viernes, 6 de octubre de 2017

Los números en una esfera


ERWIN BECHTOLD, XXVII-4, Konzentration Rot auf d'Grau, 2007

Antes que la palabra fue el tiempo.
El Verbo contemplaba las barbas de Cronos. Éste ya era viejo entonces.

Los sátiros corrían lascivos antes de que el hombre midiera el tiempo, pero lo tuvo que hacer y lo numeró. Midió el día y la noche y puso los números en una esfera.

Primero la Physis o naturaleza.

Segundo la Thesis o la convención.

La palabra se hizo doliente al pie de la torre de Babel y el Tiempo ordenó a la Vejez que destruyera la Belleza.

Nota: Physis y Thesis se confunden con frecuencia.

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Amic Miquel, la labor de la Vejez es incansable.
      Salud

      Eliminar
  2. Sí somos algo es Tiempo. Parece que todo es Tiempo, aunque pensemos que estamos hechos de otra materia. Lo que fuimos, somos y, con suerte, seremos. O sea, el paso del tiempo que marca nuestra existencia.

    Abrazos y buena tarde de sábado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Amaltea, somos Tiempo y esto se constata en nuestra materia que no es más que una expresión del paso del tiempo.
      Abrazos

      Eliminar
    2. Pero no olvides a Metis (también Fanes) que según la Teogonía de los rapsodas inició la sucesión de generaciones. Todo empezaría por la luz intensa (Metis/Fanes) y tal teogonía deja con el culo al aire al Génesis, donde el universo empieza por la oscuridad. Los griegos eran más juguetones y positivos que los judaicos, sin duda. Me vuelvo a ellos, a los griegos, para salvarme de los necios del presente.

      Eliminar
    3. Amigos, deberemos recurrir a Cronos, a Metis/Fanes, incluso a Caco y a Atenea, a la luz intensa o a las nieblas de la última Thule, a griegos o a judíos, a "tutti quanti", o a quien sea, para zafarnos de tanto idiota con carnet y de tanto imbécil agitador que nos están haciendo la vida imposible.
      Abrazos amigos

      Eliminar