miércoles, 26 de mayo de 2010

BENEYTO DESDOBLÁNDOSE (2)

Cortometraje sobre Antonio Baneyto, escritor, pintor, creador Postista

Dirección.- Adriana Hoyos

Guió.- Adriana Hoyos

Diálogos.- Francesc Cornadó

Producción.- La huella del gato

Escena en el jardín

Beneyto
Airún
Sandra Fernández (Senyoreta núm. 1)
Marta Moure (Senyoreta núm. 2)


Beneyto.- Siempre me han gustado las mujeres con piel clara, fina y suave como la panza de un reptil.
Airún.- Las panza de las tortugas no es suave, es un caparazón.
Beneyto.- Me refiero a los lagartos.
Marta.- ¿Has oído? Le ha llamado lagarta.
Sandra.- Es muy singular, para hacérsela suya le dice que le gustan los reptiles.
Beneyto.- Las tortugas tienen un metabolismo muy lento y la sangre fría.
Airún.- A temperatura ambiente, diría yo.
Beneyto.- Debo romper caparazones. Debo traspasar los límites. Debo acariciar la belleza aunque repte o hiberne después del equinoccio.
Airún.- Yo, aunque no tengo la sangre fría, después del equinoccio, también me gusta pasar horas y horas en la cama.
Beneyto.- Durmiendo como una tortuga.
Sandra.- Estamos metidas en un bodegón.
Marta.- ¿Te sientes uva de parra?
Airún.- ¡Vosotras! ¿Qué decís?
Sandra.- Nada, que aquí todos somos melocotones, uvas o manzanas.
Beneyto.- Estas frutas tienen la piel fina y suave.
Airún.- Como un reptil.
Marta.- Este es un artista.
Sandra.- Quiere sentarse la belleza sobre sus rodillas e insultarla como hizo el poeta.
Marta.- Quiere sentarse la belleza sobre sus rodillas y pellizcarle el culo.
Airún.- Os miro y pienso que formáis parte de este bodegón que se oculta tras los muros lúgubres de la gran ciudad.
Sandra.- Marta dice que Beneyto quiere pellizcar el culo de la belleza.
Beneyto.- Esto es imposible, la belleza tiene el culo de piedra, de mármol frío, más frío que la piel de un camaleón.
Sandra.- La belleza es extrafísica.
Airún.- Extrafísica serás tu, ¡guapa!
Beneyto.- La belleza es un cuerpo imaginario
Marta.- Invito yo. Podéis coger las frutas que más os apetezcan.
Sandra.- La bebida a cargo mío. Podéis beber los vinos o licores que os apetezcan.
Airún.- Yo como fresas rojas, de las que tiñen los labios.
Beneyto.- Yo bebo el vino joven en copa intacta.
Sandra.- Si es que esto son dos días. Comed y bebed.
Marta.- Las tortugas tienen el metabolismo más lento, ellas disponen de más días.
Airún.- Pero se pasan la mitad de la vida durmiendo.
Beneyto.- La imaginación nunca duerme, en estado de vigía se transforma y los sueños son la realidad puesta de canto.
Airún.- En tus sueños aparecen Patums y correfocs con cabeza de trompeta y zapatos de bronce.
Sandra.- Sueñas con un bestiario que no nos pertenece.
Airún.- Sueñas con las grullas del universo azul, rodeadas de versos.
Marta.- En tapires asexuados y lepidópteros con nariz.
Beneyto.- Y en la madre que los parió.
Airún.- Sueñas en el oso de la razón emancipada y en el gato de Estambul.
Beneyto.- Durante la vigilia me cago en el toro ario y decadente
Sandra.- El zoo lo tenemos en este jardín.
Marta.- Y en nuestras mentes.
Beneyto.- Al fin y al cabo añoramos lo que no somos.
Airún.- Para añorar una cosa debes conocerla
Marta.- Este hombre de zapatos de colores, sueña con animales fantásticos y sobre todo con la tortuga alcoyense.
Airún.- Pues mira, yo llevo 163 años soñando en un hombre que peina cresta de pelo, tiene ojos de almendra, largas cejas y labio picudo de tegumento. Viste chaquetilla corta y corbata corta o de lazo, en la bragueta tiene un insecto y se abriga con capa de murciélago.
Beneyto.- Coño, ¿habéis oído? Airún lleva 163 años soñando en Lautréamon.
Marta.- Nos vamos a volver locos.
Sandra.- Que más da lo que yo haya soñado. Ahora comamos y bebamos.
Beneyto (dirigiéndose a la Airún).- Ya te dije como me gustaba la piel de la mujer.
Airún.- Sí, fina, suave y clara.
Beneyto.- Y sobre todo, dispuesta.
Airún.- Formamos parte de un bodegón cerrado.
Beneyto (para sí mismo).- Debo romper la cerrazón.
Marta y Sandra (al unísono).- Somos las señoritas de Rull, absorbemos por ósmosis los nutrientes de la tierra, el alimento de la acracia y del librepensamiento.
Sandra.- Nuestro cilindro vascular va recubierto de un periciclo.
Marta.- Somos seres aéreos que no necesitamos sustratos aunque tomamos los nutrientes de la tierra.
Beneyto.- Os bastan las aceras, las paredes oscuras, las calles que no tienen salida y...
Airún.- El olor acre a orín.
Beneyto.- Las señoritas de Rull yacen y vuelan en un universo higiénico.
Marta.- Higiene de cielos negros.
Sandra.- Higiene de sueños perdidos.
Airún.- Vamos, Beneyto, antes de que llegue el equinoccio y las tortugas hibernen.
Beneyto.- Vamos, salgamos del bodegón cerrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario