domingo, 2 de marzo de 2014

Francisco Ferrer Lerín

Heller Altarpiece (detalle). 1509
Mathis Gothart Neithardt, llamado Matthias Grünewald. -Mathis der Mahler-

Aniversario

Fuiste Derrida y yo Paul de Man.
Y el abismo se abrió en el vértice de la palabra.
Hoy cumples una edad adolescente.
Yo, anteayer, un certificado de tránsito.

Éramos caballeros que montan el mismo caballo,
cristos podridos, diría el pianista canadiense,
formas y sonidos / geometría y música (Tommy Lasorda).
Por las rutas reales hervíamos en aceite
los cuatro pedazos del ajusticiado para que duraran más tiempo
y depilábamos cadáveres (tú lo reclamaste),
ese oficio poco remunerado.
Zapadores de largas piernas,
más que podridos
crispados, eso sí, con heridas purulentas; ¡oh, Grünewald!
¡oh, Braque, patrón!

Al llegar,
qué regreso,
bebimos té negro sujetando terrones de azúcar entre los dientes
como las tías abuelas italo-rumanas,
permanecimos al lado del asno
frente al perro rojizo que dormía; ese refugio, el universo,
ante el viento de superficie. El mar,
según el excelente señor Auger,
fue licor de vida para los cuerpos de la ciudad (los billetes
del Waqf
estaban en francés). El mar
predecía
el final del desatino.
Y sí, me olvidaba,
me olvido casi siempre,
en Turquía se camina
con zapatos de cuero. La cualidad,
que perdura en el arte,
es la visión propia del mundo;
laystall.
 

Edward Hopper, Escritos, Elba, Barcelona, 2012. Stefano Faravelli, Istanbul, Confluencias, Almería, 2011. Francisco Arago, Historia de mi juventud, Austral, Buenos Aires, 1946. Jean Paulhan, Braque le patron, Gallimard, París, 1952. Claude Roy, Arts fantastiques, Delpire, París, 1960.

Francisco Ferrer Lerín
HIELA SANGRE

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Miquel, ultimamente estoy leyendo mucha poesía que me produce una sensación de pérdida de tiempo, estoy cansado de haikús y esto que he leído pocos, pero me empalagan, me cansa tanto poema ñoño y tanta sensiblería y romanticismo edocenado, se publica mucha poesía que lleva un "mensaje" como si acaso fuera la poesía un repartidor de esos que van en motocicleta repartiendo mensajes. Busco la forma estética, bella o no bella, hermética o diáfana, pero busco la forma. Cierro todo opúsculo y regreso a la obra de Ferrer Lerín.
      Salud

      Eliminar
  2. Me interesa esto que usted dice sobre el mensaje de la poesía, yo también creo que podríamos olvidarnos de tanto mensaje y volver a lo sustancial, al silencio, a la forma en sí misma.
    ¿El señor Francisco Ferrer a publicado algún otro libro de poesía?
    Ahora mismo intentaré encontrarlo. Gracias
    J. Aubert

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo J. Aubert
      el libro "Cónsul" se incluye en "Ciudad propia. Poesía autorizada", volumen que también recoge otros dos libros: "De las condiciones humanas" y "La hora oval".

      Eliminar
  3. Me impacta la imagen. Me gustó todo.

    Andri Alba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Andri, las imágenes de Matthias Grünewald impresionan, son desencarnaciones y ensangramientos, representación de excrecencias vulgares y purulentas muchas veces, podredumbre explícita de la carne y descuartizamientos evidentes.
      La poesía de Ferrer Lerín es un experimento sobre la desencarnación del lenguaje y sobre todo un alegato contra el ensangramiento del intimismo demasiado explicito de mucha poesía sentimentaloide.
      Salud

      Eliminar
  4. Un maestro, Francesc; poemas que pueden carnalmente palparse y dejan un sabor alcaloide en el paladar lector. Están llenos de vida.

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Manuel, es muy recomendable toda su obra.
      Salud

      Eliminar