jueves, 4 de junio de 2015

El enigma del Laberinto


En medio del laberinto hay un enigma:

¿La nada?
¿Un pozo infinito?
¿La entrada al Averno?

Teseo llegó al centro del Laberinto, allí acabó con el Minotauro. No sabemos si resolvió el enigma.

Quizás la Belleza se encontraba en el centro y el enigma persiste.

12 comentarios:

  1. Nosotros somos el enigma.
    El ser humano.
    Y persistimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto que me dices, Miquel, también es un enigma.
      Salud

      Eliminar
  2. Y si no llega a ser porque una mujer taimada, embaucadora e interesada le echó un cable -nunca mejor dicho- lo hubiera llevado crudo el mozalbete. Ni enigma ni criadillas. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Cayetano, siempre hemos tenido que recurrir a la ayuda de la mujer taimada. Como dice nuestro poeta amigo "Teseo no saldrá del laberinto"
      Un abrazo

      Eliminar
  3. El enigma es, yo diría que afortunadamente, irresoluble.

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Fackel, parece que estemos hechos de contradicciones y de enigmas. Irresoluble.
      Salud

      Eliminar
  4. Posiblemente el enigma esté en todo, en cada personaje, situación, acontecimiento. Ese empeño en constituir la vida laberínticamente. Pero ¿hay otra forma? Para compensar los desasosiegos está la Belleza, esa presencia a veces fugaz, a veces recurrente, siempre absoluta e inalcanzable, pero que nos dota de ilusión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Fackel, en efecto el enigma está en todo. El arte nos facilita la mejor de las estratagemas.
      Salud

      Eliminar
  5. El enigma si o no.-Estos" clásicos" y sus quimeras, gracias a ese hilo conductor para poder salir de ese infierno de incertidumbres...Me gusta eso de mujer taimada y se lo aplicaría a la belleza escudada en el arte o a la inversa.Pero en este pozo profundo que es la vida, porque a más años; más incertidumbre La belleza...en la expresión que sea ,es lo único que nos puede ayudar al sosiego.

    -Todo es quimera todo es dolor y el mundo sigue girando a nuestro alrededor.

    Me gusta esta tres preguntas...?

    Un abrazo feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Bertha, te gustan las tres preguntas, ¿te imaginas qué placer poder contestarlas?
      Un abrazo

      Eliminar
  6. El laberinto es la representación exacta de nuestra mente, el deambular por las sendas conocidas con la pretensión, casi siempre fallida, de encontrar una salida distinta a la habitual. De lejos viene en el ser humano esa atracción por los laberintos, lugares imaginarios donde tropezamos con el miedo y también con el deseo.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amaltea, qué pasaría si después del deambular por vericuetos y callejones llegáramos al centro del laberinto y nos diéramos cuenta que allí no hay nada.
      Un abrazo

      Eliminar