domingo, 23 de septiembre de 2018

Mundo fugaz


Desconozco al autor de esta estrofa al “itálico modo” y me permito traducirla.

Considera questo mondo fugace così:

Come le stelle che si dissovono
Come le bolle in un ruscello
e la rugiada che evapora
e come un sogno
e una candela che varilla
e come un sogno.
  

Considera este mundo fugaz así:

Como las estrellas que se desvanecen
Como las burbujas en un arroyo
o el rocío que se evapora
y como un sueño
como una vela que titila
y como un sueño.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Casa La Ricarda


CASA LA RICARDA. El Prat de Llobregat. Arquitecto Antoni Bonet Castellana

Un bellísimo ejemplo de arquitectura racionalista
https://www.verkami.com/locale/es/projects/7050-la-ricarda-la-casa-de-vidre

lunes, 17 de septiembre de 2018

Comida de resistencia




En tiempos de posguerra, cuando deben realizarse trabajos duros, cuando la intolerancia muestra su cara más siniestra, cuando la pobreza es una realidad palpable, cuando la dentición de las gentes tiene más oscuros que claros, cuando se invoca demasiado a Platón, cuando los mocos dibujan pinceladas debajo de las narices infantiles, cuando el fanatismo proclama utopías inexistentes y exige sacrificios inútiles, cuando la Patria se escribe con letra capital, cuando la superstición se aprovecha de quienes pasan hambre, cuando los que mandan  exhiben un arsenal de símbolos, cuando el hambre es consecuencia del expolio, la corrupción y  la barbarie, cuando todo esto ocurre se necesita una alimentación adecuada para soportar tanto dolor. Comida de resistencia y alimentos viejos.
  
Altramuces
Nabos
Boniatos
Repollos
Caldo de gallina vieja
Castañas
Granadas
Leguminosas con tocino
Pan de hogaza.

Pasan los malos tiempos y la cocina se suaviza, incluso algunos se sienten responsables de lo mal que comen los demás y se tornan austeros y se alimentan poco.

Pero cuando se hace alarde de gastronomía y la comida pasa a ser un espectáculo ¿no será que se pretende esconder una miseria latente?

sábado, 15 de septiembre de 2018

De la intolerancia


 Josep Niebla (Tetuán 1945)

Debo suponer que el desprecio de la intolerancia es algo plausible y que su rechazo resulta éticamente positivo, pero si me encuentro con alguien que cree que la intolerancia es lo peor de todo, deberé admitir que estoy ante un individuo intolerante, un fanático.

Creo que si un individuo considera y juzga que alguna causa es tan absoluta y poderosa que pesa más que cualquier otra, y que hace de su creencia una reivindicación, se convierte en un fanático intolerante.