jueves, 12 de abril de 2012

A la belle etoile



Se pusieron blusones negros.

Le dieron una y mil vueltas a la existencia y, tras mucha reflexión, concluyeron que aquella era superior a la esencia.

Hubo demasiado dato y poca forma. Realmente lo que faltó fue un alma de artista. ¡Pobre Juliette, se quedó sola!

5 comentarios:

  1. si lo esencial es superior a lo existencial, yo vivo regalado,
    salut amic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Omar, dejando a parte existencia y esencia, tu tienes la compañía de tu magnífica poesía. Supongo que a este regalo te refieres. Eres un gran poeta.
      Salud

      Eliminar
  2. No...él se quitó la vida, que es lo que deseaba...y ella deseaba..lo que él deseaba...Ayy Margarita ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agg! terrible final de la existencia, amigo Miquel.
      salud

      Eliminar
  3. Ahhh Sartre ¡¡¡ cuando era ella la que llevaba la batuta ¡¡¡

    ResponderEliminar