sábado, 14 de noviembre de 2015

Unos días de reflexión


La pobreza se hace evidente en las calles.
Los servicios sociales se privatizan.
Cae nuestro nivel de bienestar.
Se conculcan los derechos laborales, los contratos de trabajo se han convertido en contratos de explotación.
La escuela hace alarde de ineficacia.
Nuestras universidades no destacan en excelencia y ni siquiera alcanzan el nivel de suficiencia.
Nuestros políticos están pringados por la corrupción.
Nuestros gobernantes dicen que hay que incumplir las leyes.
La calidad democrática está por los suelos.
El terrorismo nos muestra su barbarie y su cara más siniestra por todo el mundo.
Los medios de comunicación enajenan y dicen mentiras.
La justicia no es igual para todos, los corruptos permanecen impunes.
La sanidad no es universal ni gratuita, las mutuas médicas privadas reciben los beneficios de las privatizaciones.
La educación en nuestras aulas alcanza los niveles más bajos, los escolares no consiguen entender los textos que leen, apenas se saben expresar y tienen dificultades con las operaciones aritméticas más elementales.
La incultura se extiende, va desde las instituciones hasta el espectáculo político, desde el reguetón la universidad, desde la televisión a los museos, de la prensa rosa al mundo editorial, desde el botellón a las salas de conciertos.

Si a todo esto añado cuestiones relacionadas con el derterioro del medio ambiente, la ecología, el control de la información, el ataque sistemático a nuestra intimidad y a nuestra cartera, las estafas en las relaciones comerciales, las agresiones bancarias, la violencia doméstica, la mala alimentación, el imperio de las multinacionales, etc., la lista se alarga hasta la depresión.

Es un desconcierto, no hay quien lo justifique.

APARCO EL BLOG Y ME RETIRO UNOS DÍAS A REFLEXIONAR SI ES QUE SIRVE PARA ALGO

48 comentarios:

  1. reflexiones o incies una desconnexió? de fet amb tot el que exposes i que és cert, el millor potser seria fer-se eremita i viure en una cova allunyat del món i totalment desconnectat.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic Puigcarbó, les dues coses: reflexió i desconnexió. Les dues em calen, tanmateix, a la vista del panorama no queden gaires ganes de parlar i potser només pensar.
      Salut

      Eliminar
  2. Tengo planteado algo similar...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic Miquel, hay momentos que necesitamos parar un momento y observar con calma.
      Salud

      Eliminar
  3. Todo sea por nuestra propia higiene y salud mental. Yo andaba estos días dando vueltas a lo mismo, pero ya ves, creo que si me callo me ahogo más, así que trato de compensar la reflexión con el desahogo, el pensamiento con el intercambio, o no sé. Lo que pasa es que si caemos en el discurso del desconsuelo, ¿qué nos queda?

    Salud, temple y libertad interior. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí amigo Fackel, parece que más de dos nos hemos planteado imponernos una pausa higiénica.
      Salud

      Eliminar
    2. Fackel llevas toda la razón hay que continuar....

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Amigo Loam, es muy complicado entender esta sinrazón que va marcando nuestro quehacer diario. Una pandilla de descerebrados interesados y corruptos nos ponen las cosas muy difíciles
      Salud

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Amic anònim, no acostumo a respondre els comunicats que no estan signats, però he de dir que tots ens necessitem.

      Eliminar
  6. Lo mejor que puedes hacer para ir descargando esta carga negativa, aunque las razones no son para menos.

    Un abrazo y que puedas reflexionar para encontrar esa tranquilidad que tanta falta nos está haciendo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Bertha, creo que es muy saludable detenerse un poquito y pensar un poquito más.
      Salud

      Eliminar
  7. Es una crisis que afecta a todos los ámbitos.
    Siendo optimistas, sólo nos queda esperar que tras la decadencia absoluta venga un tiempo nuevo. Lo malo es el periodo de tránsito de una situación a la otra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Cayetano, yo tengo calculado que el tiempo de espera es de setecientos años, creo que ya lo había dicho en alguna otra ocasión, el cálculo lo he hecho a partir de los ciclos históricos, la progresión de Malthus, los estudios de Detlef von Osla y algunas opiniones del Foro Bilderberg.
      Saludos

      Eliminar
  8. Me gustaría tener argumentos para debatir ese panorama desolador que describes, pero hoy, después de lo acaecido en París no se me ocurre nada...
    Reflexionar es saludable. Desahogarse, también.
    Saludos muy cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Luis Antonio, el panorama es desolador, creo que nos conviene un tiempo de reflexión y silencio, no dejarnos llevar por reacciones precipitadas, mucho raciocinio, humildad, tolerancia y no creernos las proclamas de los políticos de mala ralea.
      Liberté, égalité, fraternité.
      Un abrazo..

      Eliminar
    2. El problema de recluirse en el silencio es que se puede interpretar como inhibición, temor o pasotismo. Precisamente en mi última entrada abordo el tema de la "espiral del silencio". Creo que reflexionar es bueno y necesario, pero callar ante lo que consideramos injusto puede dar lugar a otras interpretaciones. Si solo se manifiestan los unos pueden llegar a creerse poseedores de la verdad absoluta.

      Descansa y reflexiona, pero vuelve...

      Otro abrazo

      Eliminar
    3. Coincido, amigo Luis Antonio. Voy a tu blog.

      No aspiro tanto al descanso como a la reflexión, esto es una pausa que no significa inacción. Volveré.
      Salud

      Eliminar
    4. Sí Luis Antonio, ya leí tu escrito "espiral del silenci". Estoy completamente de acuerdo con lo que dices en él. Parece que los que hacen mucho ruido hayan tenido la mayoría y todos sabemos que esto no es cierto. Te diré por mi parte que no estoy en absoluto ni quieto ni parado, no estoy en la "espiral del silencio".
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Francesc, estoy en las mismas. Qué cambalache insoportable nos rodea y no parece tener fin.
    Es conveniente, cuando se siente una tan desconcertada, recurrir al silencio para recuperar el aliento. En mi caso, hay también música y algo de actitud contemplativa, verlas pasar, como si dijéramos.
    Reconstruir el ánimo y recuperar la joie de vivre, tan maltratada en estos días, es el principal objetivo.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amaltea, probablemente sea lo mejor, alejarse del ruido, contemplar el paso de los días, callar, pensar y la música, que no falte nunca la música.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  10. ¿Círculo, eterno retorno de la injusticia, de la pobreza? ¿O espiral, la historia en espiral, en busca de la superación de la injusticia, de la pobreza? Sólo veo una salida: el reconocimiento mutuo, a todos los niveles, una salida hegeliana: superación de la dialéctica del señor y el siervo, del amo y el esclavo, pero a todos los niveles, político, económico, religioso, cultural, con aplicación constante de referéndums vinculantes para todas las cuestiones a debatir, sin excepción. No en asambleas, que al final se resuelven en grupos dominados por un sector de presión, sino en verdaderos referéndums generales realizados en países, regiones, autonomías, ciudades, pueblos, barrios, etc., que puedan decidir cómo necesitan y quieren vivir, supeditado siempre al principio del "reconocimiento mutuo libre", que podría ser la única norma jurídica necesaria, fundamental, para que se resolvieran todas las demás cuestiones jurídicas y de convivencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic Albert, hoy no conocemos quién es el amo, el poder es una máquina abstracta. La aplicación constante de referendums es deseable pero creo que solo es aplicable cuando la dimensión de una comunidad no supera los tres estadios. Ya lo habían dimensionado los clásicos.
      Salud

      Eliminar
  11. Eso ya me satisface más, Francesc.
    Hasta cuándo tú quieras.
    Otro abrazo

    ResponderEliminar
  12. Quan es fa una llista d’aquesta mena, i jo n’he fet més d’una, ha de pensar, encara que sigui com una simple hipòtesi de treball, que en la seva mirada o raonament hi pot haver alguna cosa equivocada.

    Per descomptat tothom té el dret a no agradar-li el món en el que viu ni de veure les dificultats com el que sempre són: unes oportunitats, però aquesta és, evidentment, una altra qüestió, més psicològica i biològica, i que, en tot cas, reafirma l’anterior, que el problema sempre és un mateix i no el món.

    Salut.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic El Peletero, com que existeix la posibilitat que tot això que he posat a la llista pot ser positiu i que tot és magnific i que el problema puc ser jo, per aquesta raó m'he retirat a reflexionar.
      Salut

      Eliminar
    2. Amb aquesta resposta que em dones penso que sí.

      Eliminar
  13. Menos mal que al final de todo están nuestros políticos, que dan la talla y equilibran todo ese panorama desolador.
    Y si no, como dice el cerebro gris de Fátima Bañez, “LA VIREN DEL ROCIO SIEMPRE ECHA UN CAPOTE”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amic Dapazzi, puede ser que en estos días de reflexión se me apareca una de estas vírgenes o algún político de altísima calidad democrática y lo arregle todo.

      Eliminar
  14. Querido Francesc, el mundo ha entrado en una vorágine que ya venía anunciando desde que terminó la segunda guerra mundial, no hemos aprendido nada. Básicamente, seguimos siendo los mismos que Dante vio quemarse en el Inferno, y sólo el arte, el amparo y el amor de nuestros seres queridos, nos abre una luz de esperanza en mitad de la barbarie y la disolución.

    Salud
    Manolo Marcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Manolo, ya sabes que más de una vez he dicho que la barbarie no cesa de perfeccionarse.
      Como tu dices, la vorágine se anunció desde el final de la Segunda Guerra Mundial. El siglo XX fue una centuria de muerte, jamás habían muerto tantos seres humanos en tan pocos años, fueron tiempos de dictaduras sangrientas y de dolor. Entramos en el nuevo milenio y vimos masacres terribles, en Nueva York, en Madrid, en Oriente Medio, ahora en París. ¿Dónde está la razón? ¿Qué fue de las ideas ilustradas, de la tolerancia y del librepensamiento? Triste, amigo mío, muy triste.
      Pero no sé que pensar, quizás, como asegura un opinante, el conjunto de las atrocidades abre las puertas a un sinnúmero de oportunidades, y quizás como dice este mismo opinante el problema soy yo. No lo sé, por esto me pongo a reflexionar.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Benvolgut, Tal com ho exposes a molts així mateix també ens ho sembla. Però no tot pot estar perdut. Els renaixements també existeixen malgrat saber que abans s'ha d'haver tocat fons; i els humans sembla que no aprenem de la història; torna a haver-hi combinacions humanes que fan oscil•lar els aparents equilibris (però és que hi ha massa injustícia i la història humana va plena de greuges). Només et desitjo que les teves reflexions ens arribin de nou passat el temps necessari. Jo també em prendré un temps de descans i de reflexió perquè m'operen els ulls. Espero poder continuar llegint el que ens puguis aportar de nou. Una abraçada, M. Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga M. Pilar, probablement no tot estigui perdut. Jo, però tinc poques esperances i crec que pot arribar un reneixement, però no crec que sigui abans de set-cents anys, crec que un cop tocat fons, l'home encara és capaç d'anar excavant i viuere misirablement en el subsól on les oscil.lacions i la llum del sol no hi arriba. Espero que l'operació d'ulls et vagi molt bé, que no sigui res, confiem en la tècnica i en les bones mans dels metges.
      Salut

      Eliminar
  16. Si sirviera como al menos vínculo solidario esta plana impecable de denunció, con ello nos quedaríamos y aun nos daríamos por satisfechos.
    Pero es alta, muy alta la impotencia y el sentimiento de que todo no es sino fracaso absoluto, Francesc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga P MPilaR, son unos días de reflexión.
      El sentimiento de fracaso sólo produce un dolor o una angustia cuando uno ha creído alguna vez que este corralillo donde vivimos tiene arreglo, pero en mi caso no he creído nunca que esto se vaya a arreglar jamás. Tengo asumido, ya desde que aprendí a resolver ecuaciones con integrales, que esto no lo arregla ni el "papus". Estoy convencido que todo lo que tengo me lo quitarán, que los niños serán cada vez más malos, que las relaciones entre los seres humanos van empeorando de forma natural, soy consciente de que cada vez comemos peor y que la educación está por los suelos. No tengo ningún sentimiento de impotencia porque nunca he pretendido arreglar el mundo, sólo he procurado proyectar edificios sólidos y de manera que no entren humedades, diseñar espacios donde quepan las cosas y que sean funcionales.
      Salud

      Eliminar
    2. Ah, Francesa: olvidé decir que la impotencia no esconde la bondad de los individuos y su obra!
      Sigue, pues, construyendo sólidamente. Seguro que alguien en el futuro reconocerá tu labor!!
      Abrazo grande.
      El año se nos va extinguiendo...

      Eliminar
    3. Querida P MPilaR, ahora a esperar que el 2016 sea soportable, que no nos quiten más de los esperado, que los que mandan no manden demasiado, que comamos con tranquilidad, que los transportes públicos no se estropeen, que la enseñanza sea buena y laica, que la escuela no sea un lugar de mágia y de creencias esotéricas y que los enseñantes digan a los niños que para aprender deben esforzarse, que las aulas universitarias no sean un parque infantil, que los médicos curen y que la medicina llegue a todos, que las leyes sean justas.
      Te deseo que tengas un 2016 lleno de felicidad.

      Eliminar
  17. Muy bien, Francesc, de vez en cuando hay que retirarse a recargar las pilas. A tener en cuenta que las pilas que usamos ahora son de litio. Esto significa que con una pequeña recarga volvemos a estar operativos y no hace falta retirarse a la contemplativa el resto de la vida. Además también hay pilas que se recargan con la acción, dinamos o similares, y muchas cosas más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Ceferino, ahora que el otoño se acaba, no va mal parar un momento, comerse unas castañas o tomar un café con los amigos, Ya sabes, dispuesto como siempre a echar unas risas, porque soy capaz de hacer dos cosas a la vez: reflexionar y reir.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. No habrá nadie incapaz de entender tus razones, Francesc, que, creo, todos suscribimos, y el desánimo, la indignación, la repugnancia, y..

    Pero espero que vuelvas, cuando sea. Tendrás más tiempo ahora para disfrutar de la amistad y otros placeres.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo El transcriptor, yo también pensaba que cualquiera podría suscribir las razones que expongo, pero me encuentro quien opina que muchas veces el mal reside en quien hace las listas, Es todo muy raro, amigo Pedro, espero volver pronto, las reflexiones tampoco conviene se se alarguen demasiado, corren el peligro de convertirse en un soliloquio de sombras.
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Vuelva cuando lo desee, aquí estaremos esperándole.

    Un saludo.

    Andri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Andri, ahora me tomo unos días de reflexión, una parada de la actividad en el blog para poner en orden papeles e ideas. Casi siempre estos días de reflexión me sirven para ir echando a la papelera muchos escritos, borrar, limpiar, deshacerme de papeles, se trata de aligerar.
      Salud

      Eliminar
  20. Amigo Francesc, muy bien esa forma de renovar, que no siempre es adquirir y amontonar, sino vaciar y simplificar. Será bueno pasear por el parque y dormir mejor, nos hace falta luz solar y senderos naturales.
    No hay forma de endulzar este panorama, pero resulta que cada vez que me atrevo a escribir algo parecido a lo que tú has dicho, viene alguien y me hace el siguiente comentario: "lamento que usted no sea feliz", tal vez quien lo dice no se ha dado cuenta de que el buque que nos lleva a todos, navega con el viento en contra mientras el pasaje vomita.
    Bonita la foto que encabeza esta entrada y que demuestra tu buen talante.
    Salud, alegres fiestas y Buen año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Loli, me alegra mucho tu visita. No va mal pararse un poco y reflexionar, el buen humor me acompaña, pero de eso se trata de parar, observar, prescindir de lo innecesario y si puede ser dormir mejor y disfrutar de la naturaleza. En efecto, todos vamos en el mismo barco, no me atrevo a decir que el barco va a la deriva, en todo caso siempre nos queda la capacidad que tenemos de observar el horizonte desde la cubierta del barco y si la tormenta se acerca nos refugiamos en el camarote del amor y la belleza, "e la nave va".
      Te deseo que pases una fiestas muy felices y que el año 2016 te resulte mejor de lo que puedas imaginar.

      Eliminar
  21. Que este nuevo año que ya esta en puertas venga con mejores soluciones, estimado Francesc

    ¡FELIZ AÑO 2016!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Bertha, te deseo que tengas un 2016 muy feliz.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar