martes, 18 de octubre de 2016

El señor Soltura



 
El escritor Josep Maria de Sagarra decía que el señor Soltura era un hombre inteligente que se limitaba a jugar al mus con tres curas pero que, si hubiese tenido menos dinero y más empuje, su acusada mentalidad barojiana le habría conducido a escribir novelas de tanta calidad literaria como las del propio Baroja.

El señor Soltura decía que toda la culpa la tienen los arzobispos y la ley hipotecaria y salvaba de la quema al poeta Antonio Machado, pero que el resto podrían haberse sacrificado implacablemente.

Según decía Sagarra, el señor Soltura se lo cargaba todo. Este bilbaíno tan radical decía que Unamuno y Valle-Inclán lo irritaban, que Pérez Galdós le producía la impresión de una mona histérica y de una vergüenza nacional.

Creo que el señor Soltura era muy quisquilloso.

Pobre señor Soltura, aunque encontrara tres curas para jugar al mus, hoy se lo pasaría muy mal viendo esas majaderías que encontramos en los estantes de las librerías.

14 comentarios:

  1. Hoy, el señor Soltura seguiría tratamiento psiquiátrico, incapaz de comprender que la sociedad occidental ya no juega al mus, o sí, pero en el móvil. Y la ley hipotecaria sigue idéntica, al igual que los arzobispos. Todo suena a falso histórico en nuestro mundo. Y claro, el pobre Soltura, se vería en una distopía en la que todo ha cambiado para no cambiar nada. Gatopardo con big data. No lo entendería, tampoco nosotros entendemos qué está pasando y así nos luce el pelo.

    Abrazos y salud para resistir estos tiempos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amaltea, coincidimos con Tomasi de Lampedusa, cambia el mundo y todo sigue igual. No entendemos nada y todo es más simple que un peine.
      Resistamos

      Eliminar
  2. Creo que más de un lector está de acuerdo con el Sr Soltura. Sólo hay que plantarse en los escaparates de las librerías (bueno ahora son librerías -degustación, porque como referentes quedan contadas con los dedos de una mano), para darse cuenta que es lo que tienen en portada y que clase de títulos son los que venden. Uno que habla del Barça; otro que desprende un tufo a presentador de televisión de G.H.. Otro de un bloguero diseñador; otro que te vende el método para convertirte en persona sana; y otro se couching, que no se lo que es, ni me importa.

    Decirte que ayer fui a buscar La Política, de Aristóteles, traducida por Julián Marías.
    Fui a buscar el libro evidentemente a La Central. El Corte Inglés lo dejo para cuando la reina del pueblo publique su biografía, se que les faltará espacio.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic Miquel, estaremos más o menos de acuerdo con el señor Soltura, mientras las estanterías de las librerías se llenan de bazofia.
      Salud

      Eliminar
  3. Si viviera hoy, el Sr. Soltura, cambiaría de opinión con respecto a Valle-Inclán, Pérez Galdós, Unamuno... Creo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé, parece que este hombre era de ideas fijas.
      Salud

      Eliminar
  4. Además de estar un poco "grillado" el señor Sotura, no coincidimos del todo en nuestros gustos literarios respectivos. Bueno, don Benito seguirá siendo -como diría Valle Inclán en Luces de Bohemia- "Benito el garbancero".
    Lo de los arzobispos y las hipotecas están de lo más atinado.
    Que tendrán las letras que a todos trastorna. Jejeje.
    Un saludo, Francesc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El señor Soltura era muy excluyente, lo que está claro es que si se hubiese cargado la ley hipotecaría la burbuja inmobiliaria hubiera sido un experimento con gaseosa.
      Salud

      Eliminar
  5. Pío Baroja, es uno de mis escritores favoritos, creo que realmente aprendí mucho en mi época juvenil con su obra, una de mis favoritas era El mayorazgo de Labraz.
    Muchas gracias por alegrarme el día con un buen recuerdo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Dapazzi, a mí también me gusta Baroja, pero cuando leí la biografía crítica que escribió Eduardo Gil Bera sobre Baroja, me plateé muchas cosas. Tuve dudas, luego reflexioné. Es bueno reflexionar y volver al punto de partida.
      Salud

      Eliminar
    2. A pesar de todo, creo que hay que distinguir entre la biografía de un escritor y su obra...No lo digo solo por Baroja.

      Eliminar
    3. Luis Antonio, completamente de acuerdo contigo. Importan más las obras que sus autores. En toda la historia del arte encontramos autores que más valdría no conocer sus fechorías y, en cambio, sus obras son verdaderos monumentos artísticos
      Salud

      Eliminar
  6. Si tuviéramos que leer a los-las escritores-as teniendo en cuenta su vida privada,no leeríamos a muchos.Salud.

    Blanca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Blanca, más vale no conocer las biografías ni de artistas ni de escritores, en general más vale saber cómo funciona una biela.
      Salud

      Eliminar