miércoles, 19 de febrero de 2014

Anticipaciones poéticas

Estructura verde y negra (1961)
Lucio Muñoz
 
Algunos poetas románticos lo anticiparon y más tarde otros poetas desengañados lo confirmaron: el hombre es el problema fundamental del hombre.

Los románticos y sus colegas posteriores no hicieron otra cosa que repetir lo que ya habían afirmado los clásicos: el hombre es un lobo para el hombre.

A pesar de este convencimiento, los poetas han compuesto odas, sonetos o sextinas, donde presentan al hombre como anhelo, nostalgia, esperanza y tragedia.

La admirada María Zambrano especuló con la razón poética y con la creación por la metáfora y, entre reflexión y reflexión, pensando que la sociedad se configuraba como un conjunto de soledades individuales, aseguró:

Hay que construir una sociedad humanizada que defienda la democracia, pero no de forma ciega. Hay que reflexionar sobre qué queremos decir con este concepto, dotarlo de contenido y significado, y no abandonarla a su propia deriva. La democracia es el mejor de los sistemas posibles conocidos, pero no porque sí, no por una tautología innata, sino porque debe permitir al individuo ser persona. O lo que es lo mismo, proporcionar el espacio necesario para poder realizarnos interiormente, desde un tiempo diferenciado.

María Zambrano, Obras completas, Galaxia Gutenberg 


El caso es que, entre anhelos y tragedias, hacemos analogías y pasamos de la soledad individual a la soledad de la democracia y casi siempre sin entender ninguna de las dos cosas.

3 comentarios:

  1. Cuanta razón en el epílogo. ¡
    salut

    ResponderEliminar
  2. he oído tantas loas a la democracia, y paso la pirada como lo haría un niño en el escaparate de una juguetería...entonces la democracia tiene rescoldos de hambre, tiene manifestaciones reprimidas, tiene niños pidiendo en la calle, ricos que no saben la cuantía de sus riquezas, usureros, agiotistas, oligopólicos, tránsfugas, corruptos...y como ese niño que miraba la vidriera y no tenía con qué comprar un juguete...me pongo a llorar
    .
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto amigo Omar, entran ganas de llorar. La democracia tiene sus miserias y sus males y el responsable de ellos es casi siempre el poder.
      Salud

      Eliminar