miércoles, 8 de junio de 2016

La viruela y el arte gótico gótico

Retablo mayor de la catedral de Sevilla

Los retablos del gótico tardío español parecen infectados de viruela. 

Sus superficies grabadas, parecen la piel llena de pústulas que presentan los enfermos de aquella maligna enfermedad. 

Al principio, la iglesia se opuso a la vacuna contra la viruela pero hoy, gracias a la vacunación masiva, esta terrible enfermedad ha conseguido erradicarse.

La escultura gótica expresa un cansancio sordo y una fatiga producida por la inacción vital.

La arquitectura gótica es la expresión petrificada de la escolástica. En sus paramentos aparecen protuberancias, en sus columnatas se dibuja un sinfín de estrías, son haces de columnillas que se repiten y en los capiteles proliferan las excrecencias, como en los cuerpos viejos.

10 comentarios:

  1. apartarse tanto de la naturaleza es hasta insultante, lo único bueno a destacar es notar el arduo trabajo de los que llevaron a cabo el trabajo lleno de recovecos y partecitas.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un exceso de figuras y figuritas, el arduo trabajo no aporta calidad, sólo aporta abigarramiento.
      Salud

      Eliminar
  2. Del Gótico salvo la luminosidad de los interiores, los hallazgos técnicos que lograron distribuir y minimizar el empuje de las bóvedas, el aligeramiento de los muros, llenos de vidrieras de colores, las capillas aprovechando el hueco entre contrafuertes, muy de tu tierra... pero esos retablos tan recargados donde no hay lugar para que la vista se serene, con ese "horror vacui" tan obsesivo, esa necesidad de rancio adoctrinamiento... resulta empalagoso, reiterativo y excesivo.
    Un saludo, Francesc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Cayetano, gracias al reparto de las cargas se logró trasladar las fuerzas que incidían sobre los pesados muros de carga a un sinfín de columnas, con la optimización de bóveda de arista y los contrafuertes,
      la arquitectura gótica logró adelgazar los muros de carga, esto favoreció la profusión de vanos, éstos aumentaron de dimensiones y se consiguió que entrara más luz en los templos.
      Los retablos parecen pensados para poder decir: "ahora que tenéis más luz podréis admirar la filigrana".
      Salud

      Eliminar
  3. Tienes razón que es cansino y hasta para explicarlo.El Gótico del Quattrocento Florentino:arquitectura,escultura y pintura en la Italia del s.XV tuvo un buen plantel de iniciadores.

    Mañana es la última PAU y ya se cierra esta etapa , para esperar con cierto recelo la nueva Reforma Educativa ,vamos a ver que machacazo le dan a los pobres de Bachillerato del próximo curso para acceder a estudios superiores.

    Un abrazo


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Bertha, ya se va acabando el curso, ahora el trabajo de los exámenes, las correcciones, las evaluaciones y a la espera de un nuevo curso. No crero que la Reforma Educativa mejore demasiado el panorama educativo. Desconfío. Salvo honrosas y sobresalientes excepciones, observo que, en general, los jóvenes que acceden a la Universidad lo hacen con un nivel de estudios muy deficiente y con una cultura general bajísimo.
      Salud

      Eliminar
  4. Todo estilo artístico tiene su haz y su envés. Los tiempos que estamos viviendo parecen propiciar más la mirada hacia el envés...

    Salud y un abrazo, Francesc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luces y sombras, amigo Luis Antonio. En el panorama artístico actual: sombras y tinieblas.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Vas con estilete. Pues a mí algunas de sus pústulas me atraen, pongamos el palacio ducal y el Contarini de Venecia. Y me gusta significa que recreo la mirada y lo disfruto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amaltea, debía haber puesto en el artículo que me refería al arte gótico peninsular.
      Un abrazo

      Eliminar