viernes, 10 de julio de 2015

Francisco Guerrero



Tuve el  honor de conocer a Francisco Guerrero, el gran compositor. En aquellos Encuentros de Pamplona 1972, participé con él en la acción-happening de presentación de su Promenade sur un parc

 En mi juventud, los Encuentros de Pamplona 1972 y el contacto con Guerrero y otros artistas de vanguardia fueron un hito en mi formación y supusieron el principio de mi interés por el arte moderno.

Escuché en Pamplona su obra El canto del Zyklon B. Sin saber que significaba aquel título, su audición me produjo un malestar y una inquietud inexplicable. 

Años más tarde supe qué “cosa maldita” era aquello del Zyklon B.           UN HORROR.

Francisco Guerrero fue uno de los más imaginativos compositores españoles y uno de los de más prestigio internacional.  Mi amigo músico y matemático falleció cuando tenía 46 años, cuando se encontraba orquestando la Iberia de Albéniz.

Más o menos de mi misma edad, había nacido en Linares. Comenzó sus estudios en Granada. A los 16 años fundó un laboratorio de música electrónica en Radio Popular de Granada. A los 20 fue a Madrid donde se instaló en el laboratorio Alea de música electro-acústica.

Alea había sido creado por el músico Luis de Pablo y estaba patrocinado por la familia Huarte. Francisco Guerrero, el propio Luis de Pablo, E. Polonio y H. Vaggione, participaron en los Encuentros de Pamplona. Yo creo que allí culminaron las actividades de Alea y poco tiempo después el laboratorio de música electroacústica desapareció.

A Francisco Guerrero siempre le interesaron las matemáticas y la relación de la música con las ciencias puras.

Contaba con el apoyo internacional de personalidades como Ianis Xenakis, Pierre Boulez, y Carlos Castilla del Pino, entre otros, para crear en Madrid un Centro de Altos Estudios Musicales, pero su ilusión jamás llegó a cumplirse. Razones económicas y la falta de apoyo institucional de una España que aborrece la cultura y el arte de vanguardia y desprecia a sus artistas, impidieron que Francisco Guerrero lograra alcanzar su sueño.

Sus partituras, de gran dificultad, apenas se difundieron en España. Uno de los motivos de esta falta de difusión puede atribuirse a la escasez de buenos intérpretes de música contemporánea. Yo creo, sin embargo, que el desconocimiento de la música de Guerrero debemos atribuirlo a la falta de interés de la población por la música de vanguardia. 
Francisco Guerrero adquirió fama de “maldito”. Era poco dado a las concesiones, era exigente y riguroso con la interpretación de sus obras.

"Dicen que soy muy raro y que tengo mala leche: mentira. Que soy un maldito -¿quién se ha encargado de ponerme ahí, en el malditismo?- y que soy tajante con mis alumnos. Mentira también. Me gusta el arte potente y el que sólo se sustenta en sí mismo. No me interesa el arte panfletario y el que tiene que recurrir a lo externo para justificarse. No me interesa el minimalismo, el serialismo integral, el espectralismo, los neos de ninguna especie, etcétera... No me interesa nada que no mire hacia adelante y todo lo citado mira o hacia atrás o hacia la pared, como castigado. Detesto la flojera de la gente, su falta de compromiso con lo que hacen, la falta de dignidad de muchos compositores (¿lo son?), la pedantería (ahora, mucha de la gente que se reía de mis matemáticas se ha vuelto fractal, ¿saben de verdad qué es eso?), la vanidad del torpe y la envidia del que lo es aún más. Detesto también la imprecisión, la chapucería y la arrogancia del majadero que pone sietecillos sin saber por qué ni para qué",

Su Obra

  • Concierto de cámara (1977). Sexteto instrumental.
  • Ars Combinatoria (1979-1980).
  • Anemos C (1979).
  • Antar Atman (1981).
  • Rhea (1988) para 12 saxofones.
  • Delta Cephei (1992) para conjunto instrumental.
  • Zayin (I-VII). Conjunto de cuartetos y tríos para cuerda compuestos entre 1983 y 1997.
  • Sahara (1991) Para gran orquesta.
  • Oleada (1993).
  • Coma Berenices (1997).

8 comentarios:

  1. Hace tiempo que sigo su blog, y veo que a menudo escribe algún artículo sobre música, son escritos que admiro mucho y que aportan la visión de un buen oyente. Ahora me sorprende con su participación en una performance musical, en la presentación de una composición de música vanguardista. Me pregunto qué relación tiene usted con la música y si es usted músico.
    También a mi me interesa la música aunque soy un escuchante disperso, voy desde los románticos a los polifónicos y algunas veces escucho música del siglo XX, pero debo confesar que no consigo entrar en los misterios de la música de vanguardia, a partir de Stravinsky me pierdo.
    J. Aubert

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo y fiel seguidor J. Aubert, la música como las otras formas de expresión artística me interesa muchisimo. Mi relación con la música es de puro oyente, muy interesado eso sí.
      No soy músico, sin embargo en aquellos años 70' asisití a un par de seminarios impartidos por la Universidad de Barcelona sobre música contemporánea y música "ex machina", leía sobre estetica musical y seguía con mucho interés y dedicación los nuevos lenguajes musicales, paralelos a las propuestas del arte contemporáneo. Conocí a algunos compositores muy comprometidos con la vanguardia musical. Poco a poco, debido a mi actividad profesional dejé de seguirlos tan activamente, aunque siempre he estado atento a las experiencias artísticas avanzadas. Ahora me lo miro todo con mucha calma y con muchísimo escepticismo.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Ya se sabe lo que esta España espera del arte y de los artistas: que se sometan o desaparezcan. ¡Cuanto talento desperdiciado por culpa de cutrez institucinal!

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Loam, desde siglos que esta España ha despreciado a sus artistas, aquí se fomenta el mal gusto y la mala educación. Se ataca a la inteligencia, y en el mejor de los casos, se degrada el arte a una pura mercadería de intercambio. Se rechaza la cultura y la creatividad mientras se admiran personajillos indecentes.
      El desprecio por el arte ya se practica en los planes de estudios, se sigue en los medios de comunicación y las instituciones acaban de rematarlo; colocan a unos incultos frívolos para que dirijan museos, exposiciones o actos culturales o artísticos, sacan unos dineros y se lo reparten entre los corruptos.
      Salud

      Eliminar
  3. Me habría gustado participar en la performance, la foto respira la contundencia de quienes saben que protagonizan una acción artística incomprendida y que ,a la luz de hoy, adquiere más vuelo porque en esa época significa un desafío a la autoridad y al canon oficial.
    El párrafo que reproduces merece ser grabado con escoplo y cincel sobre piedra. Ahí quedan las palabras, guía para quienes se comprometen con el Arte en mayúsculas, sin aspirar a cargo, famoseo y prebendas oficiales.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amaltea, aquello fue una explosión de creatividad colectiva. Con los Encuentros de Pamplona1972, los organizadores y artistas comprometidos vieron la oportunidad de subvertir el orden artístico y las convenciones del arte del final de la dictadura. Participaron artistas de la talla de John Cage, Eduardo Chillida, Steve Reich, Mestres Quadreny, Equipo Crónica, el grupo de los conceptuales de Cataluña, muchos “povera” italianos, etc.
      Aquello fue efímero, la ciudad fue ocupada por los artistas con la voluntad de activar el espacio público. Ocurrieron muchos incidentes, y algunas provocaciones dirigidas desde el poder. Explotó algún artefacto.
      Más de uno ha considerado los Encuentros como el principal acontecimiento de arte público acontecido en España. Quizás esto sea una exageración pero yo creo que las consecuencias para el arte de aquella década y también la posterior resultaron paradójicas.
      No existía en España una tradición de vanguardia como propuesta global y militante, los Encuentros supusieron una oportunidad para los movimientos artísticos más radicalizados de los años sesenta, precisamente en aquel momento en que empezaban a perder su credibilidad, en un país de pandereta donde todo hecho artístico era interpretado de manera inmediata como hecho ideológico, y desde el poder había que cercenar.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. No sabía nada de este compositor. Voy a ver que encuentro de él. Después podré opinar, aunque yo, como de tantas otras cosas, no entiendo de música.
    Lo del Ziclon B ya dice mucho.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic Miquel, desgraciadamente, en este país "chusco" de incultura y pandereta muchos grandes artistas son desconocidos, las instituciones no hacen nada por difundir su obra. Guerrero fue un músico extraordinario, interprete de órgano y un magnífico compositor.
      Salud

      Eliminar