martes, 24 de febrero de 2015

Dos certidumbres arquitectónicas

 
El Partenon
Ictinio y Calícrates y el escultor Fidias

Con toda seguridad el edificio más bello del mundo.


 
Escalera de la Biblioteca Laurenciana
Miguel Ángel

Con toda seguridad la escalera más bella del mundo.

20 comentarios:

  1. Atenas y Roma, dos referentes de nuestra cultura. De allí venimos. Hay gente en Europa que ha olvidado esto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Cayetano, son edificios clásicos. La Atenas clásica de Pericles y el Renacimiento florentino de los Medici. Preciosos.
      Salud

      Eliminar
  2. Uf...... difícil está discutirlo.
    Impresionante las dos construcciones.
    la escalera la foto no le hace justicia, al natural gana muchísimo.
    En cuanto al Partenón, no lo he visitado, pero tendré que darme prisa antes de que se lo lleven a Alemania.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, amic Dapazzi, la foto no le hace justicia, he tomado la foto de internet, la que hice yo mismo es mucho peor, soy un fotógrafo desastroso.
      En cuanto al Partenon no me queda más que decirte, que dejes todo lo que estás haciendo y vayas a verlo, nunca se te olvidará, te dejará una marca en la mente que habrá de persistir para siempre. El Partenón es la construcción humana más hermosa que existe.
      Salud

      Eliminar
  3. Coño ¡¡¡¡¡¡
    Grecia en estos momentos ??????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic Miquel, en estos momentos y siempre, siempre Grecia, El Partenón es la mejor obra de arquitectura que se ha levantado sobre la tierra.
      Salud

      Eliminar
    2. me gusta el comentario de miquel

      un cordial saludo estimado sr. Francesc.

      andri alba

      Eliminar
  4. Hay que seguir tu consejo, dejarlo todo para marchar al encuentro de los lugares -la biblioteca Laurenciana y su escalera, por ejemplo-que reservan un instante de revelación para quienes son sensibles a la belleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amaltea, más de una vez nos proponemos no dar consejos a nadie, pero luego, ante tanta belleza caes en la tentación y le dices a un amigo que lo deje todo y vaya en pos de la diosa de mirada terrible.
      Abrazos

      Eliminar
  5. El Partenón; un coloso y a pesar de todo el destrozo por la mano del hombre aun sigue siendo bello...Impresiona verlo .Lo que se hace con decoro y buen gusto siempre permanece.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Bertha, la mano del hombre, la intolerancia, el fanatismo religioso, la barbarie; un horror. Y sigue la cosa. Muy triste.
      Besos

      Eliminar
  6. Hola Francesc:

    Hace días que no me pasaba por aquí pero cuando a uno lo citan con estas dos “certezas” qué menos que dejar un comentario.

    Aún a riego de meterme en camisa de once varas en casa de un arquitecto, pienso que existe un terreno común tanto en lo que hace a la intervención en el espacio físico como en la concepción de la belleza. En ese sentido, supongo que no digo ninguna barbaridad, el hilo dorado que une a estas dos certezas arquitectónicas es el famoso y nunca bien memorizado número áureo (“se dice que una recta ha sido cortada en extremo y media razón, cuando la recta entera es al segmento mayor como el segmento mayor es al segmento menor” algo así afirma Euclides). Sin duda, en el caso del Partenón, los arquitectos griegos no tenían otra pauta para construir ¡y vaya si construían bien! Aunque será Platón quién expondrá y, de alguna forma, sistematizará una idea de belleza basándose en el número áureo. Unos cuantos siglos después, los neoplatónicos del quatrocentto y cinquecentto no sólo no sólo utilizarán aquella pauta para monumentalizar la arquitectura sino que la convertirán en la “divina proporción” con Luca Pacioli a la cabeza. La basílica de San Lorenzo –biblioteca Laurenciana incluida- supongo que no se escapará a esta concepción del espacio y del espíritu a pesar de ser hijas del primer manierismo. Hasta aquí mi camisa de once varas.

    Finalmente respecto a la escalera Laurenciana dos cosas. Una, que la escalera en tanto instancia mística por lo que tiene no sólo de ascenso y descenso, sino, sobre todo en este caso de conexión entre el “suelo ignorante” y la biblioteca como “saber revelado” es parte de una concepción neoplatónica del mundo y del ser. Y dos, no alejado del razonamiento anterior, está la descomposición en tríada a partir del séptimo escalón del cuerpo central de la escalera y tanto la continuación de ese cuerpo central como de los cuerpos laterales tienen nueve escalones, es decir, múltiplo de tres o infinitud de la tríada. Como en cualquier manifestación artística nada es gratuito y, mucho menos durante la “locura” renacentista, entendería, entonces, la exigencia y aplicación de Miguel Ángel a la hora de pensar, concebir y llevar a cabo la construcción de esta escalera.

    Coincido contigo, Partenón y Laurenciana, dos certezas la esquiva belleza.

    Cómo siempre, tú ya me conoces, no suelo ser breve en mis comentarios y menos en estos casos, te pido disculpas a ti y a tus lectores por la extensión y el exceso.

    Salut,

    hugo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Hugo, el número áureo se ha tomado como patrón clásico para la composición arquitectónica y en las artes en general. La proporción 1,618... (número irracional) la encontramos en las obras más bellas que ha creado el ser humano, también en los acordes musicales y repetidamente en la naturaleza. Es recomendable la obra de Matila Ghyka, el poeta, novelista, ingeniero eléctrico, matemático, historiador, militar, abogado, diplomático y Ministro Plenipotenciario rumano, que escribió varios tratados sobre el número de oro y un interesantísimo ensayo sobre la estética de las proporciones en la naturaleza y en el arte.
      Se utilizó en la arquitectura clásica y también en la arquitectura racionalista del siglo XX, lo podemos ver en el Modulor de Le Corbusier, cuyas medidas están referidas al cuerpo humano con múltiplos y submúltiplos que crecen y decrecen según la proporción áurea.
      En cuanto a la escalera Laurenciana te diré que se me escapa la numerología de los escalones y descansillos, atiendo a la proporción y a la organización del espacio y del cambio de nivel y me quedo impresionado, no he visto una cosa igual.
      Salud
      Salud

      Eliminar
  7. Ah! me olvidaba, ¡mucha suerte para el día 6 y la ACEC, es que Felipe Sérvulo se ha ido de la lengua, jejejej

    salut,

    hugo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Hugo, creo que es el día 12 de marzo.
      Un saludo

      Eliminar
  8. ¿Por qué los más bellos del mundo en su función y uso? ¿Es que ya no te acuerdas del Templo de Salomón y de la Escalera de Jacon, home de poca fe?

    Con ironía y admiración por ese gusto que comparto por el arte, aunque no me gusta llegar a reducciones tipo "lo mejor", porque ya sabes, y viva más ironía, puestos a ello, como dice la chanson "Ezpaña ez lo mejó"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Fackel, no me puedo acordar del Templo de Salomón ni de la escalera de Jacob, no los he visto ni en pintura. Deben ser ficciones y si son así creo que pocas vigas necesitan, sólo con la fe se aguantan y ésta no sé como se calcula.
      Ya sé que calificar una obra como "la mejor" supone un reduccionismo, pero ante el Partenon y la escalera de Miguel Ángel el reduccionismo, el cebollismo, la demagogia, la pachanga frita, las palabros y los palabras me importan un pito.
      Salud

      Eliminar
  9. Francesc, no diuen que l'escala més preciosa del món és l'escala dels Museus del Vaticà? Jo la vaig trobar com un somni on sembla que no et despertaràs, que et quedaràs atrapat en ell.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic Josep, l'escala del Vaticà em va semblar un prodigi extraordinari, em va agradar però la vaig trobar "un pelín" espectacular, té el pecat de la vanitat espaial, un estuf i una altivitat que desafia la proporció.
      Salut

      Eliminar
  10. Son dos, testimonios irrepetibles que perdura en el tiempo .-Sobre todo este Coloso que a pesar del tiempo y las negligencias del hombre.Aun sigue siendo una maravilla.

    Un abrazo feliz día.

    ResponderEliminar