sábado, 7 de diciembre de 2013

La solemnidad de la piel



Erwin Bechtold. Lithograph 1984


Piero della Francesca no quiso traspasar
la solemnidad de los perfiles.

Mientras,
entre cortinas de la habitación húmeda,
sonaban quietamente, con esperanza de abril,
un piano arbitrario y las sicilianas a media voz.

8 comentarios:

  1. Ahhh amichi ¡¡ Grande, molto grande Piero ¡
    Salutte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic Miquel, con sus perfiles supo donde detenerse.
      Salud

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Querida Carmen, los puntos de fuga y el punto de vista tienen siempre un lugar en el mundo real.
      Salud

      Eliminar
  3. PIERO DELLA FARNCESCO, CASI NADA......
    PER CERT, UNA MARAVELLA LA LITOGRAFIA.
    SALUT I QUE PASSES UN BON DÍA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic Dapazzi, avui sembla que Piero della Francesca hagi passat a un segon pla, valoren la seva aportació a la perspectiva, que es molt important, però crec del seu art cal extreure'n el valor de l'objectivitat. Ara sembla que es valoren més l'emoció i les substàncies sensibles o les coses més o menys aquoses, com les llàgrimes, encara que siguin artificials.
      Salud

      Eliminar
  4. En la litografía de Bechtold no hay espacio para esa lágrimas artificiales de las que hablas; es una caja de resonancia de un piano visto desde arriba, para tocar las sicilianas sin ñoñería.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amaltea, el azul de la litografía de Bechtold está desleído con lágrimas, no se decirte si fueron naturales o artificiales; otra cosa es la siciliana, estoy convencido que ésta nos protege el lagrimal.
      Salud

      Eliminar