martes, 17 de julio de 2012

Sueños y ensoñaciones

Núria Guinovart. Contingut ingràvid



Los sueños y ensoñaciones
son fisuras de la razón que me exasperan.

Los sueños y ensoñaciones
tienen un efecto hipnótico que en el fondo no remedia nada. Al despertar el dolor persiste.

Los sueños y ensoñaciones
son incompatibles con la curiosidad e inhiben la capacidad
............de crítica.

Los sueños y ensoñaciones
sirven para ir pasando el rato, para ir dejando que el tiempo haga aquello que el tiempo sabe hacer, esto es: curarlo todo.

29 comentarios:

  1. Me gusta mucho esa evolución hasta la aceptación, como la del poder curativo del tiempo.

    Salud y saludos desde el sur con mucho, mucho calor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Isabel, ¡cuánto tenemos que agradecer al tiempo! aunque con él se nos va la vida.
      salud

      Eliminar
  2. Los sueños, esos hijos locos de una mente ociosa, dice Shakespeare en Romeo y Julieta.
    Las ensoñaciones son, en ocasiones, un refugio muy peligroso donde pasar la tormenta, porque puedes quedar para siempre en la seguridad engañosa que te ofrece ese refugio que tu propia mente ha creado.
    Salud, y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, Carlos, pienso que los sueños más que fisuras de la razón son auténticas grietas por donde se cuelan las goteras más indeseables.
      Salud

      Eliminar
  3. Los sueños sirven para saber que está uno vivo...son necesarios...no puedo darle la razón en todo, porque no la lleva...Caalderón supo escribirlo con propiedad, y si la vida es sueño es que el sueño es la propia vida , la que se vive...lo demás son ronquidos....que no sueños....un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miquel, para saber si uno está vivo le basta el placer o el dolor. El sueño es ficción. Las frases de algunos curas del Siglo de Oro español son auténticas majaderías que hicieron fortuna por su belleza y calaron hondo y decir "que los sueños, sueños son" es bonito pero de ahí no se puede inferir que la vida sea un sueño, ya que no es sueño ni el comer ni el defecar y mucho menos la enfermedad o la torpeza y al final hubo de llegar el descrído Francisco de Goya para escribir en uno de sus caprichos "el sueño de la razón produce monstruos".
      Salud

      Eliminar
  4. Esta vez no estamos de acuerdo, aunque entiendo por donde vas. Diría que pueden ser destructivos o iluminadores, un impulso incontrastable: todo depende que cómo los maneje quien sueña, de la finalidad que les conceda. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Salomé, los sueños enturbian, a veces son solamente el porvenir de una ilusión, al final despertamos y el dolor persiste.
      Lo de manejar los sueños de una manera u otra puede ser una forma inteligente de hacer sodokus o practicar alguna de las artes que ennoblecen al ser humano.
      Salud

      Eliminar
  5. Implacable y certero poema, Francesc. Pura flor del desengaño. Sí, la poesía no ha de ser sólo una evasión hermosa sino también la navaja con la que cortamos por lo sano con las vanas ensoñaciones del espíritu.

    Salud
    Manuel Marcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Manuel, ni siquiera quise hacer un poema, esto que he escrito es una perorarta lanzada en voz alta, casi un grito, contra tanta majadería de los sueños.
      Salud

      Eliminar
  6. sangrante y aunque con locura diga discrepo... tu poema arrastra y cuando dices tiempo, empieza a llover detrás de la ventana.

    Placer leerte. Un abrazo y salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mareva, como he comentado a Manuel, ni siquiera quise hacer un poema. me interesa comer, disfrutar de la música, admirar el esfuerzo y ver como las cosas se aguantan por estática y el arte por estética. Y me interesa utilizar los sueños de la forma más eficaz e inteligente posible, sin pamplinas.
      Salud

      Eliminar
  7. Ni siquiera para eso sirven, sino solo para desesperarnos aún más...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para desesperarnos, Javier, para desesperarnos y a veces para hacernos creer cualquier cosa.
      Salud

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. No lo sé, Manuel María, pero eso que tu dices parece muy freudiano. En todo caso me quedo con la libertad de la inteligencia en bruto.
      Salud

      Eliminar
  9. A mi em va agradar el contingut ingrávid. Molt bo.

    ;)

    ResponderEliminar
  10. no acometeré hacia la forma porque ya te he leído comentar que el poema salió y se sostuvo solo... por estática y estética.
    sueños y ensoñaciones. y si dotados de la esperanza tendremos voluntades abofeteadas de continuo; digo, al hombre... a pesar nuestro. es necesario purgarnos recordándolo de vez en cuando. tú lo has hecho magistralmente, como de costumbre.
    salud amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Kynikos, esto no es un poema, es sólo una explosión contra la manía esa de querer encontrar algo entre las sombras, de escarbar por debajo de la piel, como si ahí hubiera de haber alguna mena de tesoros invisibles.
      Salud

      Eliminar
  11. Tienes razón, Francesc, no es un poema, es un análisis de la falsa profundidad de las ensoñaciones que intentan rescatar en las tripas lo que no hallan en la superficie de la piel. En ocasiones, impiden al tiempo hacer su sorda labor de olvido, su terapia de luz. Poco importa si es poema o no, nos gusta y aquí venimos a aprender de tus sabias palabras, amigo.
    Salud
    Manuel Marcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que complicado nos lo ponen algunos, amigo Manuel, mira que profundizar por debajo de la piel, como si no tuvieran suficiente con co que hay encima.
      Lo del poema es algo superfluo, sea o no poema, ¿que importa?
      Salud

      Eliminar
  12. en forma de epigramas, poesía que trata de nuestras auto-trampas para sortear la vida,
    inteligente!
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, amigo Omar, pero estamos de acuerdo que la poesía es una razón para vivir.
      Salud

      Eliminar
  13. Qué tal señor Frances? Gracias por haber pasado a visitarme. Siempre vengo por aquí. Casi nunca me pierdo algo suyo. Los dos comentarios sin firmar, son míos. Pensé que era mejor no firmarlos y por eso no lo hice. Bueno, estará por aquí.

    Un abrazo fuerte,


    Andri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Andri, no sospechaba quien estaba en el anonimato. Celebro haber restablecido la comunicación.
      Salud

      Eliminar
  14. Hola Francesc,
    venía a darte las gracias por tu visita y comentario y paseando por las diversas entradas me he quedado quieta leyendo esta reflexión que tan bien entiendo.
    Me permitirías grabarla y subirla a mi blog?
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, Beatriz, para mí siempre es un placer compartir los textos y las reflexiones con mis amigos. Por supuesto que puedes poner en tu blog cualquiera de mis escritos.
      Salud

      Eliminar
  15. Hola querido Francesc, quería avisarte que acabo de publicar tu poema con la grabación del mismo en mi voz y música elegida por Ruth, que busca siempre para acompañar mis grabaciones.
    Ha sido un gran placer, espero que te guste.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Beatriz, eres muy amable. Este poema adquiera una dimensión inesperada cuando tu lo recitas y la música elegida por Ruth es muy adecuada.
      Salud

      Eliminar