jueves, 18 de octubre de 2012

Músicos futuristas

Luigi Russolo en el laboratorio Intonarumori en Milán.



Luigi Russolo, el músico futurista italiano, escribió en 1913 a su amigo el compositor Francesco Balilla Pratella y le decía:

Busca aquellas combinaciones de tonos que resulten muy disonantes, extrañas y ásperas al oído. Así nos acercaremos cada vez más a la máquina del ruido.
Nosotros, los futuristas, hemos amado siempre la música de los grandes maestros. Beethoven y Wagner conmovieron, por espacio de años, nuestros corazones. Pero ahora nos depara mayor satisfacción, la combinación ideal de los ruidos de tranvías, motores de explosión, automóviles y multitudes presurosas; preferimos esto antes que volver a oír, por ejemplo, la Heroica o la Pastoral.
Nos ocuparemos de orquestar espiritualmente los ruidos de las cortinas metálicas, de los que se golpean, de las multitudes que se deslizan o atropellan, de estaciones ferroviarias rumorosas, de fundiciones, fábricas, imprentas y subterráneos. Tampoco deberían ser olvidados los nuevos ruidos de la guerra moderna.

Las gentes escucharon estas músicas y años más tarde, enfervorizadas, cuando pasaba il Duce gritaban:

                          Mussolini ha due palle cosí.
                          Mussolini ha due coglioni cosí.

4 comentarios:

  1. Ayyy,,,si Marinetti levantara la cabeza ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro gallo, Miquel, con la cresta demasiado levantada.
      Salud

      Eliminar
  2. Mussolini "Il Duce": que pesadilla di uomo.

    Bueno más que tener tan realzado lo que ahí se gritaba.Le tenian que haber llamado cretino de la palla y del coglioni.

    Saludos Francesc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Bertha. Muy triste cuando los vítores y las adulaciones se concentran en portuberancias, en hinchazones, en pingos y en pingajos. Muy mal, y además esto se repite a menudo.
      Salud

      Eliminar