miércoles, 7 de noviembre de 2018

Algunas de mis efemérides


 
La Madona de Port Lligat (1949). Salvador Dalí



Nací doscientos años después del descubrimiento de las ruinas de Pompeya y Herculano. Las ruinas siempre me han ayudado a imaginar.

Me bautizaron el día de San Martín y a ninguno de mis padrinos se le ocurrió ponerme por nombre Johann Wolfgang, a pesar de que aquel año se conmemoraba el 200º aniversario del nacimiento de Goethe. Por una larga tradición familiar evitaron Martín y me pusieron los nombres de Francisco, Cosme y Jaime. Estos nombres continúan inalterados, son así, como figuran en mi fe de bautismo.

Por acortar y porque se puso de moda, en mi adolescencia, muchos amigos y yo mismo utilizamos Francesc, catalanizando el Francisco original. Un notario, en una escritura puso: Francisco Cornadó Estradé, llamado Francesc. Leyendo aquello, ahora me gustaría que me llamaran Francisco, Cosme, Jaime detto anche Francesc, pero es demasiado largo.

Cuando nací hacía quinientos años que había nacido Lorenzo el Magnífico, este humanista tuvo unas responsabilidades en la vida, muy distintas a las mías. Él huyó fuera de la ciudad y se refugió en su hortus amoenos a meditar. Yo nunca he podido huir de la ciudad y nunca he disfrutado de ningún huerto o jardín. Siempre he desempeñado un trabajo alimenticio cargado de compromisos y obligaciones no exentos de responsabilidad, pero afortunadamente, sin la trascendencia histórica del Medici.

En el otoño de mi nacimiento, hacía mil años que San Pedro, aquel apóstol pétreo e intolerante, había escrito la Epístola a los gálatas y Séneca se convirtió en tutor de Nerón.

Dos meses antes de que yo naciera, la Unión Soviética hizo explotar su primera bomba atómica.

Entre mis conocidos no hay ninguno que haya nacido el mismo día que yo nací, entre ellos se encuentran gente de casi todas la ideologías.

Aquel año, en que al papa Pío XII se le ocurrió excomulgar a todos los comunistas y sus simpatizantes de «el pasado, el presente y el futuro», nacieron Billy Joel, el terrorista Ilich Ramírez (Chacal) y la guerrillera Susana Lesgart, también Meryl Steep, Bruce Springsteen y Pedro Almodóvar. Borges publicó Aleph. Aquel año fusilaron cuatro miembros de PSUC en Barcelona.

Cuando yo nací se cumplía el 600º aniversario de la Matanza de San Valentín. Dos mil judíos, acusados de transmitir la peste negra, fueron quemados vivos en la ciudad de Estrasburgo, ciudad donde actualmente se encuentran el Parlamento Europeo y la Corte Europea de los Derechos Humanos.

Ha ocurrido de todo y nadie ha resuelto casi nada. 

Con estas efemérides, donde hallamos ruinas, epístolas apostólicas, bombas atómicas, matanzas, fusilamientos, declaraciones de excomunión y otras lindezas, no resulta nada extraña mi propensión al escepticismo. 

14 comentarios:

  1. "...Entre mis conocidos no hay ninguno que haya nacido el mismo día que yo nací..."

    Ummm, entre tus conocidos se encuentra Mayte. Y siento contradecirte, nació el mismo día y mes que tu.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! Miquel, coincidimos con Mayte en el mes y el día pero no en el año, ella es mucho más joven.
      Abrazos

      Eliminar
  2. Sin embargo, el hecho de vivir ya conjura cualquier episodio que te haya rodeado, o se te haya anticipado. Escépticos pero vivos. Cumpleaños grato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Fackel, no nos libramos de las efemérides, son como la familia, nos vienen dadas.
      Escépticos, sí.
      Salud

      Eliminar
  3. Las efemérides son como los cuñados: te toca lo que te toca. No hay elección.
    Como para creer en los horóscopos...
    Un abrazo, Francisco, Cosme, Jaime detto anche Francesc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Cayetano, cuando repasas almanaques, fechas pasadas, momentos históricos, etc. ves coincidencias sorprendentes, y ahí están, sin que los hayas elegido.
      Abrazos

      Eliminar
  4. Me ha llamado mucho la atención esta manera tuya de enfocar tu cumpleaños, y me ha entrado curiosidad por ver qué personajes comparten conmigo mi efemérides del 7 de diciembre, dentro de un mes exacto.

    He encontrado en la web diferentes listados, en el que no figura Gran Uribe, desde luego, ni nadie de mi edad (se acerca mucho Tom Waits), aunque sí mucha gente a la que tildan de célebre y que no tengo el gusto de tener la más remota idea de su existencia.

    Pero,¡ojo!, Francesc. Hay cuatro que sí sé quiénes son, y se los cito por orden cronológico, que en este caso coincide con el del respeto que les tengo; en el primer caso, muchísimo, claro. En el segundo y tercero, mucho, y en el cuarto... más bien poco.

    1) 1598: Gian Lorenzo Bernini (escultor y arquitecto)
    2) 1929: Noam Chomsky (lingüista)
    3) 1949: Tom Waits (cantautor)
    4) 1966: Lucía Echevarría (novelista y liante)

    Nada más. ¡Feliz cumple!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Gran Uribe, hoy no es mi cumpleaños, esto ha sido una treta jocosa, no para confundir, sino como reflexión sobre las coincidencias. Es un juego divertido en el que te encuentras con sorpresas.
      Abrazos

      Eliminar
    2. Me lo suponía, Francesc, pero como Fackel, que te conoce bien, también te felicita pensé que cabía esa posibilidad.
      En fin, una simpática treta, la tuya.

      Eliminar
  5. Felifidades querido Francesc.

    Abrazo grande, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Andri, te digo, sin embargo, que no es mi aniversario y que no estoy celebrando nada.
      Abrazos

      Eliminar
  6. Gracias, Francesc por esta intimidad que nos cuentas. Muy bgien lo has dicho, nadie ha resuelto nada en lo concerniente a los grandes -y pequeños-conflictos humanos.

    Abrazos y a disfrutar de este veranillo de san Martín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah Marga, no se resuelve nada, estamos igual, ahora sin embargo, tenemos calefacción y antibióticos, pero estamos más o menos igual que siempre.
      ¿Ha desaparecido Amaltea con vistas?
      Saludos

      Eliminar