miércoles, 4 de marzo de 2015

Un rey “emo”

imagen tomada del blog “desmotivaciones.es”


¡Qué poca cosa es este mundo! ¡Cuán miserable y mezquinas son muchas de sus gentes! Sus vidas giran alrededor de un pequeño círculo de la más llena vulgaridad. ¡Si al menos ya hubiera abandonado este mundo...!

Estas palabras no las pronunció un “emo” de esos que cubren uno de sus ojos con el flequillo recién peinado. Las dijo un rey, engreído y vanidoso, atormentado y melancólico como corresponde a quien cree tener la sangre de color acelga o azul.

En 1865, cuando el rey llevaba sólo un año en su trono ya quería abandonar el mundo.

A sus 20 años estaba convencido de que no hay ciudadanos sino súbditos y que no hay otra monarquía que no sea absoluta. Despreciaba a sus súbditos, los consideraba gentuza maloliente.

Cuando el rey escribió estos pensamientos, su amigo Wagner, aún no había estrenado la ópera Siegfried pero su corazón ya estaba herido de muerte.

10 comentarios:

  1. Víctima de su propia concepción del mundo. Preso de sí mismo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Cayetano, su locura le llevó a la muerte.
      Salud

      Eliminar
  2. Es sabido lo de la locura de los Wittelsbach, yo visité hace algunos años algunas sus obras, Neuschwanstein entre otras, me reservo la opinión.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Dapazzi, Neuschwanstein es un delirio trasnochado de cartón piedra.
      Saludos

      Eliminar
  3. la foto es bonita

    andri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Andri, a mí no me gusta nada esta foto, sin embargo, no debes hacerme demasiado caso, yo no entiendo de fotografía.
      Saludos

      Eliminar
  4. Qué atormentada vida de quien era incapaz de salir de su insania para ver el mundo y los seres humanos dignos de aprecio y respeto. Prefería rodearse de bibelots infumables y otras representaciones de su perniciosa manera de dilapidar influencia y poder en vez de mejorar la vida de otros. Quizás era solo un trastornado, un ensimismado sin remedio, en ese caso, solo podemos sentir pena de gente como él.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amaltea, estos personajes son hologramas y creen que no hay otra realidad que la que está encerrada entre las paredes de su castillo a la orilla de unas aguas encharcadas.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. He leído un par de veces la cita, La primera vez me costó entenderla, la segunda entendí el porqué.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic Miquel, debo suponer que la segunda vez entendiste el porqué de la dificultad, ya que un rey "emo" tiene poco que entender.
      Salud

      Eliminar