viernes, 9 de noviembre de 2012

Dafnis y Cloe


Dafnis y Cloe.  Marc Chagall

Maurice Ravel se desvelaba, le costaba conciliar el sueño pensando en los acordes.  El ballet Dafnis y Cloe supuso un gran esfuerzo de composición. Le entusiasmaba, sin embargo, la oportunidad de componer una obra para los Ballets Rusos de Diaghilev.

La inquietud iba en aumento a medida que la composición progresaba lentamente, se le alargaba demasiado. Por fin se pudo estrenar en 1912, después de más de dos años de lucha ante un pentagrama que se le resistía.

El ballet no fue considerado más que de aprobado justito, pero la música enseguida se convirtió en “un clásico”.  El propio Ravel consideró que la partitura constituía “una gran sinfonía” que él mismo calificó de “fresco musical”.

Maurice Ravel mezcla drama y humor. Hay en la composición elementos trágicos junto a risas grotescas, resolviéndolo todo en una atmósfera elegantísima.

Nunca me ha gustado calificar la obra de este compositor como de Impresionismo musical. Su estética la encuentro más cercana al Art Nouveau, pero en su Dafnis encontramos gamas de color impresionistas e incluso fauves. En la tercera parte hay una evocación del amanecer con brumas delicuescentes que parecen absorber los sonidos que lentamente nos van introduciendo los violines, y poco a poco se produce un resplandor que recuerda algunas pinturas exaltadas de Monet.  Aquella niebla y estos resplandores nos conducen a la bacanal desenfrenada que cierra la obra.

8 comentarios:

  1. Esta evocación sinfónica de la Grecia Antigua. La crítica, considera que es la obra más monumental de Ravel.

    No cabe duda que le sirvió de mucho ser un gran seguidor del Eclecticismo.

    El famoso "Bolero" nos lo demuestra con ese corte tan español

    Art Noveau:bella época!

    Chagall: en esta obra no refleja su lado Fauvista.Ya que le gustaba tanto el colorismo de rojos, azules intensos y el blanco roto que sale por doquier era imprescindible que estuviera siempre.

    Un saludo Francesc.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Bertha, a mi modo de ver, Dafnis y Cloe es quizás la obra más importante de Ravel, presenta un cuidado exquisito de cada frase musical que es una delicia. Siempre insisto en la vinculación de Ravel con el Art Nouveau, el Modernismo, incluso con la Sezession.
      Sí, coincido contigo en cuanto a la obra de Chagall.
      Salud

      Eliminar
  2. Y aquí si que me coges en marcha corta. Yo no estoy preparado para la música clásica. Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miquel esta obra de Ravel, es una auténtica maravilla.
      Salud

      Eliminar
  3. Yo, como Miquel, tampoco entiendo... Intentaré escucharla, prometido.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Espléndida entrada, Francesc. Chagall, y en particular la obra que has elegido, armoniza a la perfección con la atmósfera artística de esa época.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amaltea, Chagall crea una atmosfera por donde flotan los personajes y esto me recuerda la obra de Ravel, maestro en la creación de atmósferas sonoras donde se desarrollan melodías muy elaboradas, preciosas ensoñaciones. La flauta es protagonista de muchas de estas melodías, es recomendable Trois poèmes de Stéphane Mallarmé para voz media y conjunto de cámara (flautín, 2 flautas, clarinete, clarinete bajo, 2 violines, alto, cello y piano).
      salud

      Eliminar