca
damunt la meva casa.
Les roques negres
m’atrauen a naufragi.
Captiu del càntic,
el meu esforç inútil,
qui pot guiar-me a l’alba?
Ran de la mar tenia
una casa, un lent somni.

- --- traducción al castellano --- -

Cementerio de Sinera

XXV

A la orilla del mar. Tenía
una casa, mi sueño,
a la orilla del mar.

Alta proa. Por libres
caminos de agua, la esbelta
barca que yo guiaba.

Los ojos conocían
todo el reposo y el orden
de una pequeña patria.

Necesito contarte
qué miedo da la lluvia
en los cristales.
Hoy cae sobre mi casa
la noche oscura.

Las rocas negras
me atraen al naufragio.
Cautivo del cántico,
mi esfuerzo inútil,
¿quien me guía hacia el alba?

Junto a la mar tenía
una casa, mi sueño.

viernes, 11 de marzo de 2011

Segundo epodo contra miedosos

Segundo epodo contra miedosos

¡Qué negro el pavor de la noche,
tan oscura!
Del paisaje conocido al abismo ignorado
solo un paso,
pocos metros y un salto mínimo,
inmenso.
Arriba, en el acantilado, restallan los dientes
y la luz
que tiembla en la línea difuminada del horizonte
lejano.
En la solidez del espejo negro se marchita un dolor
de cenizas,
las flores del mal, las malas hierbas y el canto de siempre:
la Sibila,
Ya lo ves, caminante atemorizado, que el miedo impide el paso
y la cordura
y del camino llano se convierte en abismo abierto a los pies
de este epodo.

.. ... ... .. original en catalán .. ... ... ..

Segon epode contra porucs

Que n’és de negra la basarda de la nit,
tan fosca.
Del paisatge conegut a l’abisme ignorat
un pas,
pocs metres y només un salt mínim,
immens.
A dalt el penya-segat, espeteguen les dents
i la llum
que tremola a la línia oculta i difosa de l’horitzó
llunyà.
En la solidesa del mirall negres cendres de dolor
marceixen.
les flors del mal, les males herbes i el cant de sempre:
la Sibil•la,
Ja ho veus, caminant atemorit, que la por barra el pas
i el seny
i del camí planer en fa un abisme obert al peus d’aquest
epode.

jueves, 10 de marzo de 2011

Los vitrales

Cuadro II-o5 Adolfo Soto Santarem (Córdoba)

Avanzo por la nave central,
oscura,
y levanto la mirada a la izquierda,
los vitrales representan las escenas
de San Vicente.

El color dibuja monstruos en los paramentos,
y desfigura las piedras reales,
pintando molduras doradas y de rojo las columnas
como la sangre del mártir,
que en medio del dolor ya presiente el paraíso
cercano
que abre sus puertas de par en par.

Eterno.

El mosaico de luz, como una voz desde el púlpito
confunde las verdades
y proclama dolor
donde no hay más que goce.

original en catalán

Avanço per la nau central,
fosca,
i alço l’esguard a l’esquerra,
els vitralls representen les escenes
de Sant Vicenç.

El color dibuixa monstres als paraments,
i desfigura les pedres reals,
pintant motllures daurades i columnes vermelles
com la sang del màrtir
que en mig del dolor ja sent el paradís
proper
que obre les portes de bat a bat.

Etern.

El mosaic de llum, com una veu des del púlpit
confon la veritat
i proclama dolor
on només hi ha goig.

miércoles, 9 de marzo de 2011

LLANTOS

Es una secreción que se produce con poca frecuencia cuando el goce estético huye del sentimentalismo. Sin embargo, hay casos notables de llantos apolíneos, clásicos, razonados, plausibles, noéticos, racionales o especulativos y no es extraño el llanto como una manifestación privada del goce estético.

Hay un llanto que no tiene ni un ápice de dolor, ni se fundamenta en nada material, es sólo una reflexión. Es como las lágrimas derramadas por uno de los últimos Medici en 1705 cuando confesaba que había llorado escuchando el Oratorio de San Felipe Neri de Alessandro Scarlatti; aquello era un llanto reflexivo, que nacía de la razón. Era un suspiro intelectual. Generoso.

Las lágrimas de Boabdil, en cambio, son zumos románticos. El rey moro lloró por lo que había perdido. Ya nunca más sentirá el goce por Granada. A los pies de su madre derrama unas lágrimas de dolor y al mismo tiempo de egoísmo, no en vano, ha perdido su joya más preciada.

El llanto romántico duele, es interesado, es Tanathos. El llanto racional es estético y nos sitúa lejos de la bestialidad, es Eros.

Para poner remedio a tanta lágrima sensiblera habría que crear espacios de catarsis donde la gente, llorando, descargara los sentimientos acaramelados.

De esta depuración ya hablaba Aristóteles, de hecho, la antigua tragedia griega hacía esta función. El teatro podría convertirse en el vertedero de los sentimientos.

Francisco Ferrer Lerín diría, quizás que se trata del muladar de los sentimientos enlagrimados.

No será extraño que aún venga un psicólogo ocioso y leyendo esta nota elabore una teoría del llanto y compare las formas de sollozo con el conflicto entre lo clásico y lo romántico.

Como nos reiremos del teórico, le pediremos que nos explique qué demonios pasa con las lágrimas de cocodrilo y los vapores de cebolla.

lunes, 7 de marzo de 2011

Séptimo soneto del geómetra

7.

Si así lo queréis me pondré una venda
y no veré nada, voy a ser optimista, reiré,
bailaré bajo guirnaldas iracundas
y esbozaré polígonos estrellados.

No trazaré ninguna línea roja, ninguna
elipse excéntrica, pasaré el tiempo
con los ojos cerrados, y los planos quedarán
en blanco, limpios, vacíos sin garabatos ni líneas.

La naturaleza tiene, sin embargo, horror al vacío
y todo es siempre igual bajo la capa del sol,
los bárbaros están aquí o llegarán después,

acabará el baile y otra vez las manchas
ensuciarán los pergaminos adversos
y el malandrín llegará por el camino real.

0riginal en catalán

7.

Si així ho voleu em posaré una bena
i no veuré res, seré optimista, riuré,
ballaré sota garlandes iracundes
i esbossaré polígons estrellats.

No faré cap línia roja ni cap
el•lipse excèntrica, l’estona passaré
amb els ulls clucs, i els plànols quedaran
en blanc, nets, buits sense gargots ni línies.

Però té la natura horror del buit
i tot és sempre igual sota la capa del sol,
els bàrbars són aquí o arribaran després.

Acabarà el ball i un altre cop les taques
embrutaran els pergamins adversos
i el malandrí vindrà pel camí ral.

domingo, 6 de marzo de 2011

EL NAUFRAGUITO

Una Perla

Amigos todos
existe un lugar insólito, una isla perdida donde se encuentran los náufragos, donde hay tesoros escondidos, cofres con perlas, con esmeraldas transparentes como el pensamiento libre, brazaletes de oro reluciente con diamantes engarzados, cada piedra preciosa es una disidencia, una reflexión, un acto de valor.

Amigos todos
quiero daros a conocer esta isla, se encuentra en el archipiélago de la necesidad.

Amigos todos
quiero daros a conocer EL NAUFRAGUITO. Es una publicación insólita, una “rara avis”, un fanzine que viene publicándose desde 1989. Hace la friolera de 22 años y esto, amigos míos, para una publicación absolutamente INDEPENDIENTE es una eternidad, es algo que solamente es posible porque detrás de cada página se encuentra el entusiasmo de su creador, Ceferino Galán. Él lo piensa, lo escribe, quiero decir que incluso lo pica al ordenador, lo imprime, lo compagina y recorta, lo encuaderna, y lo hace todo y todo. Cada número de El Naufraguito es original en composición, en diseño, en tipografía y sobre todo es original porque original es el pensamiento de su creador.

Amigos todos
El Naufraguito ha sido nominado al premio al Mejor Fanzine por el Salón del Cómic de Barcelona. Felicitamos a El Naufraguito y deseamos que sacie su sed con el agua de los cocos de su isla.

Amigos todos
si una tempestad os alcanza y sois víctimas de un hundimiento, un desastre, un naufragio al fin, podéis llegar a la Isla en

www.elnaufraguito.com

Cuarto soneto del geómetra

4.
Dibujamos la ciudad ideal,
pentagonal, con murallas gruesas
con troneras cada catorce pies
y almenas altas como cumbres inexpugnables.

Sobre las puertas proyectamos unos balcones
desde donde lanzar aceite hirviendo encima
del visitante, en los ángulos del pentágono
hicimos construir torres con sillares de basalto.

Desde arriba, protegido por las almenas,
se pueden lanzar flechas envenenadas
también fuego griego y administrar venganza.

Esta fue la ciudad ideal,
la que trazamos, y cuyos planos encontramos
en los tratados clásicos de arquitectura


original en catalán

4.

Vam dibuixar la ciutat ideal,
pentagonal, amb muralles gruixudes
amb espitlleres cada catorze peus
i merlets alts com cims inexpugnables.

Sobre les portes vam projectar uns balcons
per llençar oli bullent damunt
el visitant, als angles del pentàgon
vam bastir torres de carreus de basalt,

de dalt estant, protegit pels merlets
es pot llençar fletxes enverinades
també foc grec i administrar venjança.

Aquesta fou la ciutat ideal,
la què traçarem, els plànols de la qual
són als tractats clàssics d’arquitectura.

Unter den Linden

He paseado hoy bajo los tilos
al amparo de la aurora, cuando los cafés
no condensaban aún el olor caliente
del desayuno apresurado ni del recuerdo.

Al amparo del ramaje imperturbable no hallé
ningún dibujo en la corteza, ningún corazón trazado
y ni ninguna inicial de antiguos amantes,
sólo un tronco con savia vieja y herida.

La sinrazón se escapó por Brandemburgo,
por la sombra de las flores y del combate
y construyó un muro altísimo entre las caricias.

El amor fue pisado bajo los tilos
y la voz de Marlene que aún suspira
por las flores blanquecinas de los carteles morados.

Dos poemas de Henri Michaux


PISOTEADO

Cuando lo hubieron pisoteado durante diez años;
"Después de todo, dijeron, tenía algunas cualidades,
A partir de hoy, se prohíbe a todos pisotearlo"
Se fue levantando poco a poco, porque tenía realmente cualidades.
Pero un domingo, como al pueblo le gusta mucho la juerga, se le permitió que lo pisoteara una vez más.
Y fue en tal forma aplastado ese solo domingo, o talvez ya había perdido esa costumbre, que se sintió más miserable que nunca.
"Después de todo, dijeron, no tenía tantas cualidades"
Henri Michaux

LA MARCHA SOBRE LAS DOS ORILLAS

Caminar sobre las dos orillas de un río es un penoso ejercicio.
Con frecuencia vemos así a un hombre (estudiante de magia) que remonta un río, caminando sobre una y otra orilla a la vez; de tan preocupado que está, no nos ve. Porque lo que realiza es delicado y no tolera distracción alguna. ¡Pero qué solo podría encontrarse de repente sobre una sola orilla, y qué vergüenza para él, entonces!
Henri Michaux

sábado, 5 de marzo de 2011

Àrtemis

Artemisa

Vigila el carcaj, Artemisa.
Debes tener cuidado y estar alerta,
que los jueces, dueños o sacerdotes,
no te roben las flechas y el arco.

De esos hacen instrumentos de represalia,
ellos, que son tan cultos,
saben de mitologías
y de los dioses han aprendido demasiado bien
el arte de la venganza
y con las flechas ligeras de boj
administran el pan y la sangre.


---- original en catalán ----

Àrtemis

Vigila el carcaix, Àrtemis.
Has de tenir cura i estar alerta,
que els jutges, amos o sacerdots,
no et prenguin les fletxes i l’arc.

Ells en fan instruments de revenja,
ells, que són tan cultes,
saben de mitologies
i dels déus han après massa bé
l’art de la venjança
i amb les fletxes lleugeres de boix
administren el pa i la sang.

viernes, 4 de marzo de 2011

El barroco

Aunque Bernini esté por medio, todo en el barroco es tópico y pretencioso en el mejor de los casos, pero en general no es más que un fardo de pingos y perigallos dispuestos de manera retórica y almibarada.

El barroco disuelve la forma en un sinfín de volutas, de curvas y contra-curvas, nada se concreta, solo lo superfluo, el criminal adorno, la imprecisión, la desmesura y la ruptura del equilibrio.

La arquitectura barroca diluye el espacio en la forma y la forma se disgrega en garambainas insoportables.

En las artes del espacio (pintura, escultura, arquitectura) el barroco provoca un empalago cargante, es una especie de saturación de caramelo, de edulcorante insoluble o de sacarina sintética pegajosa.

Más que teatral, el barroco es teatrero. Un espectáculo que fatiga. Su verismo retorcido de cartón piedra produce una comicidad chusca.

El artista barroco especula de espaldas a la realidad humana. Especula.

El barroco ha contribuido a falsificar y desfigurar la autenticidad luminosa y la mesura clásica del hombre mediterráneo.

Vamos al sur

El caminante y la urraca

Estas brumas tan espesas, estas llanuras tan interminables y este cielo de pizarra predisponen a la melancolía y a la reflexión amarga.

La nieve ha dejado mucho silencio sobre estas tierras. Los árboles han enmudecido y solo un viento helado hace temblar el rumor callado de sus hojas.

Las ramas de los árboles son caligrafías de tinta parda sobre un cielo gris. Detrás de ellas nada brilla.

Las gentes se recluyen en sus casas, hablan poco y elaboran ante el fuego de su forzada reclusión un egoísmo de codicia menuda. Más allá del vaho de los cristales se quiebra la aurora y detrás de las cortinas se labran surcos ruines de ambición.

Ante las brasas del hogar, y antes de que se calienten sus hombros y sus frentes, se les caldea el bajo vientre y entonces los deseos secretos arden en sus mentes.

Dentro de sus casas el calor es una presencia apasionada y fuera de sus casas el frío es una tristeza de plomo.

La nieve confunde los caminos, se pierden las rutas bajo el manto helado y resulta difícil orientarse entre líquenes arcaicos y abedules.

- Pero no lo dudes, pajarraco, debajo de la escarcha están dibujadas las líneas de siempre.

En estas tierras alejadas del mar nos ocurre como al poeta que añoraba el huerto claro donde florece el limonero.

- Chac, chac, chac, chac, chac.

- Hemos dejado en la cuneta nuestras huellas, que pronto la nieve habrá de borrar. Este camino lo dejamos atrás, quizás nunca lo volvamos a pisar. Nosotros no hacemos camino dejamos las fronteras detrás, a la zaga de tu vuelo y mi caminar. Dejaremos atrás las estelas perdidas en las trazas de la ausencia solar.

- Chac, chac, chac, chac, chac.

- Vamos hacia el sur, donde la luz inunda la primavera, donde las canciones suenan en la plaza, y los hombres engañan. Donde las tierras están más fragmentadas y la distancia entre fronteras es menor.

Junto al mar también anduvieron putas con hijos que luego se hicieron mayores, hombres de buena fe, poetas exaltados, cabrones taciturnos y apañamundos que blandían espadas y cimitarras.

- Vamos al sur donde los ríos se salen de madre y los torrentes recortan las laderas y con estruendo bajan desde la cima de las montañas hasta la mar purpúrea y destruyen las cosechas de los hombres.

jueves, 3 de marzo de 2011

Aparadors

Escaparates

Doy licencia a mi gesto y a mi imagen
los vanos escaparates que me permutan,
que me hacen, en medio de rótulos y paisaje,
una mueca de neones y espejos,
de colores que ponen clamor en la ruta
y me ofrecen la luz de un espejismo
de trueques de ricas baratijas.

Y no me hace falta nada de eso,
sólo busco el canje y el retorno
de esta figura que me es notoria,
y de la que hace muchas primaveras
que conozco su actitud, la suerte y el día,
que sé el nombre, el afán antiguo y la historia
y busca desenvuelta nuevos atajos.

--- original en catalán ---

Aparadors

Dono llicència al posat i a la imatge
als vans aparadors que em fan permuta,
que em fan, enmig de rètols i paisatge,
l’ullet esquiu de neons i miralls,
de colors que posen clam a la ruta
i m’ofereixen la llum d’un miratge
de riques quincalles i baratalls.

I res d’això em cal, prou que en faig cabòria,
només cerco el bescanvi i el retorn
d’aquesta figura que m’és notòria,
i de la que fa moltes primaveres
que en conec l’actitud, la sort i el jorn,
que en sé el nom, l’afany antic i la història
i busca desimbolt noves dreceres.

Gratitud

Imagen: Francesc Cornadó. Llibreta negra

La gratitud es una virtud que apunta siempre hacia atrás

A l'edat de l'amargura


En la edad de la amargura,
cuando llega el tiempo adverso,
observo el serpenteo inflado de las venas
y las manchas pardas en las manos.

Flores marchitas de otoño.

En la edad de la amargura,
entre las grietas de los muros antiguos,
aún resuenan recuerdos de primavera,
de cuando anhelé trastocar
la ansiedad y el deseo
y del asco quise hacer
un clamor rebelde contra el miedo.

Viejo espejismo del tiempo.

---- original en catalán ----

A l’edat de l’amargura
quan arriba aquest temps advers
observo el serpenteig inflat de les venes
i les llànties brunes a les mans.

Flors marcides de tardor.

A l’edat de l’amargura
pels esvorancs dels murs antics,
encara tombejen records de primavera,
de quan havia de capgirar
l’ansietat i el desig
i del fàstic en volia fer
un clam rebel contra la por.

Vell miratge del temps.

Dinteles


El dintel es un elemento arquitectónico que soporta tensiones de flexo compresión. Cubre los vanos (puertas, ventanas, etc.) recibiendo cargas linealmente repartidas y las transmite a los apoyos situados en sus extremos.

Se han construido dinteles de madera, de acero, de hormigón y de piedra.

Parece que el hombre, con eso de que la arquitectura debe comunicar, ha querido expresar la tensión que sufren las fibras del material y, con buril en mano, ha grabado inscripciones tensionadas y siniestras en la superficie del dintel.

Las inscripciones en los dinteles de las puertas suelen advertir o prevenir. Algunas producen inquietud y otras provocan terror.

Lasciate ogne speranza voi ch'intrate

nos advierte el dintel de la puerta del infierno. Antes ya nos había avisado:

Per me si va ne la città dolente
per me si va ne l’etterno dolore
per me si va tra la perduta gente

En la puerta del templo de Apolo en Delfos la inscripción es esta:

γνωθι σεαυτόν

transliterado como gnóthi seautón o sea “conócete a ti mismo

esto si que es una entrada al infierno pues si alcanzo este conocimiento corro el peligro de no soportarme jamás.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Primer soneto del geómetra

1.

Lanzaban bolas de azufre y brea encendida
con catapultas. A intramuros morían
madres e hijos. A extramuros esperaban
que la ciudad cayera al atardecer.

Con catapultas, también, tiraban ratas
para provocar infecciones bubónicas,
secaron los manantiales y los arroyos
para matar de sed a la población.

Pusieron sitio durante todo el verano y el otoño,
días y noches han deseado la muerte
unos a otros. Nada más deseaban.

No fue querella ficticia de dragones y ángeles,
fue un trazado irregular de curvas,
la trayectoria mortal de odios y envidias.

original en catalán

1.

Llençaven boles de sofre i brea encesa
amb catapultes. Morien a intramurs
mares i fills. A extramurs esperaven
que la ciutat al capvespre caigués.

Amb catapultes, també, tiraven rates
per provocar infeccions bubòniques,
van assecar les deus i els rierols
per a matar la població de set.

Van posar setge tot l’estiu i tardor,
dies i nits s’han desitjat la mort
els uns als altres. Res més no desitjaven.

No fou querella fictícia de dracs i àngels,
fou un traçat irregular de corbes,
la trajectòria mortal d’odis i enveges.

martes, 1 de marzo de 2011

Convicciones

Imagen: Francesc Cornadó. Llibreta Negra

Me esfuerzo por pasar el trapo, limpiar el trastero y echar al cubo de la basura todas las convicciones, así ligerito conservo agudeza y disponibilidad.

Celoso de mi libertad de pensamiento no me queda otro remedio que echar por la borda el pesado lastre de las convicciones. Sin esta carga la nave marcha sola, solamente la brisa más o menos fresca de la prudencia basta.

El fanatismo, cualidad poco amable, es una exasperación mental y es, sobre todo, un cúmulo de convicciones.

La Tempestad

La tempestad . Giorgone

La obra de Giorgone se caracteriza por su contenido de simbolismos herméticos propios y recurrentes de este artista veneciano.

La profusión de simbolismos herméticos ya fue anunciada por el napolitano Antonello da Messina, por Piero della Francesca y por otros artistas florentinos de principios del Renacimiento.

La incertidumbre estética y el hermetismo de Giorgone desconciertan a cualquier joven que quiera consagrar su vida al amor, al cultivo de las medias virtudes y a las caricias de los pecados menudos.

La prueba de Moises

La prueba de Moises. Giorgone

Os puedo desvelar el enigma del viejo del turbante, el de la barba blanca.

Dino Campana

Canti Orfici
Firenze (Uffizi)


Entro dei ponti tuoi multicolori
L’Arno presago quietamente arena
E in riflessi tranquilli frange appena
Archi severi tra sfiorir di fiori.

Azzurro l’arco dell’intercolonno
Trema rigato tra i palazzi accelsi:
Candide righe nell’azzurro: persi

Voli: su bianca gioventù in colonne.


Dentro tus puentes hoy multicolores
El Arno presagioso quietamente se atora
Y con tranquilos reflejos apenas recorta
Los arcos severos cuando se marchitan las flores.

Azur el arco del intercolumnio
Bañado entre excelsos palacios se estremece:

Blancas trazas en el cielo: perdidos

Anhelos: su blanca juventud entre columnas.


Dino Campana
Canti Orfici