martes, 27 de noviembre de 2012

Personajes de espalda


La luna saliendo a la orilla del mar (1822)
Caspar David Friedrich

Los personajes que pintó Caspar David Friedrich miraban el mar embravecido o lanzaban su mirada hacia un horizonte lejano. Desde lo alto de un acantilado aspiraban las brumas del norte y daban la espalda al espectador.

El caminante romántico -der Wanderer- vagaba hacia un lugar recóndito donde el amor o la belleza  acogían y redimían. Tales eran los ideales del Romanticismo que, con los pies sobre un suelo helado, se heló.

Nuestro caminante de hoy, más apresurado, no se detiene al borde del acantilado, no vaga hacia ningún lugar porque cree haber llegado. La voz de Hölderlin se pierde en la lontananza.
 
Acantilados blancos en Rügen (1818) 
Caspar David Friedrich

Mitad de mi vida

Con peras amarillas pende
y llena de silvestres rosas
la tierra sobre el lago;
vosotros adorables cisnes
y ebrios de besos
hundís vuestras cabezas
en la sagrada sobriedad del agua.

Ay de mí, en el invierno,
¿dónde coger las flores, dónde
el resplandor del sol
y las sombras de la tierra?

Los muros se yerguen
mudos y fríos, en el viento
restallan las banderas.

Friedrich Hölderlin  
versión de Norberto Sivetti
 
 Der Wanderer über dem Nebelmeer. 
El caminante sobre el mar de nubes 
Caspar David Friedrich

10 comentarios:

  1. te entiendo, pero no te comprendo, y se, me pierdo algo bueno...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Miquel, seguro que no te pierdes nada, los románticos quedaron entre las nieblas.
      Salud

      Eliminar
  2. Ese caminante sobre un mar de nubes... Siempre me recuerda a Lord Byron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salmandrágora. Perfectamente lógico pues Byron era otro romántico empedernido.
      Salud

      Eliminar
  3. el romanticismo solo es posible en un mundo imaginario, hoy paga más hablar de mercado, de dietas para adelgazar o de fútbol
    .
    salut amic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi admirado poeta Omar, aquel romanticismo se embelesó con el amor y la belleza. Ahora la cosa es muy distinta, ni siquiera interesa el rigor del soneto.
      Salud

      Eliminar
  4. Un pintor que, precisamente ahora, debería estar redivivo para echar unos cuantos jirones de niebla a un paisaje afeado por la estupidez.
    Inspiradas pinturas, quizás por ese tono onírico y la sutil atmósfera de las escenas, un poco fuera de este mundo.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amaltea, la atmósfera de Friedrich, aun siendo espesa, inspiraba más confianza que el aire irrespirable que nos toca respirar.
      Salud

      Eliminar
  5. El hombre frente a la grandiosidad de la naturaleza.
    Me gusta mucho este artista, en mi época de estudiante (BB.AA.) teníamos un profesor magnifico en historia del arte, y cuando llegamos a la época del neoclasicismo y romanticismo, solapó el tema en uno y lo presentó como las posibles soluciones en una misma época, fue impresionante.
    Friedrich, presenta al hombre como algo frágil y débil frente a esa naturaleza grandiosa. Esta sensación también me la trasmite Giacometti, sin ser romántico.
    Que idea mas equivocada que se tiene del romanticismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí amigo, Friedrich es un gran artista, supo expresar el sentido de toda una época. En cuanto al término "romanticismo" nos encontramos con una confusión del sentido de la palabra que evidencia la incultura general.
      Salud

      Eliminar